20 de April de 2011 00:00

La política aún ronda a la Justicia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luis Villacís, el líder del Movimiento Popular Democrático (MPD), sacó de la solapa la lista de la Corte Suprema de Justicia. Era un papel escrito a mano, donde estaban los nombres de los escogidos por los partidos Sociedad Patriótica, Prian, PRE y MPD para ser los jueces más importantes del país.

Eran las 23:45, del 8 de diciembre del 2004, cuando esa mayoría, liderada por el ex presidente Lucio Gutiérrez, tumbaba la Corte Suprema de Justicia.

Seis años después, Fausto Cobo, entonces secretario de la Administración y hoy asambleísta por Sociedad Patriótica, reconoce que se cometió un “tremendo error”. Esa equivocación no solo desencadenó la caída del ex presidente Gutiérrez, que hoy cumplen seis años, sino que dejó una estela de sobresaltos en el sistema judicial. Ahora se vive otro capítulo con la consulta impulsada por el presidente Rafael Correa.

Desde el retorno a la democracia en 1979, cada fuerza política intentó colocar la primera piedra del sistema judicial, pero esa construcción se caía con la llegada de un presidente o con el cambio de partidos en el Congreso.

En 1997, fue la primera ocasión que intentó acabar ese conflicto con una consulta popular. Ese año, 1 651 162 de ecuatorianos (el 60% de votantes) exigieron que la injerencia de los partidos terminara; pero no sirvió.

El Partido Social Cristiano, mayoría en el Congreso, cabildeó para conseguir el mayor número de jueces . Allí se acuñó la frase: “Es la última vez que la política mete las manos en la Justicia”.

Otro intento fallido fue en el 2005, luego del derrocamiento de Gutiérrez y de su corte. Ese año, mediante un concurso de méritos se eligieron a 31 jueces de la Corte Suprema. La apuesta era que ese sistema se replicara en el resto de cortes del país.

Pero, ese método duró hasta la llegada de Alianza País . El partido de Gobierno desde la Asamblea de Montecristi cambió las reglas de la Corte Suprema y ahora propone una reestructuración total con el aval de una consulta.

La frase “la última vez que se mete la mano en la Justicia, nos ha llevado a los problemas”, dice Juan Sebastián Roldán, miembro de Ruptura 25. Este movimiento apareció como contradictor del ex presidente Gutiérrez, luego fue aliado de Rafael Correa; pero se distanció por la iniciativa oficial de cambiar la Justicia.

Para Roldán, hay que aprender la lección del pasado y acabar con la injerencia política en el Poder Judicial, como se vivió con fallecido líder socialcristiano, León Febres Cordero, y con Gutiérrez.

Él cree que la consulta de Correa es una nueva intromisión. “Puede tener buenas intenciones”, pero que nos regresará a un problema cíclico. Es decir, una espiral en la cual la política siga afectando a las cortes, a su independencia y a su autonomía.

El presidente Correa ayer reiteró que su propuesta no interferirá en la Justicia, porque el cambio tendrá un soporte técnico, con ejemplos que han vivido Brasil y Chile. Justamente, en la tarde de ayer estaba previsto que se reúna su equipo de asesores en Quito para terminar con la propuesta de reforma del Poder Judicial

La intención es que antes de la consulta del 7 de mayo se explique cuál será el método que se usará para escoger a jueces, mejorar, la infraestructura, organización y procedimiento jurídico.

Cobo sostiene que la verdadera intención es apoderarse de la Justicia. “Correa ha dicho que quiere meter la mano a la Justicia”.

Roldán señala que la consulta no es el camino para reformar la Justicia. Dice que hay poco tiempo para debatir las repercusiones que vendrán. “Presenciamos a dos polos opuestos y ninguno discute qué va a pasar en la Justicia”.

La injerencia de la política en las cortes del país ha sido una espiral que se ha vivido en los últimos años

1997-2004

Corte politizada

Luego de la consulta de 1997, el Congreso eligió a 31 jueces de la Corte Suprema. Ellos no pudieron dejar de lado el origen político. Eso se mostró en septiembre del 2003, cuando el líder socialcristiano, León Febres Cordero, se reunió con un grupo de jueces (foto).

Diciembre 2004

La alianza PSP-PRE

El ex presidente Lucio Gutiérrez convocó al Congreso para que tratara el cambio en las cortes. El 8 de diciembre del 2004, Sociedad Patriótica, Prian, PRE y MPD nombraron una nueva Corte Suprema. Lo mismo pasó con los tribunales Electoral y Constitucional.

Dic. - Marzo 2005

La ‘Pichi Corte’

Guillermo Castro, fue titular de la nueva Corte de facto que tenía el respaldo del roldosismo, el Prian, el MPD. Los jueces del 97 fueron sacados a la fuerza.

20 abril del 2005

Caída de Gutiérrez

El retorno de los ex mandatarios Bucaram, Dahik y Noboa, gracias a un fallo de la ‘Pichi Corte’, generó la protesta de los forajidos en Quito contra el gobierno de Gutiérrez. El 20 de abril del 2005, él fue derrocado, luego que las FF.AA. le retiraran su apoyo.

2005-2008

Nueva Corte

El país soportó ocho meses sin contar con una Corte Suprema de Justicia. En diciembre del 2005, terminó el proceso de elección de los nuevos miembros de ese tribunal (foto). Se hizo un concurso de méritos y con veedurías públicas e internacionales.

2008

La Constitución vigente

En octubre del 2008 entró en vigencia la Constitución de Montecristi. Alianza País, que era mayoría en la Constituyente, cambió la conformación y facultades de la Corte Suprema. El número de magistrados se redujo de 31 a 21. Eso generó malestar de los jueces electos en el concurso público, quienes no aceptaron seguir en sus cargos gracias a un sorteo. Ellos fueron reemplazados por jueces suplentes.

2011

La consulta

El presidente, Rafael Correa, oficializó la consulta para reestructurar la Justicia. La intención del Mandatario es cambiar el Consejo de la Judicatura y desde ese organismo realizar una reforma integral al sistema de justicia. La propuesta se definirá el 7 de mayo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)