15 de marzo de 2018 13:29

¿Sabe quién es la presidenta de la Corte de Justicia? Conozca su perfil humano

Paulina Aguirre trabaja en la Función Judicial desde 1989. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Paulina Aguirre trabaja en la Función Judicial desde 1989. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 12
Sorprendido 2
Contento 24
Sara Ortiz

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con dos maletas y con un niño de tres años en los brazos. Así llegó Paulina Aguirre a Quito. Era julio de 1987 y la joven lojana se había graduado cinco meses antes de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Loja.

Con 29 años y sola en la capital, Aguirre alquiló un departamento pequeño en el sector de El Batán y dejó a su único hijo en una guardería para trabajar en el departamento Jurídico del Ministerio de Obras Públicas.

"Fue muy duró para mi hijo y mi madre. Él se quedaba con su abuela y ella prácticamente lo cuidaba mientras yo trabajaba y estudiaba en Loja", dice.

Han pasado 30 años y ahora Aguirre reconoce que el mayor sacrificio que hizo para llegar a ser primera mujer en presidir la Corte Nacional de Justicia desde su creación, hace 188 años, fue no haber pasado suficiente tiempo con su hijo. Él ahora de 33 años, es diseñador gráfico y padre de dos niños de 10 y 5 años.

Aquel viaje a Quito fue el inicio de su carrera judicial. En Loja había trabajado de secretaria en Predesur con el actual alcalde de Loja, Bolívar Castillo, apenas se había graduado de bachiller. Como universitaria trabajó en el despacho de su papá, Gustavo Aguirre, un reconocido jurista y profesor universitario. Ya graduada fue secretaria del juzgado de caminos del Ministerio de Obras Públicas.

Aguirre proviene de una familia de abogados lojanos. Su padre fue especialista en temas jurídicos del área civil. Su abuelo Baltazar Aguirre Ruiz y su tío, fueron jueces y presidentes de la Corte Superior de Loja.

Su familia nunca la presionó para que sea abogada. De hecho, la joven primero estudió Administración de Empresas, pero cuando cursaba el primer año recibió clases de Derecho Laboral y sintió que las leyes eran su vocación.

Así fue como la jurista terminó en una de las clases de su padre. "Él me enseñó Derecho Civil, como quién enseña a un niño a comer", dice.

Aguirre recuerda que su padre fue más estricto con ella que con el resto de los alumnos. Siempre le tomaba una lección oral y cuando ella se sentaba en las últimas filas, la llamaba cariñosamente: "Paulinita, tú tienes que estar donde te vea".

La inesperada muerte de su padre, por un infarto al corazón, ocurrió antes de que terminara sus estudios. Pero en la graduación, todos sus profesores y colegas de su papá, le recordaron a Aguirre que ahora se ella debía demostrar "su amor a las leyes".

“Ya tengo quien me ayude y quién me represente”, le dijo su madre el momento que le colocaba el birrete sobre la cabeza. A Aguirre, la mayor de ocho hijos, esas palabras se quedaron grabadas.

Desde la muerte de su papá, Aguirre se convirtió en una figura de autoridad en su familia.

“No brindo solo por la hermana, sino por el padre”, le dijo uno de sus hermanos tras enterarse que los 21 jueces nacionales, en unanimidad, la escogieron Presidenta.

En el Ministerio de Obras Públicas estuvo dos años, hasta 1989 y luego pasó a la Fundación Judicial.

Su primer cargo fue secretaria Relatora de la Segunda Sala de la Corte Superior de Quito (ahora Corte Provincial) y después pasó a ser secretaria de la Presidencia en la misma Corte.

En ese puesto se encargaba de recoger versiones y preparar los documentos de los juicios. Uno de los casos que tramitó fue la desaparición de los hermanos Restrepo.

Ramiro Román, abogado de la familia Restrepo, la recuerda como una "jurista dedicada". "Usábamos las máquinas de escribir. Entonces si se equivocaba en una letra ella volvía redactar la página entera. Era muy prefeccionista y ordenada", dice Román.

Aguirre recuerda que ese caso fue especialmente exigente y que se quedaba hasta la media noche receptando las versiones de los sospechosos y testigos, mientras a su hijo lo cuidaban amigas o familiares.

Cuando Aguirre llegó a Quito su objetivo era ser jueza. En 1992 lo logró. Primero se encargó de un juzgado de inquilinato y un año después fue al área Laboral. En el 2007 pasó a la Corte Provincial de Pichincha y fue jueza de la Niñez y Laboral y estuvo cuatro años allí.

Para la jurista, dirigir ese despacho fue emocionalmente fuerte. Resolvía temas sobre demandas de alimentos, paternidad, violaciones a los derechos de los niños y de los trabajadores. "Uno tiene que guardar los impactos en el corazón y debe ser equilibrada y resolver lo que es justo", dice. Como madre, se identificó algunas veces con los casos que llevaba, pues a ella también le tocó cuidar sola de su hijo.

Pablo Ruiz, sobrino de la jurista, señala que en ese tiempo su tía trabajaba hasta noche y al mismo tiempo cursaba posgrados de Derecho.

Él cuenta que durante sus vacaciones escolares viajaba desde Loja con su abuela para visitar a su tía. Como el departamento de su tía era pequeño y solo habían dos habitaciones, él dormía con su primo y su tía y abuela compartían la misma cama.

Aún ahora, cuando la jueza visita a su madre tiene la costumbre de dormir con ella. "Siempre le preparan un cuarto, pero mi tía duerme con mi abuela. Así le gusta a ella".

Ruiz resalta de su tía su sencillez. Cuenta que a pesar de haber aumentado sus ingresos económicos conforme avanzaba en la carrera judicial, no ha comprado ninguna casa para ella. "Vive en un departamento, tal vez hasta más pequeño que el primero que tuvo. Ella ha usado el dinero para ayudar a su hijo y a su familia".

Hoja de Vida

Nació en Loja, el 29 de abril de 1958. Es divorciada, tiene un hijo y dos nietos.

Su experiencia


Llegó a la Corte Nacional de Justicia en el concurso del 2012 organizado por el Consejo de la Judicatura de Transición. Está en la Función Judicial desde 1989.

Su trayectoria

Es abogada y Licenciada en Ciencias Sociales, Políticas y Económicas, graduada en la Universidad Nacional de Loja; especialista Superior en Derecho Administrativo por la Universidad Andina Simón Bolívar, y magister en Derecho Procesal Mención Derecho Civil por la Universidad Tecnológica Indoamérica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (2)