13 de diciembre de 2015 14:17

Presidente de Costa Rica pedirá a Cuba ayuda para resolver crisis inmigrantes

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, confía en que la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos ayude a solucionar la crisis de los cubanos que salen de la isla. Foto: EFE

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, hablará con su homólogo cubano sobre la crisis de los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia EFE

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, pedirá a su homólogo cubano, Raúl Castro, que interceda para que Nicaragua permita el paso por su frontera de unos 6 000 emigrantes procedentes del país caribeño que se hallan varados en territorio costarricense.

Así lo señaló hoy, 13 de diciembre del 2015, en una entrevista que concedió a la cadena hispana Univision, poco antes de emprender una visita oficial de dos días a Cuba, que se iniciará mañana, para consolidar los vínculos bilaterales y abordar la crisis de los inmigrantes cubanos atascados en Costa Rica.

Solís señaló que la negativa de Nicaragua de permitirles a los emigrantes el paso por su territorio, aduciendo riesgos para su seguridad y soberanía, es "absolutamente injustificada. Créame que no hay ninguna intención del Gobierno de Costa Rica de crearle una crisis al Gobierno de Nicaragua, estos migrantes no se van a quedar" en ese país, indicó el mandatario en entrevista con el periodista Jorge Ramos, del programa Al Punto.

Tras reiterar que Costa Rica no deportará a los cubanos, Solís reiteró que no ayuda el hecho de que Guatemala y Belice no accedan a abrir un puente aéreo que permita trasladarlos hacia México en su ruta hacia Estados Unidos, país cuyas leyes migratorias ofrece a estos inmigrantes "condiciones migratorias favorables".

"Este es un tema de naturaleza regional, que tiene que ser atendido regionalmente y alude principalmente a materia de derechos humanos", afirmó el presidente, quien recordó su compromiso con los inmigrantes en "no forzar un retorno a su país de origen si este no es deseado".

Solís insistió en que la salida a esta crisis debe ser diplomática y, en ese sentido, señaló que la militarización que se ha producido en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua no solo es "contraproducente" sino "absolutamente injustificada".

El presidente rememoró que la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya (Países Bajos), emitirá el próximo miércoles una sentencia sobre el litigio que ambos países mantienen por su frontera común, la cual aguardan "con mucha serenidad y positivismo" dado que estiman les "asiste la razón".

"El territorio costarricense fue invadido por Nicaragua y esperamos que la Corte así lo ratifique", manifestó Solís, quien, no obstante, añadió que su Gobierno "respetará escrupulosamente" la sentencia que el Tribunal Internacional de Justicia dicte, y esperan que Nicaragua haga lo mismo, "por la paz de Centroamérica. Las decisiones de un tribunal internacional se acatan, no se discuten", insistió Solís.

Los mandatarios de Costa Rica y Cuba abordarán el tema de la crisis de los inmigrantes en una reunión privada mañana y en una ampliada a ministros el martes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)