24 de August de 2010 00:00

La lotería aún no está en agenda presidencial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Hasta la tarde de ayer la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG) no obtenía respuesta a la misiva que envió al presidente, Rafael Correa. En la carta del 17 de agosto, la institución le solicitó vetar el artículo 172 del Código Territorial aprobado por la Asamblea Nacional.

Este se refiere a la posibilidad de que los gobiernos seccionales generen recursos con rifas, loterías y sorteos propios. En el país, ese mercado lo controlan los productos de Lotería Nacional, de la Junta de Beneficencia.

El secretario jurídico de la Presidencia Alexis Mera precisó que aún no ha hablado sobre ese tema con el Presidente. La razón: el domingo por la noche Correa, retornó de sus vacaciones. “No tengo una instrucción al respecto”.

El director de la JBG, Werner Moeller, insistió en que su labor benéfica se verá “gravemente afectada” si este artículo, tal como está, es ratificado por el Presidente en su objeción.

Mientras tanto, la incertidumbre por el futuro de la JBG genera la reacción de sectores productivos de Guayaquil. Representantes de las cámaras de la producción, asociaciones, federaciones y universidades se reunirán hoy para definir una postura al respecto.

La Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión, Núcleo del Guayas también debatirá el tema. El Comité Ejecutivo de la institución se reunirá con Moeller y los directores de los cuatro hospitales de la Junta de Beneficencia.

El presidente del Colegio de Médicos del Guayas, Armando Salcedo, pedirá al Jefe de Estado vetar el polémico artículo. Los directivos de dos de las tres juntas cívicas que funcionan en la ciudad respaldan la intención de la JBG. Miguel Palacios, presidente de la Junta Cívica de Guayaquil, señaló, en una entrevista televisiva, que el Gobierno pretende estatizar el sistema nacional de salud.

Por su parte, la Nueva Junta Cívica calificó como de “oscuros intereses centralistas” que, a su juicio, intentan afectar el trabajo de la institución de beneficencia.

También hay reacciones desde la Asamblea. Andrés Páez (ID) dice que los hospitales, la maternidad y los servicios asistenciales que regenta la Junta son “un invalorable servicio en Guayaquil” por la ayuda gratuita para atender dolencias. “Seguramente, el Presidente sabe de esto y lo va a considerar al actuar”.

Gastón Gagliardo, asambleísta de Alianza País, respalda la “gran obra social que realiza la junta a favor de los más necesitados”. El legislador pidió al Presidente un detenido análisis para que, de ser el caso, revise mediante el respectivo veto parcial, el artículo 172.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)