2 de June de 2011 00:02

Siete voces radiales, en sintonía, defendieron el oficio periodístico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Se preocupó Gonzalo Rosero ayer, a las 07:58, cuando al levantarse de su mesa de trabajo, en la Cadena Democracia (EXA FM), notó que solo había llegado Carmen Andrade, la periodista de los 40 Principales-Radio Centro.

Faltaban dos minutos para que arrancara el segundo enlace radial de las estaciones privadas de Quito, para debatir sobre el futuro de la Ley de Comunicación. Pero los otros cinco periodistas invitados no llegaban.

El primer encuentro de los radiodifusores de mayor sintonía en la capital se dio el pasado 3 de mayo, día de la Libertad de Expresión, en Radio Visión. Desde entonces, cada mes se repetirá este encuentro para fortalecer un debate democrático en torno al futuro de la libertad de expresión y prensa en el país.

Carmen Andrade había llegado a EXA a las 07:30, pero Rosero aún no concluía el diálogo con Felipe Burbano de Lara y Julio Echeverría. Cuando salió de la cabina, durante una pausa comercial, para saludar con su invitada, llegó presuroso Diego Oquendo, de Visión. Vestía un jean y una chompa para mitigar el frío de la mañana.

[[OBJECT]]

Saludó con un apretón de manos a Rosero y pidió el baño. Andrade preguntaba entre risas por el resto de los colegas.

Milton Márquez, unos de asistentes de EXA, dirigió a los panelistas a la mesa de trabajo. Rosero, como anfitrión, recogió su agenda, unos papeles y recortes de prensa para acomodarse cerca de la consola de transmisión.

Burbano de Lara y Echeverría se habían retirado; la pausa comercial estaba por concluir. Álvaro Rosero, gerente de la radio anfitriona, le dijo a su papá que no podían esperar más. “Que se vayan acomodando e interviniendo conforme lleguen”, insistió.

Andrade y Oquendo se sentaron juntos. La primera sacó su computadora portátil y Oquendo sus hojas con apuntes. Ella bebía agua fría y él café.

Rosero salió al aire comentando sobre el bachillerato (tema central de la revista Vanguardia de esta semana) para ganar tiempo. Entonces, llegó Wilson Moposita, de Sonorama, y Miguel Rivadeneira de Ecuadoradio.

Moposita se acomodó junto a la consola con una libreta y un esfero. Rivadeneira puso su maletín de cuero en la mesa principal. Dos tazas más de café, los micrófonos abiertos para el saludo de rigor y arrancó el tema central: ¿Qué pasará con la Ley de Comunicación y el Consejo de Regulación luego del apretado triunfo del Gobierno en la pregunta 9 de la consulta popular?

A diferencia del encuentro del 3 de mayo, el debate de ayer analizó las acciones recientes de la Asamblea Nacional para impulsar el tratamiento de la ley de medios, luego de los resultados del plebiscito. Todos los participantes coincidieron en que este cuerpo legal fortalezca los principios de libertad y dé forma a un periodismo plural y riguroso, como lo advirtió Rivadeneira.

La independencia del Consejo de Regulación de contenidos fue el tema que rompió el hielo. En una sola emisora se interrumpían las voces más conocidas de la radio. Rosero tuvo que llamar al orden, cuando Moposita tomó la palabra sin esperar a que el anfitrión lo consintiera. Luego, Estéfani Espín, de FM Mundo, la penúltima en llegar a la cita, había tomado el micrófono para expresar con energía sus ideas.

La independencia del Consejo de Regulación no se garantiza con la presencia o no de un delegado del Ejecutivo, dijo Oquendo. Si no con el verdadero espíritu de libertad y respeto de quienes lo conformen. Es así que Rosero durante su moderación lanzaba escenarios político al aire, sobre cómo será el debate Legislativo. Espín reflexionó que la incertidumbre no terminará mientras el presidente Correa no deje en clara su posición frente a cualquier acuerdo que oficialistas y oposición tengan en la Asamblea.

Andrade recordó el poco interés del Gobierno por respetar el acuerdo ético político del 2009 al tiempo de denunciar que más medios de comunicación son amedrentados por el poder.

El poder también estuvo presente en la reunión. Periodistas de los medios oficiales llegaron a EXA para cubrir el debate y luego entrevistar a los panelistas, pues a pocas cuadras de esta estación, en la sede de los llamados medios públicos, se enlazaron los medios controlados por el Estado para contrarrestar esta cadena.

Esa es la libertad de expresión que el país debe defender dijeron los panelistas de EXA, a los que ya se había sumado Marcelo Dotti de Radio Sucesos. Llegó a las 08:50; se sentó junto a Espín; pudo intervenir dos veces.

Rosero, a las 09:20, concedió una última ronda de intervenciones, porque aún tenía un diálogo más para concluir su programa del miércoles. En esa exposición , Rivadeneira dijo que “se debe continuar en la línea de respeto a la Constitución y el ordenamiento jurídico, a pesar de todos los errores que pueda tener”. Y que la mejor garantía para proteger el oficio periodístico son los tratados internacionales desde donde el mundo exigirá que se respeten las leyes en el Ecuador.

Los micrófonos se cerraron y personal de Radio EXA tenían listo un obsequio para los seis invitados. Era una camiseta y un jarro con el logo de ese medio, que fueron colocados en una bolsa color café. Cada uno de los periodistas recogió el presentes antes de su salida. En son de broma, los seis le advirtieron a Carmen Andrade que Radio Centro deberá estar a la altura de la atención que recibieron en Democracia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)