29 de June de 2012 11:57

Aún no se ha identificado al funcionario ecuatoriano acusado de supuesta ‘injerencia' en Paraguay, dice diplomático

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La denuncia de la ministra de Defensa guaraní, María Liz García, de supuesta injerencia interna en Paraguay  es “frontal y directa en contra el canciller venezolano, Nicolás Maduro”, porque no se ha identificado el nombre del funcionario ecuatoriano, también involucrado en la denuncia, dijo Marcelo Fernández, embajador de Ecuador en Vaticano.

El embajador Fernández, durante una entrevista en Radio Democracia, se negó a creer que Julio Prado, embajador de Ecuador en Paraguay, haya participado en una reunión en Asunción, en la que, al parecer, Venezuela pidió a las FF.AA. paraguayas impedir que se destituyera a Fernando Lugo.

“Me resisto a creer que nuestro Embajador conjuntamente con el Canciller venezolano, haya exhortado el respaldo al ex presidente, Fernando Lugo. Sería una injerencia directa en asuntos internos de un país”, añadió.

Según Fernández, el tema del Paraguay es absolutamente interno y es “lamentable” la actitud del Canciller venezolano y el involucramiento del embajador Julio Prado. La acusación, es que, un representante ecuatoriano estuvo presente en la reunión y no de haber participado o intervenido activamente,  agregó el diplomático.

El Ecuador es libre y soberano de mantener o no relaciones diplomáticas con otros países, “dentro de este marco puede decidir, pero es más prudente concordar resoluciones ecuatorianas con las del Mercosur”, finalizó Fernández.

“Unasur es un sindicato de presidentes”

El ex embajador de Ecuador en Londres, Mauricio Gándara, no concuerda con la oposición a la destitución de Fernando Lugo por parte de la Unasur, a la que llamó “sindicato de los presidentes” porque solo defienden sus cargos y, respecto a los miembros del Alba, destituyen legisladores, cortes y cierran medios de comunicación agregó.

En Teleamazonas, Gándara sugirió al presidente Rafael Correa tener ‘un poco de vergüenza’ porque, tras la salida del presidente  Lucio Gutiérrez, él aceptó el cargo de Ministro de  Economía. “Es una contradicción que los ecuatorianos se opongan a la destitución de Lugo en 2 días cuando al ex mandatario Gutiérrez se lo destituyó en 22 minutos por parte del desaparecido Congreso Nacional”.

Además señaló que desde el punto de vista internacional no es probable que se restituya el cargo a Lugo. “Se está promoviendo la guerra civil entre paraguayos”. Se preguntó qué hubiera pasado en Ecuador “si se obligaba a Lucio Gutiérrez a regresar al poder, ¿los forajidos lo hubieran permitido?”.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)