7 de mayo de 2016 13:10

La prevención se intensifica en la Sierra Centro por rebrote del AH1N1

La llegada de los pacientes que presentan síntomas gripales aumentaron en los centros de salud de la Sierra Centro. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

La llegada de los pacientes que presentan síntomas gripales aumentaron en los centros de salud de la Sierra Centro. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Cristina Márquez
Redactora (I)

No automedicarse, guardar reposo y evitar acudir a eventos masivos son las recomendaciones del Ministerio de Salud para las personas enfermas con resfriados comunes. En Tungurahua y Chimborazo, dos provincias de la Sierra Centro del Ecuador, siete personas murieron a causa de la gripe AH1N1.

Además, en una semana, el número de casos de personas con ese virus se incrementó de 26 a 33 casos. Por eso, las autoridades decidieron activar el plan de contingencia para prevenir más contagios y evitar más fallecimientos en la región.

El virus AH1N1, causa un tipo de influenza también conocida como gripe porcina. Apareció en el Ecuador en el 2009, hubo en brote en el 2013 y nuevamente se activó debido a los cambios bruscos de clima del invierno.

“Es un virus de baja morbilidad, pero el cuadro clínico se complica cuando los pacientes no acuden a tiempo a la revisión médica o cuando padecen enfermedades crónicas como la diabetes”, explica Cristian Silva, funcionario del Ministerio de Salud Pública.

Según las proyecciones de esta cartera de Estado, en el invierno el 40% de la población de la región se pudiera enfermar de influenza en el invierno. Por eso, se instalaron salas de triaje en los cuatro hospitales de Riobamba, donde se registró el mayor número de casos, y en todas las cabeceras cantonales de Cotopaxi, Tungurahua, Pastaza y Chimborazo.

Para acudir a las salas de triaje no es necesario solicitar un turno con anterioridad y se consideran prioritarios los pacientes entre 0 y 5 años, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas, pues a esos grupos se les declaró vulnerables.

Los pacientes infectados con el virus AH1N1 recibirán un tratamiento a base de oseltamivir y serán aislados en espacios destinados para la atención diferenciada. “La mayoría de pacientes ya fue dada de alta y se recuperan en siete días”, explica Silva.

El Ministerio de Salud también iniciará una campaña para evitar la automedicación en la que no se descarta realizar operativos a las farmacias locales para evitar la venta de productos antigripales sin receta. En Riobamba, un joven de 26 años infectado con AH1N1 falleció por la ingesta de antigripales.

“Los medicamentos sin receta confunden los síntomas típicos de la gripe y resulta difícil para el médico descubrir el virus. Es sumamente peligroso hacerlo. Por eso le pedimos a la gente, que aunque padezca un resfriado que parece ser común acuda a los puntos de atención diferenciada”, dice Fernando Vaca, coordinador de la unidad de Promoción para la Salud.

La campaña que emprendió esta entidad empezó a tener resultado y el número de pacientes en las salas de triaje se incrementó. En los centros de salud se atienden a diario entre 30 y 35 pacientes y la concurrencia se incrementa en los fines de semana.

Mayra Delgado acudió el viernes pasado con sus dos hijos de tres y cinco años. Según cuenta, los pequeños empezaron a sentirse mal el jueves, tenían dolor de cabeza y temperatura. “Escuché que los niños son más propensos a enfermarse por eso decidí venir inmediatamente”, cuenta su madre.

Una recién nacida de 10 meses no corrió con la misma suerte. La pequeña falleció la semana pasada a causa una infección respiratoria aguda, causada por el virus.

Los síntomas de la gripe porcina son similares a los de un resfriado común. El virus causa malestar general y fiebre superior a los 48 grados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)