16 de agosto de 2017 00:00

Posición de Moreno en torno a Venezuela, aplaudida y criticada

La canciller María Fernanda Espinosa terminó ayer su primera visita oficial a Argentina. Foto: Cancillería

La canciller María Fernanda Espinosa terminó ayer su primera visita oficial a Argentina. Foto: Cancillería

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Adriana Noboa

En el Palacio de Najas, sede de la Cancillería en Quito, los funcionarios esperan el regreso de la ministra­ María Fernanda Espinosa, quien mantuvo hasta el martes, 15 de agosto del 2017, una visita oficial a Argentina.

Las primeras declaraciones del presidente Lenín Moreno sobre la situación en Venezuela generaron reacciones contrapuestas.

Para el actual embajador Itinerante y exembajador en Caracas, Ramón Torres, las palabras de Moreno “aluden a un objetivo importante de la política exterior: la no injerencia, la no intervención y la libre determinación”.

Aunque “evidentemente ponen su preocupación sobre la situación de los derechos humanos, que no solamente son objeto de la violencia de los organismos de seguridad, sino también de la oposición”, que afectan al pueblo.

El diplomático agregó que la aspiración del Ecuador es la paz democrática, a través del diálogo, para lo cual señaló que la Asamblea Constituyente puede jugar ese rol.

Lo mismo opina el legislador oficialista Esteban Melo. Un apoyo a la democracia venezolana reflejada en la Constituyente es clave, tal como lo estableció la Canciller en la última sesión de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba).

En caso de haber dudas, el asambleísta señaló que “habría que pedirle al Presidente que explique un poco mejor lo que expresó. La línea del Gobierno, en este momento, es el respeto y la no injerencia”.

Sin embargo, hay quienes lo toman como un cambio de dirección en la posición frente al Gobierno venezolano. Lilian Tintori, esposa de López y activista política, agradeció esa misma noche a Moreno.

A través de su cuenta de Twitter le dijo que “su apoyo y el de todo Ecuador es fundamental en estos momentos ­para Venezuela”.

Algunos actores de la oposición ecuatoriana también se sumaron, por la misma vía, a respaldar las palabras del Primer Mandatario. Magali Orellana, de Pachakutik, dijo que se esperaba ya su pronunciamiento y abogó porque no haya más muertes ni presos políticos en Venezuela.

Ramiro Aguilar, exlegislador y exaspirante a la Vicepresidencia por FE, habló incluso de la posibilidad de retirar al embajador acreditado en Caracas, Rafael Quintero.

A Diego Salgado, exlegislador de Creo, le cuesta creer en el discurso del Gobierno, pues dice que guarda coherencia con el discurso y actuaciones que ha tenido su representación diplomática.

“Su Canciller aplaude a la ‘democracia’ venezolana”, recordó Salgado, cuando hay 12 países de la región que han rechazado ese proceso. “¿Qué espera para sumarse? Si Lenín Moreno lamenta los muertos en Venezuela, ¿por qué Ecuador no estuvo en la reunión de cancilleres en Lima?”.

Este Diario intentó consultar al ministro de Relaciones Exteriores encargado, Rolando Suárez, sobre este tema. Pero el funcionario se excusó argumentando que tenía una ­reu­nión en agenda.

En la Cancillería informaron que no estaba previsto un pronunciamiento institucional al respecto. En la tarde sí hubo un comunicado, pero sobre otro tema: condolencias a Sierra Leona por las víctimas del alud ocurrido el lunes.

En la Embajada venezolana en Quito comentaron que estaban también a la espera, pero de una reacción de su Ministerio de Relaciones Exteriores. Ante la ausencia de la embajadora Carol Delgado, por motivos personales, no hay un representante en la Sede Diplomática que pueda emitir declaraciones.

Moreno reconoció el lunes un tema clave: la cantidad de presos políticos del Régimen chavista. Precisamente sobre este aspecto, la canciller Espinosa había sido siempre cauta en no emitir opiniones.

Sobre la última detención de los líderes opositores, Antonio Ledezma y Leopoldo López, el 2 de agosto pasado, Espinosa dijo: “nosotros no nos queremos pronunciar sobre decisiones que se toman al interior de Venezuela”.

Pero el Mandatario calificó de preocupante a la situación en Caracas. Y no ahondó en más detalles ni tampoco dio nombres. Moreno lamentó y rechazó las muertes durante las protestas que se han registrado, “por encima de cualquier postura ideológica o política”. Pero también expresó su respeto a la autodeterminación y a la no injerencia.

En esto coincide con el discurso que ha venido sosteniendo la Canciller en sus intervenciones dentro y fuera del país. Esto es el respeto a la soberanía y el respaldo al diálogo como solución a la crisis económica y política.

Las declaraciones de Moreno llegaron dos días después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijera que evalúa una posible intervención militar en Venezuela. Calificó la situación como “un desastre muy peligroso”.

Aunque el domingo su vicepresidente, Mike Pence, advirtió que no aceptarán “una dictadura” en el hemisferio, pero descartó la opción militar. Dijo que confía en que se encontrará una solución pacífica.

Desde la convocatoria a la Asamblea Constituyente, realizada por el Régimen, varios países se han pronunciado en contra, incluso como bloques regionales, como lo hicieron la Unión Europea y el Mercosur.

Entre los que critican el proceso están Argentina, Costa Rica, México, Perú, Panamá, Paraguay, Colombia, Estados Unidos, Alemania, España, Brasil, Chile, Guatemala. Algunos de ellos han advertido o aplicado sanciones.

En contexto

El Presidente abordó por primera vez la “preo­cu­­­­pante” situación de Venezuela en su informe de los lunes. La semana­ pasada, la Canciller participó en la cita de la Albay respaldó al gobierno de Nicolás Maduro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (4)