Yasunidos custodia las firmas que entrega hoy

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política 

El colectivo Yasunidos, que plantea una consulta popular para evitar la explotación petrolera en el ITT, presenta este mediodía más de 700 000 firmas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Con una marcha que está prevista arrancar a las 09:00 en el parque El Arbolito, ubicado en el centro de Quito (emblemático punto de concentración de los movimientos sociales), los miembros de este colectivo cerrarán esta etapa de recolección de rúbricas que se extendió por seis meses.

Desde ayer en la tarde, el colectivo instaló sus carpas en ese parque como un símbolo de vigilancia de lo que ahora se ha convertido en su elemento más preciado: las firmas.

En esta última semana, Yasunidos redobló los esfuerzos para organizar los miles de formularios que se han recibido durante estos meses.

60 brigadistas trabajaron, en dos equipos, desde el lunes pasado. Uno se concentró en la sede de Acción Ecológica, ubicada en el norte de Quito, para receptar los últimos formularios que llegaban desde las provincias. También había ciudadanos que por su cuenta se acercaban a ese lugar para dejar sus firmas recolectadas.

El otro grupo, en cambio, permaneció en un lugar que Yasunidos definió como secreto para tener a buen recaudo las firmas ya sistematizadas. En ese lugar también se realizó un primera sistema de muestreo las rúbricas a fin de garantiza su validez antes de entregarlas en la sede la Función Electora. Para esa tarea la agrupación encontró un método sencillo de verificación de una parte de los formularios. A través del portal del Servicio de Rentas Internas (SRI), los brigadistas ingresaban los números de cédula de los formularios para comprobar que estos coincidan, al menos, con el nombre de la persona que firmó.

Si bien no se trató de un muestreo en el estricto sentido de la palabra, uno de los brigadistas que pidió no ser citado, dijo que al menos se logró filtrar la idoneidad de quienes recolectaban las firmas y de una buena parte de quienes dieron su rúbrica. Los formularios, luego de este proceso, se ordenaron en carpeta con un número de serie.

Sin embargo, hay una interrogante que sigue latente: ¿qué pasará con los formularios que, a criterio del CNE no sean los correctos? Hace un mes, el presidente de ese organismo, Domingo Paredes dijo que si los formularios no estaban en tamaño A4 y papel bond, estos no serán aceptados. Pero Yasunidos prefiere no darle mayor importancia a este particular. Primero, porque asegura que el colectivo redujo al máximo la posibilidad de tener formularios por fuera de esas características. Además se cuidó de que en toda la recolección se usara tinta azul, la única establecida por la autoridad.

El trabajo en el CNE

Desde el martes pasado, la Función Electoral entró con fuerza en el proceso de revisión de firmas. Lo hizo con las que el Frente de Defensa Total de la Amazonía presentó para pedir, al igual que Yasunidos, una consulta popular para evitar el extractivismo. No obstante, su objetivo es frenar esta actividad en todo el territorio.

Según dijo el vicepresidente del CNE, Paúl Salazar, a inicios de semana, el plan operativo que diseñó el organismo consta de dos fases. La primera, donde necesariamente participarán representantes de los colectivos, tiene que ver con la recepción y revisión de los formularios (tipo de papel, tamaño, tinta del esferográfico en la que se consignó la rúbrica). En esta fase está prevista la digitalización de los mismos en el sistema informático.

Luego de ello comenzará la fase de validación de las rúbricas presentadas, con la base de datos del registro civil.

El proceso está más avanzado para el caso del Frente de Defensa, pues luego de terminada la certificación y digitalización de los formularios, el lunes empezará la revisión de las firmas. El CNE tiene un mes para terminar con esta tarea.

El mismo proceso ocurrirá con las firmas de Yasunidos que se entregan hoy. Este colectivo, sin embargo creará grupos de brigadistas veedores para estar presente en la revisión de las firmas en el Consejo Electoral. La idea es que ese proceso se realice con la mayor de las transparencias.

De aprobarse el número de firmas, la pregunta irá a la Corte Constitucional para que se analice la validez jurídica de las provincias.

Tribunal por el Yasuní

Ayer, en la Universidad Andina Simón Bolívar tuvo lugar el Tribunal Ético por los Derechos de la Naturaleza. Se trata de una iniciativa internación en la cual se expuso sobre las consecuencias de la futura explotación petrolera en el Yasuní y sobre las presuntas violaciones a los derechos que se daría con esta actividad.

El acto estuvo encabezado por el académico Boaventura de Sousa Santos, el excandidato presidencial y extitular de la Constituyente, Alberto Acosta y el constitucionalista Julio César Trujillo. También, Esperanza Martínez, de Acción Ecológica; y Nathalia Greene, representante de la Alianza Global de los Derechos de la Naturaleza. Hasta el cierre de esta edición el Tribunal no concluía, pero insistieron en respaldar la consulta de Yasunidos. A este colectivo también llegó el respaldo de la organización indígena Ecuarunari, que asegura haber aportado con 200 000 firmas para la no explotación del ITT.

En contexto El 15 de agosto del 2013, el presidente Rafael Correa anunció el fin de la Iniciativa Yasuní-ITT, por la cual se pretendía dejar bajo tierra más de 900 000 de barriles de crudo. El Gobierno busca ahora realizar una explotación ambientalmente responsable en esa zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)