Política

Encalada insiste en corrupción en caso El Universo y pide medidas cautelares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
23 de February de 2012 10:22

Luego de su repentina salida del Ecuador y su arribo a Colombia, el pasado día 14 de febrero, la ex jueza ecuatoriana Mónica Encalada rompió el silencio en Bogotá: insistió en la existencia de corrupción en el caso El Universo y pidió medidas cautelares.

La ex judicial también hizo una denuncia, que de alguna manera toca a la defensa del presidente ecuatoriano, Rafael Correa. “Le recuerdo al abogado Vera que él me hizo un ofrecimiento de USD 3000 mensuales, a lo cual yo dije que iba a hacer oídos sordos”.
Encalada solicitó en una carta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares a su favor, de su esposo y de sus dos hijos por violaciones de los derechos humanos, que según dijo, fueron cometidas por el Estado ecuatoriano.

En la misiva de 11 páginas, que fue  registrada en la Notaría 69 de Bogotá, afirmó que su vida y la de su familia corren peligro.

Adicionalmente, la ex judicial dio a conocer que  la defensa del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en el momento en que ella emitió su primera providencia le telefoneó  en varias ocasiones. “Exactamente, el 18 de julio de 2011, día en el cual fue mi última intervención como jueza del caso, me indicaron que el número uno se sentía muy satisfecho con mi actuación y, por ello, en gratitud, ellos me iban a proteger y que esa protección también venía del Presidente de la República”.

Encalada también negó que el USV de su propiedad pudiera servir para que el juez temporal Juan Paredes elaborara la sentencia que condenó en primera instancia al diario El Universo.

Además,  se ratificó en su testimonio escrito enviado al fiscal del Guayas e insistió en que recibió presiones de parte del Gobierno del Ecuador al que acusa de violar sus derechos humanos a la libertad de expresión y a la vida.

Asimismo, reiteró su denuncia en el sentido de que recibió presiones para hacerse cargo del caso El Universo y que luego escuchó decir al juez Juan Paredes que la sentencia fue redactada por Gutemberg Vera, abogado del presidente Rafael Correa. Esa sentencia condenó al diario a pagar USD 40 millones y a tres años de prisión a sus directivos y al columnista Emilio Palacio, autor del artículo por el cual Correa entabló el juicio.

Encalada negó que sea cierta la acusación de que haya recibido sobornos de El Universo, “lo cual no solamente es falso sino que constituye un atentado cobarde contra la honra y el buen nombre míos y de mi familia”.

Agregó en su carta que “rendí mí versión por escrito, porque no quería ser víctima de persecución por parte de los abogados del Presidente Rafael Correa”.

La ex judicial condenó la campaña que, dijo, ha montado el Gobierno ecuatoriano luego de sus declaraciones. “El gobierno ecuatoriano ha iniciado una campaña dañina y masiva de desprestigio en mí contra” y menciona un artículo en El Telégrafo en la que se hacen aseveraciones que llama “viles infamias”. Básicamente se refiere a una serie de supuestas irregularidades que habría cometido durante su vida profesional.

“Dada la versión referida, el Fiscal del Guayas, anunció a través de los medios de comunicación que me llamaría a rendir mi versión, pero esta sospechosamente no fue notificada legalmente en mi domicilio y a raíz de ello ciertos medios de comunicación del gobierno de Correa me llamaron a mi teléfono en Guayaquil-Ecuador solicitándome entrevistas, lo cual me incomodó y motivó, entre otros hechos, mi versión escrita y posteriormente mi salida del Ecuador”.

La carta continúa: “Además, el Fiscal Provincial de Guayaquil ya había anunciado una nueva convocatoria de mi versión, sin haberme notificado legalmente a mi domicilio, por lo cual no estaba dispuesta a ser expuesta al show mediático, que ha desencadenado la mencionada indagación, puesto que cada testigo del caso ‘Chucky Seven’ se ha encontrado expuesto sin reserva alguna ante el público, lo cual ha sido permitido por el Fiscal, siendo él mismo quien ha dado declaraciones luego de cada testimonio, haciendo que la referida indagación no cuente con las garantías de reserva procesal”.

Agregó que es el propio fiscal del Guayas quien debe llegar a la “verdad sobre la espantosa situación de corrupción judicial que encarna la sentencia contra diario El Universo y sus directivos. El Fiscal debe encontrar la verdad en su investigación y para eso existen los peritajes y demás medios probatorios”.

La ex jueza aseguró estar en Colombia sin protección, sin trabajo y sin bienes. Manifestó que sopesa la posibilidad de solicitar asilo en Colombia. Para ello cuenta con el respaldo del Comité Ecuatoriano de DD.HH.

El secretario ejecutivo de este Comité, Francisco Zambrano, quien compareció junto a Encalada en la rueda de prensa en Bogotá, aseguró que el caso de la ex magistrada es un claro ejemplo de “persecución política”.

Zambrano adelantó, además, que el caso de la “persecución política” a Encalada será presentado ante la CIDH, en Washington, en los próximos días.


Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)