'El sistema de escrutunio estará abierto a la vigilancia de las agrupaciones políticas'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carlos Rojas A. Editor Político

ENTREVISTA

Patricio Domínguez/ Director de Delegación Provincial Electoral de Pichincha

La preocupación del oficialismo por la Alcaldía de Quito y los anuncios de SUMA-Vive de poner veedores en todas las mesas, advierten que la tensión política rodeará el escrutinio de los votos el domingo 23. ¿La Delegación de Pichincha está preparada para ello?
Desde que se planificó este ciclo electoral, trabajamos con la ciudadanía y las organizaciones políticas para garantizarles el cumplimiento de sus derechos. Como Delegación hemos realizado ocho capacitaciones. La última fue, precisamente, para explicar a las organizaciones políticas el trabajo que tendrán sus delegados en las juntas receptoras del voto.

Este año no va haber el conteo rápido independiente de Participación Ciudadana. Los resultados preliminares los dará el mismo CNE. ¿Cómo garantizarán que esos resultados sean el fiel reflejo del voto quiteño?
El trato equitativo a todas las agrupaciones políticas se dio desde el día de las inscripciones de candidatos. No hubo quejas ni tuvimos ningún inconveniente. Invito a vivir esta fiesta democrática con altura.

¿Dentro del proceso de transmisión de los resultados electorales qué papel tendrá la Delegación Provincial de Pichincha?
Es operativo y administrativo. Capacitamos a los 50 448 vocales de las juntas receptoras del voto de la provincia.

Esos vocales fueron escogidos aleatoriamente entre toda la ciudadanía...
Así es. A ellos se capacitó de forma permanente antes, durante y después del escrutinio.

¿Qué garantiza que esa gente no tenga vínculos con alguna agrupación política?
La forma aleatoria de su selección. El ciudadano también puede ser sancionado por ley.

Antes, los tribunales estaban integrados por siete partidos y, entre ellos, se autocontrolaban. Hoy, hay un CNE bastante cercano a Alianza País. ¿No es un argumento para dudar?
La Constitución y el Código de Democracia nos controlan.

¿Quiénes van a observar la contabilización de los votos en cada mesa electoral?
El delegado de cada agrupación. Lo podrá hacer desde el conteo de las papeletas, su registro en las actas y la entrega de estas al coordinador del recinto y del policía que llevará el material en la junta intermedia de escrutinio. Los delegados verán cómo se abren esos sobres y se los escanea.

¿El delegado de un partido estará en capacidad de seguir la ruta del acta de escrutinio y cómo el sistema informático recoge la información para el conteo rápido y para el resultado final?
Por supuesto.

¿Podrá dar fe de que los números de las acta coincidan con los que registre el sistema y saber quién gane?
Observará la suma de las actas. El resultado lo dará el CNE al terminar el proceso final.

¿Las juntas intermedias de escrutinio, donde llega la información de un determinado número de recintos, están bajo el control de las delegaciones provinciales?
Operan de forma descentralizada y están bajo el control del CNE, cuyo centro de cómputo estará en el Centro de Exposiciones Quito.

¿Quién responderá por el buen desempeño de las juntas intermedias?
La Delegación de Pichincha tiene responsabilidades administrativas; es decir, que todo el proceso funcione bien.

¿Y del conteo de los votos?
El domingo se instalará una junta provincial electoral que responderá por el escrutinio y las actas con inconsistencias.

¿A quién responde esta?
Al CNE.

Es decir, el CNE tiene el control del sistema informático y responde por el trabajo ético de las juntas.
Sí, el sistema lo garantiza el Código de la Democracia.

Y si un sujeto político denuncia fraude informático, ¿quién responde por ello?
Las denuncias van al CNE y dependiendo de su alcance, al Tribunal Contencioso.

Si hay una persistente preocupación por la forma, supuestamente poco equitativa, con la que el CNE ha monitoreado esta campaña, ¿cómo saber que habrá transparencia informática?
Ya tuvimos dos simulacros sin que los partidos hayan cuestionado nada. Creo que es normal que se sienta estrés por la cercanía de las votaciones.

¿Esa misma garantía de transparencia va para el sistema de conteo rápido?
Yo hablo de los datos oficiales. El conteo es extraoficial.

Pero la manipulación de los datos del conteo rápido puede ser muy peligroso.
Recordemos que un 70% de los recintos electorales tendrán las máquinas del conteo rápido que van a un sistema independiente . Los delegados de los partidos podrán ver ese proceso y comparar sus actas con las del conteo.

Hoja de vida 

Patricio Domínguez ha estado al frente de la Delegación Provincial de Pichincha en los dos últimos procesos electorales. Señala que la forma en la que trabaja su entidad es transparente y que, por ello, no se han producido quejas de las agrupaciones políticas. Pide a los ciudadanos confiar en el sistema informático y el control legal de los escrutinios de la próxima semana.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)