4 de May de 2012 10:59

Gobierno de Correa rechaza declaración de Obama sobre César Ricaurte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El gobierno del Ecuador, a través de su Cancillería, rechazó por “infundada” la mención que hizo el presidente de los EE.UU., Barack Obama, al periodista y activista ecuatoriano César Ricaurte como uno de los tres casos de acoso y amenazas a la libertad de prensa en el mundo.

“La Cancillería rechaza la infundada acusación del presidente Obama referida a una cuestión sobre la cual ha sido evidentemente mal informado”, dice un comunicado enviado a los medios cerca de las 10:30 del viernes 4 de mayo.

Rechaza además la declaración del Departamento de Estado a favor del mismo Ricaurte a través de su portavoz Mark Toner. Agrega el comunicado que el Gobierno “repudia las temerarias declaraciones del señor Toner, las cuales no se ajustan a la realidad que impera en el país en el ámbito de la libertad de expresión y del respeto de los derechos humanos, incluyendo la dignidad y libertad de todas las personas, sin excepción alguna. Quienes se dedican en el Ecuador a la labor del periodismo saben que cuentan con todas las garantías establecidas por las leyes”.

La reacción del Gobierno se produce un día después de que la Casa Blanca, sede del gobierno de los EE.UU., distribuyera una declaración hecha por el presidente Barack Obama a propósito del día de la libertad de prensa. Ahí, Obama mencionaba a Ricaurte junto a otros dos activistas, como un caso de persecución política por defender la libertad de prensa en el Ecuador.

Ricaurte ha sido constantemente criticado y descalificado por el aparato de propaganda del Gobierno de Rafael Correa. En los medios estatales, en la publicidad oficial y en los enlaces sabatinos del presidente se ha acusado a Ricaurte de estar financiado por organismos internacionales y de tener relaciones con el gobierno de los EE.UU.

“No es sorprendente que la organización Fundamedios, conocida informante de la Embajada norteamericana, que se financia con fondos de entidades privadas claramente identificadas con grupos de oposición al gobierno, forme parte de una campaña de descrédito contra el Estado y sus instituciones, lo cual revela las verdaderas intenciones de quienes utilizan el engaño y la manipulación informativa con fines políticos”, agrega el comunicado del Gobierno.

En el comunicado el Gobierno ecuatoriano afirma también que invita a los EE.UU. a mirar cómo se defienden en el Ecuador todos los derechos humanos y pone en como ejemplo las mejores en los índices sociales del país.

“Por último replica al gobierno de los EE.UU. al conminarle que mejore sus estándares de derechos humanos desmontando la prisión de Guantánamo. Finalmente, la Cancillería del Ecuador invita al Gobierno de los EE.UU. a compartir estos esfuerzos, para atender, primero, los legítimos derechos del pueblo estadounidense y luego a las corporaciones. De igual modo, llama a ese Gobierno a ratificar la Carta Interamericana de Derechos Humanos, de cara a cumplir así con los estándares hemisféricos que existen sobre esta materia y cerrar la prisión de Guantánamo, donde los detenidos carecen del debido proceso y han sido sometidos a tratos inhumanos y crueles, tal como lo prometiera el presidente Obama a sus electores”, agrega.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)