28 de junio de 2016 07:42

Precandidatos ofrecen seguir el plan de paz

Debate: Las FARC podrían vincularse directamente en la política y hacer alianzas en Ecuador

Debate: Las FARC podrían vincularse directamente en la política y hacer alianzas en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 5
Mario Alexis González
politica@elcomercio.com

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acordaron el cese al fuego definitivo. Pero aún restan siete pasos y tres puntos en los que deben consensuar para firmar la paz definitiva en ese país.

En este proceso, y en la etapa posconflicto, la política jugará un papel determinante. No solo con lo que ocurra al interior de Colombia sino con los países limítrofes, como Ecuador. Santiago Basabe, docente de  Estudios Políticos de la Flacso, cree que se debe estar pendiente del escenario político en Colombia. Es decir, de qué forma cambia el panorama interno, puesto que algunas facciones de las FARC van a tener una vida política más directa.

Esto puede facilitar espacios para alianzas estratégicas con partidos de ideología de izquierda en Ecuador.

Además -agrega- va a ser ­ineludible que dentro de las plataformas de campaña se toque el tema. “Es fundamental para América Latina y más para Ecuador, por ser un país limítrofe. Se revelará el planteamiento ideológico real de los candidatos en el 2017”.

El experto cree que los aspirantes deben abordar el tema con delicadeza e ir avanzando, conforme se desarrolle el proceso de paz y se modifique el rol de las FARC hacia un escenario político. “Hay que tener cuidado parar que la campaña en Ecuador no pueda dificultar el proceso que está iniciando”.

EL COMERCIO consultó a cuatro precandidatos presidenciales, de diferentes tendencias políticas, sobre cómo actuarán en relación con esta problemática, de llegar a ser inquilinos de Carondelet.

Guillermo Lasso, líder de Creo, asegura que si gana las elecciones no dejará de “apoyar y respaldar los acuerdos de paz”. Considera que el diálogo es la mejor herramienta para fortalecer la democracia. “La paz tiene que ser sobrepuesta a cualquier otro interés. Todos aplaudimos los acuerdos de paz y siendo Colombia nuestro vecino, Ecuador se beneficia”.

Dalo Bucaram tiene otra lectura sobre lo que está ocurriendo en la frontera. El precandidato por Fuerza Ecuador sostiene que en su discurso electoral y como presidente, en caso de ser elegido, tomará el ejemplo colombiano como una lección para evitar este tipo de conflictos en el país.

“No podemos seguir viviendo una política de odio, en la que se hace que se enfrente el pueblo contra el pueblo”.

Según él, esa intolerancia política fue una de las causas que encendieron hace más de media década los conflictos internos en Colombia.

Enrique Ayala Mora, precandidato por la Alianza Nacional por el Cambio, espera que las repercusiones políticas para Ecuador, tras la firma de paz definitiva, sean bien aprovechadas por las autoridades. Asegura que Ecuador podrá invertir de mejor manera los recursos utilizados en cuidar la frontera norte.

Y comenta que los candidatos presidenciales deben abstenerse de inmiscuir en la campaña está temática, porque podría influir en el normal desarrollo del proceso.

Por su parte Washington Pesántez, de la Unión Ecuatoriana, mira el hecho desde lo económico. Considera que se debe crear una política en relación con los desplazados que surgirán con el rompimiento de las FARC. Para él, las personas que han vivido por varios años en la selva volverán a la ciudad y buscarán reinsertarse en la vida laboral en Colombia y en Ecuador.

La definición de las FARC


El Gobierno ecuatoriano, en varios pasajes, se ha resistido a tildar a las FARC de grupo terrorista, igual que Colombia. Ha hecho énfasis en que son grupos armados irregulares.

Lasso, de su lado, dice que prefiere no encasillar a las FARC con una denominación. Cree que el discurso del Presidente en ese sentido ha sido parte de su ideología. Y las FARC deben ser tratadas “bajo el precepto de la libertad de pensamiento y ayudar a que sus integrantes se reintegren a la vida normal. Bucaram, en cambio, dice que es “difícil” hacer este análisis, ya que este grupo inició con ideales claros, pero en el camino “cayeron en la violencia”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (9)