12 de June de 2011 00:03

7 voces defienden la libertad de prensa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Siete periodistas han incluido en su agenda informativa y editorial la polémica Ley de Comunicación, que es prioritaria en la agenda del Gobierno.

Los radiodifusores han evidenciado en sus espacios su preocupación por los posibles riesgos que puede traer el proyecto de ley de medios, que se tratará nuevamente en la Comisión de Comunicación.

Por ello han organizado debates públicos sobre este tema. El primero fue el 3 de mayo, a propósito el Día Mundial de la Libertad de Expresión. El segundo fue el 2 de junio.

En esa última ocasión, el programa se realizó en radio Exa de la Cadena Democracia. Allí se debatieron las implicaciones que tendrá la creación de un consejo de regulación de medios, planteado en la pregunta 9, donde el 55% de los electores no apoyó esa tesis.

Miguel Rivadeneira (Ecuadoradio), Gonzalo Rosero (EXA), Carmen Andrade (Centro), Diego Oquendo (Visión), Wilson Moposita (Sonorama), Estéfani Espín (FM Mundo) y Marcelo Dotti (Sucesos) estuvieron en el foro.

Ellos coinciden en que es necesario que los periodistas discutan y participen activamente en el futuro análisis y aprobación de la Ley de Comunicación. También consideran que el proyecto de ley, en los términos planteados por la Comisión de Comunicación, atentará contra las libertades de expresión y de prensa.

En ese contexto, los siete periodistas organizarán más encuentros radiales para analizar este tema. De hecho, Carmen Andrade ya invitó a sus seis colegas a las instalaciones de radio Centro para una tercera discusión conjunta. Este encuentro se realizará a inicios del próximo mes. A continuación las semblanzas de estos siete comunicadores.


Estéfani Espín

Su carrera la forjó en CNN en español

FM Mundo

Estéfani Espín  es una de las periodistas más jóvenes en el mundo comunicacional. Su carrera en   la  inició hace cuatro años en el canal nacional Ecuavisa. Por entonces,  entre sus  labores estaba   monitorear las cadenas internacionales. En ese momento  nació su sueño de trabajar  en la  CNN en español.

De hecho,   ingresó en calidad de pasante a esa a esa cadena internaciona, cuya sede está  en Atlanta, Estados Unidos. Piensa que ahí adquirió responsabilidades que a sus  22 años no podía aún imaginar. “Dormía mucho menos de las cuatro horas diarias que ahora duermo: debía cumplir con capacitaciones constante de locución, redacción, leyes e  imagen”. Toda esa capacitación fue clave para enfretar la  responsabilidad de estar frente a la audiencia del continente.

Tras su paso por la CNN,  Espín retornó al Ecuador a inicios del 2009 para ser la presentadora del noticiero de la mañana de Ecuavisa. Actualmente se levanta a las 04:30 para prepararse  y  estar al aire a las 05:55 en el espacio  “Contacto al amanecer”. 

Al concluir ese espacio se  reune con el equipo de producción para la coordinación de los noticieros del día siguiente, temas, invitados, línea editorial, entre otros temas.  Además, monitorea los noticieros del día.

A las 18:00 sale al aire en ‘Notimundo’ de la Radio FM Mundo. Finalizado ese espacio, Espíncontinúa preparando su jornada del día siguiente. Por eso sus actividades concluyen   a las  23:00.  Para afrontar este ritmo frenético   tiene una pequeño espacio para descansar  tras el almuerzo.
En medio de su trajín reflexiona  y señala que   las amenazas al ejercicio periodístico no son nuevas en el país. Al contrario, cree que son parte del oficio. “Todos los gobiernos y los grandes poderes económicos han querido tener una prensa a la carta, a su disposición.”

 

Gonzalo Rosero

Su trayectoria la inspiró en Caracol Radio

Democracia

A medianoche, Gonzalo Rosero revisa los portales electrónicos de los diarios nacionales para saber qué se publicará en la mañana. A esa hora, mientras mira los últimos reportes de la TV internacional, este periodista  con 37 años de experiencia radial se va a dormir.

A las 05:00 está otra vez de pie y  camino a su mesa de trabajo en la Cadena Democracia. “No hago más que leer y buscar información  todo el día”, dice  este imbabureño quien, antes de entrar a la universidad, se apasionó  por la radio escuchando Caracol.

 “Las ondas por AM de esa estación colombiana llegaban a mi provincia con más fuerza. No se comparaba con las radios ecuatorianas de onda corta”.

A los 28 años dio sus primeros pasos en el periodismo. Lo hizo tarde porque la muerte prematura de sus padres le obligó a cuidar de sus hermanos sin poder asistir todavía  a la universidad.

En términos generacionales, Rosero comenzó con su profesión cuatro años más tarde que sus colegas. “Pero tenía ese ejemplo de Caracol que me volvió creativo y temerario”.

Se inició en Radio Tarqui y durante 11 años -hasta  1982- trabajó en Radio Quito, guiado por el talento de Fernando Fegan y el apoyo de Don Jorge Mantilla.

Hizo algo de TV, pero eso no era lo suyo. La radio es lo que más le seduce, reconociendo que sus habilidades gerenciales le permitieron forjar, con  duros tropiezos, a la cadena Democracia.

En la larga jornada de Rosero, casi no hay tiempo para dedicarse por completo a la administración de la emisora. Por eso sus hijos trabajan con él, y eso le da  el espacio para desarrollar su faceta periodística. Sobre todo en esta época a la que considera las más dura de toda su trayectoria periodística  por las amenazas que llegan desde el poder. “Lo que quieren es atemorizarnos”.


Miguel Rivadeneira

Entre salas de prensa y la radiodifusión


Ecuadoradio

Su quehacer periodístico arrancó en el diario El Tiempo,  hace 36 años, cuando aún era  estudiante  de Comunicación de la Universidad  Central del Ecuador.  Se inició en deportes y  política. Luego llegó a  Reportarqui (radio Tarqui). También fue redactor político de diario Extra, en Quito.

Desde 1980,  y por 15 años, laboró  en   EL COMERCIO como reportero y editor político. Fue editor general por cinco años. Desde 1995, hasta la actualidad,  pasó  a Ecuadoradio (Radio Quito), y es director de noticias. En este medio conduce  ‘Controversia’, espacio de debate de temas     nacionales e internacionales.

Posee un diplomado en seguridad y desarrollo en el Instituto de Altos Estudios Nacionales. Ha realizado pasantías en medios internacionales y  efectúa  actualizaciones anuales   en Europa, EE.UU. y Latinoamérica.

Ha recibido  más de 20 premios  y condecoraciones de Unicef, la Universidad Católica, los gobiernos de Gustavo Noboa y Alfredo Palacio y de otras organizaciones e instituciones nacionales e internacionales.

Es partidario de  un periodismo libre con responsabilidad y rigurosidad, con el reconocimiento de los errores.  “En opinión, la  crítica debe ser  directa y firme, pero respetuosa”. Su filosofía: seguir aprendiendo el oficio y ser un aporte en materia de investigación periodística, fundamentalmente contra la impunidad por los casos de corrupción.

Rivadeneira  es un autocrítico de la tarea periodística. Cree que uno de los principales problemas  es  “la existencia de actitudes arrogantes, falta de profesionalismo,  de lectura y de actualización. Hay    mediocridad, pero son casos aislados, precisa, como en toda profesión. Por eso, dice que es  perversa la crítica generalizada en contra del ejercicio periodístico, que busca destruir este oficio.


Wilson Moposita

22 años de profesión en  radio y en  TV

Sonorama

Ser periodista no estaba en la mente de Wilson Moposita. Él quería ser policía, pero no lo consiguió. No entregó a tiempo los documentos para ingresar a la Escuela Superior de la Policía y, por eso, se inscribió en la Escuela de Comunicación de la Universidad Central. 

Moposita, de 45 años, ha  trabajado como reportero, productor, coordinador y director nacional de noticias. Luego de 22 años de cumplir con esta tarea asegura que no dejará el periodismo.

Inició su carrera  como pasante en Radio Visión (en 1989), donde  Diego Oquendo lo impulsó a que tomara los micrófonos.  

También estuvo año y  medio en Gamatv,  que para él fue un reto. No solamente  debía preocuparse por  los audios, como lo hacía en la radio,  “sino que ya tenía que comenzar a preparar las noticias con imágenes también”.

Actualmente, dirige el noticiero La Palabra de   Sonorama, que tiene ediciones en la mañana, tarde y noche. Es una jornada agotadora, pero Moposita cree que es un espacio que le permite contactar más a las personas y escuchar los problemas que atraviesan.  En su opinión, ninguna otra profesión brinda  tantas satisfacciones como el periodismo. 

 “En un momento determinado uno puede  estar reunido con un Presidente de una nación y a la vuelta de la esquina estar compartiendo con un mendigo”.

Sin embargo, para Moposita, cada vez es más difícil ejercer  el periodismo  en el país, debido  a la confrontación que ha impulsado el gobierno de Rafael Correa.

Él está de acuerdo con  que exista una Ley de Comunicación que incluya un   consejo de  regulación, siempre que  incluya a comunicadores y personas que conozcan a los medios. Sin embargo, recuerda que  ya existen las leyes que frenan posible excesos. Por ejemplo -dice-, se puede sancionar   a las injurias calumniosas.


Diego Oquendo

Una carrera en prensa, radio y TV

Radio Visión

Diego Oquendo  nació en Quito hace 73 años. Tiene un título en  Jurisprudencia, pero su  vida es el periodismo y las letras. Hace más de 40 años se inició en esta profesión, que le ha otorgado premios y reconocimientos por su labor.

El primer periódico en el que trabajó fue El Tiempo, de Quito, un rotativo que desapareció.  Desde entonces su carrera tomó más impulso. Su nombre y su voz son   conocidas en buena parte del Ecuador. Oquendo  presentó noticias en Gamavisión y  Teleamazonas, entre otros medios.

Radio Visión es, ahora y desde hace años, su principal plataforma para el ejercicio profesional. Está a cargo del programa de entrevistas y noticias de la mañana.  Desde allí ha ejercido “un periodismo crítico  en contra de los gobiernos  y  en defensa de la libertad de expresión”.

En un reciente homenaje que la  Universidad Católica  ofreció en su honor,   recordó la necesidad de que se respete el derecho de las personas a decir lo que piensan. Además, cuestionó el proyecto de Ley de Comunicación por considerarlo un intento de amordazar a los medios y por el  efecto  a los ciudadanos.

Oquendo cree que el oficio del periodismo es un modo de vida, aunque le haya  acarreado “detenciones arbitrarias,  dos exilios, amenazas de bombas, una golpiza, despidos  súbitos...”.

El comunicador cuestiona   la relación tensa     entre la prensa y el presidente   Correa. Su argumento: esto  perjudica a los ciudadanos, que tienen el derecho a decidir por qué medio se pueden informar y afecta a  la prensa por  caer en el juego del Gobierno.

“Hablamos de otra crisis, provocada  con el propósito de arrinconar a los medios  e impedirles que sigan fastidiando con sus impertinencias”, dice. Pero él también pide una autorreflexión: “Hay que enmendar errores y ser más profesionales que nunca”.


Carmen Andrade

Un concurso la condujo al periodismo

Radio centro

El concurso intercolegial de ‘El libro leído’   organizado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana acercó   a Carmen Andrade  al periodismo.  Fue en 1976 y obtuvo el segundo lugar.   

Inmediatamente, la  Radio Casa de la Cultura  la invitó a conducir el  programa  ‘Conozcamos al Ecuador’.  Así nació su pasión por el periodismo que  se mantiene viva  durante  35 años.

Andrade, de 50 años, ha trabajado en las radios   Tarqui, Colón FM, Radio Quito,  en Canal 13 y Radio Centro -Los 40 Principales.   Ella siempre ha conducido algún programa.  Pero cuando estuvo en el programa ‘Tras la noticia’ (Canal 13), y por el apremio de la información, tuvo hasta que conducir los vehículos de ese medio de comunicación.

También se ha desempeñado desde hace 11 años como   relacionadora pública y asesora  del ex alcalde y actual asambleísta Paco Moncayo. Por esta labor  fue criticada por Orlando Pérez, editor del diario El Telégrafo.  Pero en su opinión, eso no le ha impedido ser imparcial y piensa que acercarse a la política es un “gran aporte” para las leyes del país y una actividad que  “ deberían hacerla varios ciudadanos”.

En 1999 escribió el libro ‘Globalización, convergencia y polarización’. También dictó clases de comunicación en la Universidad de las Américas y fue asesora del Colegio de Economistas.

La preparación diaria  para su programa de entrevista ‘Notihoy’ consiste en casi 12 horas. Ella revisa los noticieros, trata de leer todos los medios impresos y web. Cerca de las 20:00 prepara el material para llevar al siguiente día a Radio Centro.

Andrade sostiene que todos los actores sociales deben bajar el nivel de confrontación sobre si ganó o no el Ejecutivo en la culta del 7 de mayo. Y desearía que estos debates públicos  que  están organizando, se puedan replicar  en todo el país. 

La política y el periodismo, sus pasiones


Marcelo Dotti

Sucesos

Abogado especializado  en  planificación y desarrollo es  el resumen de la vida académica de Marcelo Dotti Almeida. Un quiteño que nació en el  tradicional  barrio  de  La Tola.

Sin embargo, su doble faceta de comunicador social   y político se convirtió  en la parte más visible de sus 66 años de vida.
Los micrófonos  de Radio Visión  llegaron  antes que la política. Era el Quito de 1984 y con un empujón de su amigo y ex alcalde, Rodrigo Paz, Dotti hizo su debut en la radio con un espacio  de opinión: ‘Nuestra realidad’.

Desde esa tribuna dejaba   traslucir sus conceptos  socialistas,  cultivados en su  juventud. “Era un socialista convencido”, dice, aunque aclara que  luego se decepcionó de esa  tendencia.

Fue Rodrigo Paz quien también lo llevó a la arena política (1988), al designarlo   jefe de campaña para llegar al Cabildo, con   la Democracia Popular (DP). Pero  solo  en 1991 decidió  afiliarse. En el Municipio  asesoró a Paz durante todo  el período.

Llegó al Congreso en 1994, pero tras  un año  se desafilió a la DP por su apoyo a Alberto Dahik durante  el juicio político. Para entonces su faceta de periodista seguía  como  director del noticiero ‘La voz de la gente’ en Sucesos.

Los  vaivenes  políticos lo llevaron al Partido Social Cristiano, por invitación de Jaime Nebot. Fue constituyente, diputado y parlamentario andino por el partido, cuya   relación acabó en el2007.

Su tarea radial llegó a  la TV. Desde ambos espacios defiende la libertad de expresión como  principio  no negociable. Por ello ve con preocupación  el trámite de  Ley de Comunicación que incluirá  un  consejo de regulación. “Es un sacrilegio contra la libertad”. Su principal reparo es que el Gobierno pretenda  ser parte de ese organismo. “El poder no puede controlar a los medios, lo debe hacer la sociedad”. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)