5 de febrero del 2015 00:00

Los cinco principales errores que pueden ocasionar fugas de gas

Pifo explosión

La madrugada del 4 de febrero se registró una explosión en Pifo. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Quito

Los ladrillos, muebles y pedazos de techo quedaron derrumbados sobre la vereda. Todo se vino abajo. La explosión de un tanque de gas destruyó completamente un local comercial y afectó a dos viviendas ubicadas en Pifo. El incidente ocurrió a la 01:40, de este 4 de febrero, afortunadamente no hubo víctimas.

El caso no es aislado. Cristian Rivera, titular del COE Metropolitano, señaló que en lo que va del año han atendido al menos unos tres incidentes relacionados con fuga de gas. Hasta diciembre del año pasado, el Cuerpo de Bomberos atendió 144 casos relacionados con fugas o explosiones de gas doméstico y cuatro emergencias por sistemas centralizados.

Este tipo de incidentes son más frecuentes de lo que se piensa. Según el Cuerpo de Bomberos, las principales causas de incendios estructurales investigados en el Distrito son por daños en el sistema eléctrico, fugas GLP y chispas generadas por trabajos en caliente.

Pero, ¿cuáles son las principales fallas que originan este tipo de eventualidades? El COE y el Cuerpo de Bomberos identifican cinco, en las cuales la imprudencia y la falta de previsión son una constante.

1. Las personas no revisan periódicamente el sistema de gas de sus casas o locales. Usualmente, van a dormir o abandonan el lugar sin verificar que todas las hornillas estén cerradas correctamente. Se debe hacer una inspección con profesionales, al menos dos veces al año, es decir cada seis meses.

2. El mal estado de las mangueras o tuberías que conducen el fluido es común, por lo que se producen problemas a nivel de empaque en la válvula del tanque.. Las personas deben revisar que la cocina y las conexiones estén en buenas condiciones. Una buena opción es mezclar agua con detergente y colocar el líquido sobre cada parte del sistema para verificar que no haya fugas. Si llegasen a aparecer burbujas significa que el gas está escapando y sería necesario llamar a un especialista. Este tipo de problemas también son frecuentes por un mal procedimiento en la conexión de la manguera con el regulador y la cocina.

3. Hay quienes aún conservan los tanques de gas en el interior de las viviendas, incluso junto a la cocina, pese a que la recomendación del Cuerpo de Bomberos es colocarlo en el exterior, o en una zona bien ventilada. Sin embargo, aún si el dispositivo está en el patio, se debe realizar un control frecuente porque este tipo de problemas también pueden surgir por acción indirecta de roedores o ciertos animales que destruyen las mangueras.

4. El descuido de las personas mientras cocinan es también otra de las razones para que ocurran accidentes, en especial cuando se derrama líquidos sobre las hornillas y se apagan las llamas. Nunca se debe dejar encendida la cocina si se va a salir de la vivienda. Otra de las recomendaciones de las unidades de emergencia es no colocar pesos sobre el regulador del tanque de gas o trabajar con un cilindro invertido.

5. Muchas personas no saben cómo reaccionar frente a la fuga de gas. Lo principal es abrir puertas y ventanas, abandonar el lugar y cerrar las llaves en los principales puntos de conducción. No se debe prender luces, activar electrodomésticos ni realizar llamadas por teléfono celular. Inmediatamente se debe llamar al 911.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)