9 de enero de 2015 06:43

Presuntos autores del tiroteo en Charlie Hebdo están atrincherados con un rehén en una fábrica 

Agentes de policía crean un cordón de seguridad alrededor de una zona industrial en Dammartin-en-Goele (noreste de París), donde los presuntos autores de la masacre de Charlie Hebdo, los hermanos Kouach, podrían haber tomado rehenes en una de las empresas

Agentes de policía crean un cordón de seguridad alrededor de una zona industrial en Dammartin-en-Goele (noreste de París), donde los presuntos autores de la masacre de Charlie Hebdo, los hermanos Kouach, podrían haber tomado rehenes en una de las empresas, hoy, 9 de enero de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia AFP

Los dos presuntos autores de la matanza de Charlie Hebdo se atrincheraron este viernes, 9 de enero del 2015, con un rehén en una empresa a 40 kilómetros al noreste de París, tras una dramática persecución y un tiroteo con las fuerzas de seguridad, indicaron fuentes policiales.

Las fuerzas del orden perseguían a los dos sospechosos del atentado que el miércoles dejó 12 muertos y este viernes se produjo un tiroteo en una carretera al noreste de la capital, en la zona donde eran buscados intensamente desde el jueves, según fuentes policiales.

Los dos sospechosos fuertemente armados se desplazaron en un automóvil Peugeot 206 robado unos pocos kilómetros más al norte a una mujer que dijo haberlos reconocido.

Tras el tiroteo, que no dejó víctimas, se produjo la toma de un rehén en la empresa de Dammartin-en-Goële, una localidad de unos 8.500 habitantes a unos 40 km de París, no lejos del aeropuerto Charles De Gaulle, que decidió modificar sus planes de vuelo de sus aviones por cuestiones de seguridad.

Las fuerzas de élite de la policía y la gendarmería francesas (RAID y GIGN) buscaron toda la noche a los dos hermanos Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, sospechosos de la la matanza en la sede de Charlie Hebdo.

El ataque perpetrado en pleno París con armas de guerra conmocionó al país y al mundo por el nivel de violencia pero no impedirá la publicación de un nuevo número el próximo miércoles con una tirada de un millón de ejemplares.

En Washington, responsables estadounidenses revelaron que los dos hermanos franceses de origen argelino figuraban desde hace años en la lista negra norteamericana de terroristas, y que Said Kouachi recibió entrenamiento de armas en Yemen.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se felicitó de los atentados y los islamistas shebab somalíes lo calificaron de “heroico”.

Reconocidos en una gasolinera 

Los dos hermanos -el menor, Cherif Kouachi, fichado por los servicios antiterroristas franceses- fueron reconocidos el jueves por el encargado de una gasolinera cerca de Villers-Cotterêts, una pequeña localidad de la región de Picardía.

Según las cámaras de videovigilancia iban sin pasamontañas y llevaban en el coche fusiles de asalto kalashnikov y un lanzacohetes.

La pista del terrorismo islámico, privilegiada al confirmarse que los asesinos gritaron “Allahu Akbar” ("Alá es grande") , se vio reforzada por el descubrimiento de una bandera yihadista en el coche abandonado el miércoles por los sospechosos en París.

Nueve personas del entorno de los dos prófugos fueron detenidas, anunció el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve.

Su hermano Cherif fue condenado en 2008 como integrante de una red de envío de combatientes a la rama iraquí de Al Qaida.

Ambos figuran en las bases de datos estadounidenses de personas sospechosas de terrorismo, incluyendo la conocida “No Fly List” que conlleva la prohibición de tomar vuelos con salida o destino en Estados Unidos.

Además, el mayor, Said, pasó “unos meses" en Yemen en 2011 entrenándose en el manejo de armas con un miembro de Al Qaida, antes de regresar a Francia, indicó otro alto responsable estadounidense.

Tensión extrema

El clima de extrema tensión en Francia desde el atentado se intensificó al producirse un tiroteo la mañana del jueves en Montrouge, un municipio al lado de París.

Una joven policía en prácticas murió y un empleado municipal resultó herido. Una fuente cercana a la investigación anunció el viernes que la policía había identificado a un sospechoso y que dos personas de su entorno habían sido detenidas.

El ministro del Interior Manuel Vall aclaró el viernes que Francia “está en guerra contra el terrorismo, no contra una religión” .

Una atmósfera de recogimiento y duelo nacional prevalecía en Francia al día siguiente del atentado que diezmó el equipo de una publicación emblemática de la libertad de expresión y la irreverencia.

Todo el país mantuvo un minuto de silencio el jueves al mediodía y por la noche la iluminación de la Torre Eiffel se apagó temporalmente.

Los representantes del islam en Francia instaron a sus fieles a “ participar de forma masiva en la manifestación nacional ” en memoria de las víctimas prevista el domingo en París.

El presidente François Hollande multiplicó las reuniones con los dirigentes políticos, invitados a esa “ marcha republicana ” .

Por su parte el presidente estadounidense, Barack Obama, acudió el jueves a la Embajada de Francia en Washington para rendir homenaje a las víctimas del ataque y firmar el libro de condolencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)