4 de March de 2011 00:00

‘Mi esposo fue un político que murió pobre’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Jorge Alfredo Larrea Cuenca no mencionó ninguna deuda pendiente en la declaración patrimonial que hizo cinco meses antes de morir. Ese documento fue un requisito para ingresar a la Procuraduría General del Estado a inicios del 2008. Un fulminante paro cardiaco le quitó la vida el 16 de marzo de ese año.

Bella Noboa Barbotó, la esposa de Larrea Cuenca en los últimos 12 años, mostró ese documento y otros más para limpiar la memoria de su marido. Patricio Pazmiño, presidente de la Corte Constitucional (CC), lo relacionó con los USD 35 000 que aparecen en su declaración patrimonial, del 2007, en cuenta por cobrar y que luego fue cobrada.

“Alfredo Larrea Jijón es uno y Alfredo Larrea que consta en mi declaración es otro”, dijo en una entrevista de televisión. Cuando le preguntaron el segundo apellido de su deudor, respondió: Cuenca.

Alfredo Larrea Jijón fue abogado de Cervecería Nacional y hermano de Arturo Larrea Jijón, secretario de la CC. Ambos están vinculados en una supuesta venta de fallos a favor de la cervecera.

La viuda no vio esa entrevista, lo supo a través de un familiar que la llamó para contarle. Se sintió frustrada porque no conocía a Pazmiño y estaba segura de que su esposo nunca había prestado dinero, menos una suma alta.

Ayer, en la sala de su casa, en el norte de Guayaquil, colocó sobre una mesa los documentos que guardaba de su esposo. En el 2004 él abrió una cuenta de ahorros del Banco de Guayaquil. En los registros de los movimientos bancarios desde esa época no aparece ningún depósito de USD 35 000. Y en su declaración de bienes informó que tenía un saldo de USD 600 en la libreta. También hizo constar que no tenía acciones en empresas ni vehículo ni casa propia, solo una oficina que le servía de despacho.

En su dormitorio Bella Noboa aún guarda la billetera de su esposo. Apenas la abrió destacó una envejecida tarjeta de débito del Banco de Guayaquil que usaba cada semana con retiros de hasta USD 50. “Él no me dejó nada, solo estos tres dólares de su billetera y el honor de haberlo conocido”, dijo con la voz quebrada.

En las fotos que la viuda guarda, ella aparece junto a su marido en todos los compromisos. En la televisión Pazmiño dijo que Larrea Cuenca murió de cáncer y que fue su amigo desde 1996. Su esposa recordó que falleció de un paro cardiaco y que ese año se volvieron pareja. “Conocí a la mayoría de los amigos de mi esposo y ellos jamás fueron amigos, es más, él nunca nos visitó en mi casa”.

Luis Almeida (asambleísta PSP) fue amigo personal del fallecido e integraron la logia masónica. “Se escuda en este hombre honrado, que no tiene nada que ver con la Corte para sacarse de encima a Larrea Jijón”, dijo.

Durante la presidencia de León Febres Cordero, Larrea Cuenca comenzó su carrera política. Con el PSC fue director provincial y diputado por Guayas. En 1989 fue director de APRE y en 1992 fue candidato a la vicepresidencia junto a Frank Vargas Pazzos. En el 2003 ocupó el cargo de Gobernador del Guayas.

“Mi esposo fue un político que murió pobre. Nadie de la familia recuerda que haya tenido una deuda grande”, dijo Noboa. La mujer contó que en la Gobernación ganaba USD 600 y que en la Procuraduría le ofrecieron 3 000, cargo que tuvo por 15 días.

“El (Pazmiño) debe pedir disculpas públicas, por valerse de un muerto diciendo que le ha debido dinero”, dijo la viuda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)