24 de June de 2010 00:00

Los votos para aprobar la Ley de Educación Superior no se definen

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Hoy, desde las 09:30, continuará el segundo debate del proyecto de Ley Orgánica de Educación Superior, en el Pleno Legislativo.

Sin embargo, se mantiene la oposición de la mayoría de bancadas. Una de ellas es el Partido Sociedad Patriótica (PSP), el segundo más fuerte, con 18 sillas, luego de Alianza País, con 54.Para Gilmar Gutiérrez, jefe de la bancada, el interés de Alianza País es no dejar ningún espacio de libertad. “El Gobierno tiene un proyecto político y para eso necesita tener el control absoluto, a través de leyes como esta, la de Comunicación o la de Aguas”.

Para Jorge Escala (MPD-Pachakutik), es muy posible que los oficialistas consigan los 63 votos para aprobar el proyecto de ley, de 200 artículos. Esto, con apoyo del ADE, que garantizaría siete votos.

Pero hasta ayer en la mañana, Alfredo Ortiz no confirmó que la agrupación se adheriría a la propuesta de Alianza País.

La reunión para definir posiciones estaba fijada para la tarde. El asambleísta no contestó su celular hasta el cierre de esta edición.

Sin embargo hasta la mañana, él dijo que el proyecto de Ley de Educación le parece más conveniente que el de Comunicación, sobre el que la oposición es clara.

“Supongo que Alianza País contará con los votos de ADE, PRE, Scheznarda Fernández y Gerardo Morán, además de los socialistas, ex oficialistas”, afirmó Escala.

La tesis fue descartada por Silvia Salgado, la cabeza de los socialistas. Ella recordó que su coideario Enrique Ayala Mora, rector de la U. Andina, fue parte de la delegación universitaria que se unió a la Comisión de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Y aunque Ayala Mora admitió que se escucharon algunos de sus puntos de vista, persisten las divergencias sobre las que se espera conseguir acuerdos.

Los socialistas no están de acuerdo con la creación de una Secretaría Técnica de Educación Superior, como ente de coordinación del sistema. Esto les genera “la sospecha, la percepción de que hay un claro interés de afectar a la autonomía”.

Tampoco ven bien la creación de nuevas universidades en Azogues, Napo y Guayaquil, sin que se siga el proceso establecido.

Salgado considera que la movilización de los estudiantes de las universidades públicas y privadas es un camino para abrir el diálogo y lograr que se revise esa posición gubernamental. Pero en el Pleno, el martes, asambleístas como Gastón Gagliardo y Mao Moreno defendieron la propuesta.

Ayer, en la tarde y noche, Salgado mantuvo una reunión con Ayala Mora. Planeaban presentar una nueva propuesta para conseguir un acuerdo en el Pleno.

La ahora independiente Fernández aseguró no aprobar el proyecto como se maneja actualmente. Considera que se afecta a la universidad privada.

Esta asambleísta expulsada de la tienda socialcristiana ha mantenido varias reuniones con rectores de centros de Manabí, su provincia. Tampoco cree que el Ejecutivo deba tener tanto peso en el Consejo de Educación Superior. Dijo que espera que se escuchen sus puntualizaciones.

Escala afirma que todavía tienen un plan B para resistir en caso de que el proyecto de Ley de Educación Superior sea aprobado.

La idea es presentar una queja ante el Tribunal Constitucional, ya que este cuerpo legal también debiera pasar por un proceso de consulta prelegislativa.

“En el país existen 11 institutos de educación intercultural bilingue, además se habla de la Universidad Intercultural Amauta. Eso obliga a plantear inquietudes a la comunidades”.

Escala fundamenta su argumento en el art. 57 numeral 14 de la Constitución. Este garantiza a las comunas, pueblos y nacionalidades indígenas algunos derechos colectivos. Entre ellos, el desarrollo y fortalecimiento de la educación intercultural bilingue, desde la estimulación temprana hasta el nivel superior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)