4 de June de 2012 09:40

Violento ataque de Correa a la prensa en la OEA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

El presidente Rafael Correa lanzó un furibundo ataque a la prensa privada durante su intervención en la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, que se celebra en estos momentos en Bolivia. También criticó al sistema interamericano de derechos humanos.

Correa hizo su intensa argumentación en el marco de su crítica al sistema interamericano de derechos humanos y a la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la OEA, sobre la que dijo que actúa con mentalidad burocrática y de organismo sin fin de lucro o ONG.

 “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos está totalmente influenciada por países hegemónicos, por el oenegeísmo (por las Organizaciones No Gubernamentales) y por los intereses del gran capital, dijo el mandatario en su participación

Tras denunciar la "falta de eficacia y representatividad" de la OEA, argumentó que "es necesario transformar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos para que sus organismos protegan auténticamente los derechos de los ciudadanos.

Correa detalló una serie de casos de violaciones de derechos colectivos en los que -a su criterio- los organismos de la OEA estuvieron ausentes.

"Si no podemos corregir los últimos vestigios de neoliberalismo y neocolonialismo en nuestra América, debemos buscar algo nuevo, mejor y verdaderamente nuestro", advirtió.

En el marco de su intervención, Correa también se mostró reacio a aceptar la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos, CIDH, de despenalizar la injuria. "¿Despenalizar la injuria? Cuando despenalicen masticar coca. Cuando supriman la prisión por no pago de regalías", dijo Correa durante su  discurso, que fue transmitido por los medios del Estado y en la que sostuvo que las leyes de cada país, refiriéndose a la despenalización de la injuria, deben ser redactadas de acuerdo a las realidades de cada país y no de acuerdo a las recomendaciones de la CIDH.

Correa insistió en que los funcionarios públicos tienen derechos a no ser objeto de injurias y dijo que para eliminarla como delito otros países deberían eliminar la pena de muerte, la prisión por no pago de regalías, la tortura o el lobby que, dijo, es penado en el Ecuador.

"¿Por qué tenemos que hacerle caso a cierta burocracia internacional si la comisión dice que los funcionarios debemos aguantar la injuria?".

Correa dedicó a la mayor parte de su intervención a criticar a la prensa y dijo que el conflicto entre los intereses de empresas privadas que se dedican a la comunicación y la información es un "problema planetario".

Citó también a José Peralta para decir que en América Latina para ser inmune hay que hacerse cronista de prensa y dijo que la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, no tiene solvencia moral para hacer recomendaciones a los gobiernos.

Agregó también que el problema de la democracia en la región no es el desborde de poder de los estados sino el "desborde de poder de los medios".

El mandatario ecuatoriano también se refirió a la participación de las ONG's.

Frases de Correa
"Los medios no defienden la libertad de expresión sino el de extorsión.  No somos intolerantes con la libertad de expresión, lo que dirá la prensa mañana, sino que somos intolerantes con la mentira, la corrupción con que nos nieguen la información".

"En América latina la prensa miente y manipula y se escuda en la libertad de expresión".

"Lo que está en el centro del debate no está la libertad de expresión que todos defendemos sino la contradicción entre los intereses privados y la información".  

"Cómo cambiar esto debe ser un debate planetario como cambiar esto.

"El peligro para la democracia y la verdadera libertad de expresión es el mal periodismo y los negocios que utilizan principios sublimes".

“No se está defendiendo los derechos humanos sino tan sólo los intereses particulares, los privilegios del gran capital. El peligro para la democracia no somos los Gobiernos que estamos cambiando nuestros países sin responderle a ningún poder fáctico, el peligro es el mal periodismo y los negocios que no han entendido que defienden solo su poder utilizando principios tan sublimes como derechos humanos y libertad de expresión”.

El inicio de la Asalmblea
Con la elección, por aclamación del canciller boliviano David Choquehuanca, como presidente de la 42 Asamblea General de la OEA, se iniciaron este lunes en Tiquipaya las sesiones formales del encuentro del organismo regional.

Minutos después, el presidente de Ecuador, inició su intervención en la Asamblea.

Su discurso comenzó con mensaje claro: reformar el sistema interamericano de Derechos Humanos o crear una alternativa que vaya de la mano con la nueva era que viven los pueblos de América.

"Para nuestras élites, la vida, la libertad, la búsqueda de la felicidad solo debía ser para ellos, la igualdad solo entre ellos. Hoy, con los procesos revolucionarios en América Latina, todo esto está cambiando. Los pueblos de América Latina están luchando por su liberación. Nuestra América no vive una época de cambio sino un cambio de época y esto en parte explica mi presencia aquí", dijo Correa.

"Todas las instancias de nuestra América deben estar en función de este cambio de época, revolucionarse o desaparecer, entendiendo que las instituciones no son fines sino los medios para lograr el buen vivir de nuestros pueblos".

El mandatario ecuatoriano también mencionó que la CIDH que está influenciada o dominada por países hegemónicos.

La comisión tiene ocho relatorías, pero la única que tiene financiamiento es la libertad de expresión. Cuestionó si este derecho es más importante que otros.

Posteriormente, atacó a la prensa: "SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), que nombre tan bonito para un gremio que pretende decirnos cómo actuar y decir"

Por su parte, el canciller Ricardo Patiño  apoyó el planteamiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, de que la OEA debe “reinventarse o morir”, formulado al inicio de la 42 asamblea de la entidad, que se realiza en el poblado boliviano de Tiquipaya.

“Hemos coincidido afortunadamente entre los dos países que la OEA se reinventa o muere, pero no tiene otra alternativa”, afirmó Patiño a periodistas.

“Si no logramos lanzar un mejor diseño (para la OEA) posiblemente estemos asistiendo al final de una organizacion que no quiso salvarse a sí misma”, advirtió Choquehuanca, en consonancia con el presidente Evo Morales respecto a que la OEA está ante el dilema de refundarse o morir.

“Debemos refundar y ampliar el sistema de derechos humanos, aplicando la Convención Interoamericana a todos los Estados, sin diferenciaciones de ningún tipo incorporando los derechos colectivos, como parte de los instrumentos panamericanos”, acotó el responsbale de la diplomacia boliviana.

Las palabras de bienvenida a las delegaciones estuvo a cargo del canciller venezolano, Nicolás Maduro, quien instó a la “contruccion de un mundo pluripolar, sin hegemonismos”.

Si bien el tema central de la asamblea es la Seguridad Alimentaria, la problemática de los derechos humanos y el papel de las instituciones vinculadas a ese asunto, sobre todo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han alcanzando mayor relevancia.

En la jornada inaugural, el domingo, el presidente Evo Morales cuestionó al organismo hemisférico, acusándolo de estar al servicio de los intereses de Estados Unidos.

El mandatario se sumó así a las críticas que virtieron en diversas ocasiones los cancilleres de Ecuador, Brasil y Venezuela.

Morales fue todavía más severo al señalar que el organismo debe reformarse “ para servir a los pueblos ” o de lo contrario “ muere al servicio del imperio ” , por lo cual invitó a “ refundar ” la organización.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, reafirmó la “validez y vigencia” del organismo.

Afirmó que la OEA “continúa siendo una institución imprescindible”, apuntando que “son cada vez más los que acuden a ella, sabiendo que encontrarán siempre un espacio de diálogo”, donde “aún cuando no se puedan resolver todas sus inquietudes, al menos ellas serán escuchadas y conocidas ” .

La primera jornada de trabajo contempla el Informe Anual del Consejo Permanente, la adopción de la Carta Social de las Américas y un diálogo de Jefes de Delegación sobre el tema de la seguridad alimentaria con Soberanía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)