27 de April de 2012 12:27

‘Trabajaré por valores democráticos en Ecuador’: Adam Namm, nuevo embajador de EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El 8 de noviembre del 2011, Adam E. Namm se presentó ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los EE.UU. Ese día presentó su “testimonio”, que se estila para que el Senado luego lo califique y confirme si es del caso posteriormente. Este el texto traducido del inglés:

Señor Presidente y miembros del Comité:

Estoy honrado de aparecer hoy como nominado por el presidente de los EE.UU. a la Embajada en la República del Ecuador. Estoy agradecido con el presidente Obama y la Secretaria de Estado Clinton por la confianza que han depositado en mí.

Quiero hacer un reconocimiento a los miembros de mi familia que me han acompañado hoy: mi esposa Mei Huang; mi hija, Rebecca Namm; mi madre, Susan Spencer; la esposa de mi padre, Joan Namm, y, mi cuñada, Wei Huang quienes son fuente de gran alegría y apoyo. En este día también estoy agradeciendo a mi padre Arnold Namm, quien nos dejó hace un año pero quien aún está junto a mí.

Durante mi carrera de 24 años en el Servicio Exterior, he tenido el privilegio de representar a nuestra nación en varios países: la República Dominicana, Arabia Saudita, Colombia y Paquistán, al igual que en otros cargos en Washington. Durante los últimos dos años y medio, tuve el honor del dirigir las operaciones de construcciones en el exterior del Departamento de Estado.

Durante mis funciones hemos abierto 16 nuevos edificios alrededor del mundo, con otras 33 facilidades que están en diseño y construcción. En el 2008, tuve el placer de cortar la cinta en la inauguración de nuestra nueva Embajada en Quito y tengo el gusto de informar que el Departamento abrirá un nuevo consultado general en Guayaquil en el 2012.

Las relaciones de los EE.UU. con el Ecuador se remontan a la independencia de ese país de la Gran Colombia, en 1830 y enviamos a nuestro primer representante al Ecuador en 1848. Los vínculos cercanos de nuestros dos países se evidencian en el intercambio de personas.

Así como dos millones de ecuatorianos viven en los EE.UU., el Ecuador tiene oficinas consulares en 17 ciudades en este país. Para los estadounidenses, el Ecuador es una destinación popular para el turismo, un atractivo lugar para retirados y un lugar de oportunidades para el comercio y el turismo. Más de 200 000 estadounidenses vistan el Ecuador cada año y cerca de 25 000 estadounidenses residen en el Ecuador. Si soy confirmado, mi prioridad número uno será asegurar el bienestar de los ciudadanos de EE.UU. que viven y que visitan el Ecuador.

Otra prioridad será promover los intereses de negocios de los EE.UU. Los EE.UU. es el principal socio comercial del Ecuador. En el 2010 proveyó el 25 % de las importaciones del Ecuador con un valor de USD 5.4 mil millones y fue el destino del 35% de las exportaciones del Ecuador que alcanzaron USD 7.5 mil millones.

Nuestra relación energética también es vigorosa: con la cuarta reserva probada de petróleo en América Latina, luego de Venezuela, Brasil y México y como un consumidor de productos del petróleo, el Ecuador es un importante socio en esta sector vital de la economía.

Como conoce el Comité, nuestra relación con el Ecuador ha tenido dificultades en los meses recientes, marcadas por la lamentable expulsión de nuestra Embajadora. Creo que, en todo caso, este período ha minado, para todos, la importancia de fortalecer los vínculos de nuestros dos países. Al nominar al nuevo Embajador en el Ecuador, el Presidente y la Secretaria están demostrando el compromiso para que los EE.UU. y sus intereses sean representados al más alto nivel.

Si soy confirmado, abogaré fuertemente por nuestros intereses y nuestros valores incluyendo la democracia, el comercio y el combate al tráfico de narcóticos y otras actividades ilícitas. Para abogar por nuestros intereses, me pondré en contacto tanto con el gobierno del Ecuador como con su sociedad civil.

Hemos compartido compromisos que deben ser construidos. El Ecuador y los EE.UU. son signatarios de la Carta Democrática Interamericana y también están comprometidos en la protección de los derechos y las instituciones democráticos. La secretaria Clinton, en el décimo aniversario de la Carta, tomó nota de este primer artículo que dice: "Las naciones de las Américas tienen derecho a la democracia y nuestros gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla". Si soy confirmado, uno de los objetivos centrales será promover las libertades democráticas que los pueblos de los EE.UU. y el Ecuador aprecian.

Gracias por darme el honor de presentar hoy ante ustedes. Espero cualquier pregunta que ustedes tengan así como trabajar con ustedes si soy confirmado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)