29 de January de 2013 00:03

La reforma a la Asamblea y poner penas más duras son las prioridades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La gente pregunta:

¿Cómo fiscalizar al Gobierno sin tener miedo al presidente Correa?

Andrés Rojas La gente pregunta:

¿Tiene algún significado para los políticos la palabra nepotismo?
José Lema La Constitución de Montecristi plantea un modelo político que yo apoyo, donde la participación ciudadana es la horizontalidad del poder. Pero ahora tenemos un modelo concentrador, cuya clave es el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, cooptado por el Ejecutivo. Un Gobierno que controla desde la Corte Constitucional para abajo no puede llamarse de revolución ciudadana.

Desde la Asamblea hay que modificar la Ley orgánica de la Función Legislativa, para tener un trabajo independiente y liberar al Consejo de Participación y a la Corte Constitucional de ese duro control del Ejecutivo.

Este tema es en el que menos aciertos ha tenido el Gobierno. No se entiende cuál es el problema ni cuáles las soluciones. Se desarmó un sistema que funcionaba bastante bien y hasta ahora no se lo puede reemplazar. En la Asamblea hay varias leyes que tenemos que inmediatamente ponernos a trabajar (reformas a las de Seguridad Pública, la que pretende crear la Policía Judicial, gestión de riesgos). Yo presenté una ley sobre seguridad ciudadana que está en esa comisión y no avanza.

Hay que entender las diversas formas de violencia, desde la intrafamiliar hasta el sicariato. Hay que ver el fenómeno de la inseguridad de manera integral.

En democracia hay dos instituciones fundamentales para un buen gobierno: la oposición y la fiscalización. Este Gobierno detesta ambas. Cuando usted acepta la fiscalización, tiene una ayuda para gobernar mejor.

Debemos buscar una fiscalización que no sea un show mediático ni un sistema para obstruir la buena gestión. Por eso tenemos que reformar la Ley orgánica de la Legislatura, que el Presidente vetó totalmente. Debe ser el Pleno de la Asamblea el que defina dar o no continuidad a los procesos de juicio político, y no una comisión de archivo, que con seis votos de la mayoría ha impedido el paso de todos los procesos.

Si tuviésemos miedo no habríamos actuado como hemos actuado en cada uno de los actos de nuestra vida. Es terrible pensar si quiera que los asambleístas, por miedo, no fiscalicen. En mi caso no alargo la respuesta, no le he tenido miedo al poder jamás y no lo tengo ahora, y seguiré cumpliendo. Si el pueblo confía en mí es porque tengo claros mis deberes de legislar y cristalizar. Yo no me debo a nadie ni a poderes fácticos ni al Gobierno, solo a mi conciencia, con mi fe democrática, con mi voluntad que nunca ha variado de ser útil a la gente, especialmente a las más pobre de este país.

Esta es una Constitución política reciente y nosotros no vamos a hacer una enmienda constitucional urgente. Hay que madurar un poco más desde el punto de vista técnico jurídico. Y sobre estas bases que tiene la Constitución tenemos que edificar la normativa que le falta al Ecuador.

Avanza quiere tener dentro de sus filas un Gabinete en la sombra, para desde allí ir creando proyectos de reforma y de leyes.

Nosotros creemos que es fundamental la participación social; que es fundamental que se haga realidad la llamada meritocracia. La Asamblea no puede interpretar la Constitución pero sí debe recuperar el debate político.

No concebimos que los delincuentes tengan un récord de hasta 70 detenciones porque salen libres. Esta gente entra y a los dos días sale con fianza. Lo nuestro es cero tolerancia a la reincidencia, con penas drásticas.

Hay que actualizar el delito de sicariato, por la forma en la que este se ha ‘modernizado’.

Tenemos que dar un acompañamiento a los centros carcelarios para que no sigan siendo ‘universidades del delito’. Los reos no tienen por qué seguir como parásitos de la sociedad, requieren atención e infraestructura, ellos tienen que trabajar en la obra pública del Gobierno, y que sus familias perciban ese sueldo.

La fiscalización es fundamental, pero es necesario que los asambleístas asuman con responsabilidad esta tarea. Hay algunos asambleístas que se dedican todas las semanas a mandar tres, cuatro o cinco oficios a diferentes instituciones pidiendo camiones de información que jamás revisan. Hay que asumir una tarea con responsabilidad, no solamente porque existe odio al Presidente o porque existe el afán de salir en cámaras de televisión. Hay que saber separar la parte familiar y personal del funcionario.

Los buenos funcionarios tienen que ser reconocidos por el asambleísta, porque esa es una forma de ser honesto con el país.

El nepotismo dentro de la política parece algo muy malo. Yo considero que una persona jamás debe abusar de la función pública. Y obviamente tampoco se le puede negar el derecho de que un familiar trabaje.

Pero para que ese familiar del político o del funcionario público tenga acceso a ese trabajo, debe, por lo menos, reunir los méritos académicos exigidos por la ley. De tal manera, que no estoy de acuerdo, primero, en que se debe abusar del poder y luego hay que separar al espacio político de la parte familiar para que se ejerza un cargo con transparencia.

Reforma política.

La independencia de poderes Hoja de vida Quiteño.  Fue el Jefe del Comando Conjunto de las FF.AA. al final de su dilatada carrera militar. Héroe del Cenepa.

En 1998 se acercó a la ID, partido del que fue diputado nacional y luego Alcalde de Quito, entre el 2000 y el 2009.

En 2009  lideró el Movimiento Municipalista, con el cual llegó a la ocupar una curul por Pichincha, cargo que ejerce ahora.

Para  estas elecciones, Moncayo acompaña a los cuadros de Ruptura de los 25 como primer asambleísta nacional.

Hoja de vida Nació en Cañar, en una comunidad campesina, hace 48 años. Su padre fue su profesor en los primeros años de su escuela.

Es doctor  en Jurisprudencia, con estudios de posgrado en Alta Gerencia Petrolera, Seguridad y Desarrollo y también Relaciones Inte rnacionales.

En 1998 fue diputado por la ID. En el 2003, fue asesor, prosecretario y secretario del Congreso.

También  fue asesor del IESS. Junto a Ramiro González crearon el partido Avanza, nuevo en esta lid.

Seguridad.

Es el tema que menos avanza Fiscalización.

La Asamblea debe reformar su ley ‘Jamás le he temido al poder, ahora menos’ Reforma política.

No se necesitan enmiendas Seguridad.

Los delincuentes tienen que trabajar Fiscalización.

 Sí pero con responsabilidad ‘No se puede  abusar de la función pública’ “La Asamblea es el último es- pacio de- mocrático que queda; el Ejecutivo cooptó to- das las funciones del Estado”.

Paco Moncayo “Vamos a llevar a la Asamblea propuestas que hagan efectivo el buen vivir, que es un derecho constitucional”.

John Argudo

Hólger Chávez
Alianza País

Su punto más alto.  Como representante de los migrantes de la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía se preocupó por presentar un proyecto de ley al respecto. Se trata de la Ley de Protección e Igualdad de Derechos de los ecuatorianos residentes en el exterior.  Sin embargo, este es uno de los temas que no han salido de la comisión de la cual él es el vicepresidente. Dice que en caso de ser reelecto reimpulsará este proyecto hasta que se haga realidad.
Su punto más bajo.  Dejó Alianza País, luego de un tira y afloja que hizo en los pasillos legislativos. Por eso lo llaman ‘Hunter’, porque “si se va, regresa”. Por algunos meses su posición en el Parlamento fue ambigua. A veces votaba con la bancada oficialista o simplemente no aparecía en el Pleno, para no apoyar a la oposición. Finalmente los dejó y se sumó al PSP. Solo ha intervenido en ocho de 307 sesiones del Pleno, por lo que no es una figura que se forja con elocuentes discursos.

Consuelo Flores
Madera de Guerrero

Su punto más alto.  La legisladora se ubicó en la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y Seguridad Social. Se desempeñó como taxista y dirigente de este gremio durante 18 años. Y cuando se dirige a sus compañeros en el Pleno apela a la posibilidad de que se pongan en los zapatos de los ciudadanos, por ejemplo, de las personas con discapacidad. Su inclinación por los temas sociales, precisamente, ha sido el punto fuerte para esta legisladora de Madera de Guerrero.
Su punto más bajo.  Su voz se ha escuchado solamente en 20 de 307 sesiones del Pleno. No ha aprovechado la posibilidad de estar en la Asamblea Nacional, como parte de un movimiento con historia al estar ligado al Partido Social Cristiano, por ello no es una figura muy conocida dentro y fuera del Legislativo. No se ha abanderado de un tema en particular, por lo que casi no se la ve en los medios de comunicación.  Ahora le apunta a la reelección para un nuevo período.

Washington Cruz
Sociedad Patriótica

Su punto más alto.  Es un disciplinado legislador de Alianza País. En varias oportunidades ha captado la atención de los medios por los carteles con frases graciosas que muestra para apoyar las tesis oficialistas. En noviembre del 2011 presentó ante la Corte Constitucional una demanda en contra de la Asamblea por no haber aprobado la Ley de Comunicación, que no fue aceptada.  De esta forma, trató de buscarle un desenlace a un tema que ha permanecido entrampado.
Su punto más bajo.  Ha solicitado la palabra en 46 oportunidades de un total de 307 sesiones. En noviembre del año pasado admitió haber cometido una infracción de tránsito. Al salir de una entrevista en Telesucesos, la Policía lo pilló sin contar con la licencia de conducir. Él dijo que intentó entregarse, en un confuso incidente. Por varias horas los medios y sus colegas asambleístas comentaron sobre esta infracción. Finalmente el problema fue solucionado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)