13 de julio de 2014 00:00

El costo del Metro de Quito, abajo del promedio

En la estación El Labrador parte del túnel está cubierta con concreto. Foto: Vicente Costales / El Comercio

En la estación El Labrador parte del túnel está cubierta con concreto. Foto: Vicente Costales / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 42
Triste 3
Indiferente 15
Sorprendido 11
Contento 0
Mayra Pacheco.  Redactora

Las cuatro propuestas económicas para la construcción del túnel, paradas e instalaciones del Metro de Quito (fase 2.1) superaron el costo total, presupuestado en la administración anterior: USD 1 504 millones.

Las ofertas de OHL-ICA, Dragados OAS Hyundai Construction, Ansaldo Impregilo Herdoiza Crespo y Odebrecht Acciona develaron que para emprender proyectos de transporte subterráneo se requieren más recursos económicos.

Los consorcios calificados plantearon precios que oscilan entre los USD 1 777 y 2 183 millones. En estos montos no se incluye el material rodante (vagones y rieles) ni los USD 100 millones invertidos ya en los estudios y las estaciones multimodales de La Magdalena, en el sur; y El Labrador, en el norte. Con todos estos valores incluidos, el proyecto ascendería hasta 2 934 millones, tomando en cuenta la oferta más alta.

Esta última cifra se acerca a la planteada por tres de cinco ciudades de la región que actualmente apuestan a la construcción o ampliación de este medio de transportación.

En Bogotá se destinarán USD 3 000 millones para un trazado de 27 kilómetros; en Lima 5 270 millones para 34 km; en Santiago de Chile son 2 760 millones en 37 kilómetros.

Para trazados menores, como el de Panamá (13,7 km), requieren de USD 1 890 millones y en Fortaleza con 14,2 de longitud están presupuestados 1 480 millones. En estas ciudades el valor promedio del kilómetro de Metro construido es de 130 millones. En Quito es de 68 millones y tiene 22 km.

Ante esta realidad, César Arias, consultor en Planificación del Transporte, consideró que el presupuesto total para la construcción del Metro en Quito resultó “muy optimista”. Mencionó que las cotizaciones para este sistema se hacen con precios establecidos internacionalmente.

Tomando en cuenta estos parámetros, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el informe América Latina y el Caribe en 2025, plantea que en los próximos 11 años se invertirán alrededor de USD 40 000 millones, en la región, para construir o expandir casi 20 proyectos de metros.

Entre estos se encuentran la ampliación de las líneas (tramos) en Sao Paulo, Buenos Aires, Ciudad de México y, la construcción de nuevas líneas, en Santiago de Chile, Ciudad de Panamá y Quito. El proyecto que se emprende en esta última ciudad se inició en el 2013 para conectar a los usuarios desde Quitumbe hasta El Labrador en 40 minutos. La meta es movilizar a 400 000 pasajeros por día. En el sistema de transportación metropolitano viajan 705 268.

La alta demanda de estos sistemas hace que en las ciudades con alta concentración demográfica (más de dos millones de habitantes) se apueste porel Metro. En Quito, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), viven
2 239 191 personas. Es la segunda urbe más poblada del país. La primera es Guayaquil: 2 350 915.

Jorge Clemente, consultor de la Unidad de Servicios de Infraestructura de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), señaló en el informe ‘Situación actual de los metros y ferrocarriles de América Latina’ que desde la década de los 70, unas 25 ciudades han implementado el Metro.

La decisión de hacerlo se fundamenta en seis motivaciones: concentración demográfica alta, demanda de infraestructuras amigables con el ambiente, inversión en tecnología limpia, incremento del tiempo para el esparcimiento, mejoras en los tiempos de viaje y para descongestionar las redes viales. En Quito, el parque automotor es de 463 000 carros.

Fernando Carrión, máster en Desarrollo Urbano, mencionó que si bien en los últimos años se evidencia una tendencia fuerte a la construcción de metros en América Latina, en Quito el trazado no es adecuado. Tiene la forma de zigzag, va del este al oeste.
Por ello, recomendó hacer nuevos estudios para analizar la factibilidad del proyecto. Él dijo que luego de la presentación de las ofertas de la fase 2.1, el Metro resulta inviable.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)