21 de December de 2010 00:00

La SIP reclamó por el embargo a Vanguardia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reaccionó ayer ante el embargo realizado a la revista Vanguardia, el viernes 17. En un comunicado oficial, la SIP calificó de un “atropello desproporcionado el uso de la fuerza pública contra los directivos y periodistas de la revista ecuatoriana”.

El presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, dijo que “el hecho de que se hayan llevado las computadoras, el instrumento de trabajo, de investigación y de archivo de los periodistas, parecería demostrar que las fuerzas del orden están detrás de algo más importante que saldar una cuenta económica”.

El comunicado explica también que el embargo de los materiales de trabajo es un “claro caso de violación de la libertad de prensa, que las autoridades deben enmendar, ya que existió la intención de restringir la divulgación de sus mensajes”.

De su parte, la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep) se unió a este reclamo, expresando su solidaridad con la revista.

Ayer, los periodistas de Vanguardia trabajaron normalmente, aunque en sus computadoras personales. No tuvieron restricción de ingresar al inmueble ubicado en el sector de la av. González Suárez. Su editor general, Juan Carlos Calderón, insistió que posiblemente trabajarán en otro sitio. Sobre todo porque “no tenemos garantía de que no nos vuelva a pasar lo mismo”.

Andrés Crespo, presidente ejecutivo de Vanguardia, aseguró que en el embargo se cometieron dos delitos: uno contra la administración de Justicia y otro contra la libertad de expresión. “Esto no es un asunto de inquilinato, sino un atentado a la libertad de expresión. Un fideicomiso (No Más Impunidad, que administra los bienes incautados de la banca, ndlr), al convertirse y actuar como juez de inquilinato, comete un atropello contra la administración de Justicia”.

Insiste que “al retener los discos duros de las computadoras se atenta contra la libertad de expresión porque allí está el material de investigación”. Crespo presentó ayer una demanda de medidas cautelares y un recurso de protección ante la Corte de Guayaquil. Aún no hay una respuesta de los demandados

Entre tanto, el próximo número de Vanguardia circulará con normalidad el 3 de enero del 2011. Se trata de la edición 272 y, según refirió la revista, tendrá un contenido especial para recibir el nuevo año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)