1 de December de 2011 00:01

La reforma electoral es objeto de críticas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El primer debate de las reformas a la legislación electoral se cerró el martes.
El oficialista Mauro Andino, ponente del proyecto, no descartó que se mantenga el método de Hare, que sirve para la asignación de escaños de la Asamblea.

La razón: el rechazo casi generalizado que hubo en el Pleno ante la propuesta de cambiarlo por la fórmula de D'Hondt.

No obstante, Andino dijo que hay otros cambios que sí serían viables, como la simultaneidad en la elección de Presidente de la República y asambleístas, en la primera vuelta. Además cree que no tuvo acogida la idea de introducir la figura del acoso político. Esto es "la infracción contra una persona que sea autoridad de elección popular, a la que se le induzca a una acción u omisión en el cumplimiento de sus funciones". Aunque Andino aclaró que todo dependerá de lo que resuelva la Comisión de Justicia.

En el debate parlamentario, legisladores de oposición como Rafael Dávila (Alianza Libertad) indicaron que si en las pasadas elecciones del 2009 hubiera regido el método propuesto por el oficialismo, ellos no habrían tenido 58 legisladores sino un total de 75. Así, demostró que ese cambio solo beneficia a la mayoría de A. País.

En esa lectura coinciden el PRE, MPD, Pachakutik, Madera de Guerrero, el PSP y Concertación.

Dávila también presentó un listado con los nombres de asambleístas que no habrían sido elegidos, con el método de D'Hondt, como Rocío Valarezo, aliada de A. País, que le permitió obtener la segunda vicepresidencia.

La socialista Silvia Salgado, quien dijo que hablaba a nombre de su partido, expresó su total desacuerdo con el cambio en el método de adjudicación de escaños.

"Todo sistema democrático debe ampliar la participación, garantizar la integración de las organizaciones políticas, sociales y étnicas, que permitan la mayor representatividad", dijo. El presidente Fernando Cordero afirmó: "No pasa absolutamente nada si se quedan las cosas como están". Y aclaró que el método de D'Hondt fue el aprobado por el Congresillo, que también acordó que los asambleístas se elijan en primera vuelta. Recordó que fue el veto presidencial el que hizo que rija el método de Hare y la elección de diputados en segunda vuelta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)