La disputa electoral se polariza en 23 localidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Nancy Verdezoto F. Redactora

En 14 ciudades principales (de 221 cantones) y en nueve provincias la disputa política es de pronóstico reservado. Cada voto puede marcar la diferencia en las elecciones seccionales del próximo domingo.

Esta cifra se obtiene luego de comparar los distintos sondeos que circularon hasta la semana anterior, y que por disposición electoral ya no pueden ser revelados, con las percepciones políticas que surgen en cada una de estas ciudades y provincias, al momento de trazar un pronóstico electoral.

Los candidatos a alcaldes y prefectos intensifican su promoción en los últimos días de campaña, esperando conseguir el apoyo ciudadano. En medio de este panorama, aparece el Gobierno que se juega su capital político para conseguir los espacios locales que no lo logró en las elecciones del 2009.

Los enfrentamientos se han polarizado entre dos candidatos en cada urbe o provincia. No hay lugar para una tercera opción, cuando las cifras de indecisión permanecen por encima del 15%.

En la mayoría de los lugares, el movimiento oficialista Alianza País aparece como la candidatura a vencer o como el principal retador; aunque en otras se mantiene lejos de los primeros lugares de las preferencias electorales.

Los partidos y movimientos locales han sido actores fundamentales en las distintas provincias del país. Un ejemplo de ello es la alianza entre dos agrupaciones de Azuay: Participa-Igualdad, que impulsan las candidaturas de Marcelo Cabrera para alcalde de Cuenca, y de Paúl Carrasco, para la Prefectura de la provincia.

Sus principales contendores son los candidatos oficialistas Paúl Granda y María Caridad Vásquez, respectivamente.

Ellos, al igual que el resto de candidatos de Alianza País, han recibido un espaldarazo de las figuras reconocidas del Régimen, para tratar de ganar puntos. Así, en este mes, el presidente del Consejo Directivo del IESS, Fernando Cordero, y el exvicepresidente Lenín Moreno, estuvieron con los dos postulantes recorriendo los mercados y calles de Cuenca.

El oficialismo aprovecha todo el apoyo político que consiguió en las pasadas elecciones para captar ahora el mayor número de los gobiernos locales.

Esta ha sido, por ejemplo, la estrategia que ha tratado de aplicar en Guayaquil. Alianza País sumó un apoyo inédito el año pasado para el proyecto político del presidente Rafael Correa y de sus legisladores en la ciudad. Ahora su misión el llegar a la Alcaldía.

En el 2013, el Jefe de Estado alcanzó el 63.22% de la votación en el Guayas, y sus asambleístas nacionales, el 53,14%. Por ello, esta vez se plantea vencer al actual alcalde Jaime Nebot (PSC - Madera de Guerrero), quien en el 2009 ganó con el 68,4%, es decir 40 puntos más que su contrincante de A. País, María de los Ángeles Duarte.

Por ello, ha movilizado a parte de sus legisladores, al Gobernador y a los ministros de Estado, para promover a la candidata Viviana Bonilla.

Y no pierde la oportunidad de cuestionar la gestión de Nebot en cada entrevista que brinda o en los enlaces sabatinos.

Incluso, hoy en la tarde está previsto que viaje a Guayaquil, para hacer campaña con Bonilla. Pues el jueves, cuando se cierre el período de promoción, Correa estará en Quito nuevamente, donde el Régimen lucha por mantenerse en la Alcaldía de Quito.

El fenómeno de Guayaquil se repite en otras ciudades como Machala, en donde el socialcristianismo tiene sus fortines. Por ello, el oficialismo optó por consolidar alianzas en las ciudades o provincias en donde los líderes locales tienen sus propios movimientos con alto respaldo popular. Un ejemplo es Jaime Estrada, quien creó el movimiento Unidad Primero (lista 65) y busca la reelección de la mano de Alianza País.

Pero las otras agrupaciones nacionales tampoco quieren quedarse fuera de la contienda. Y ellas, en muchos casos, han consolidado alianzas con movimientos locales.

La decisión final, para pintar le nuevo mapa seccional ecuatoriano, la tendrán 11,6 millones de votantes este domingo 23.

En contexto

En abril del 2009, cuando se realizaron las últimas elecciones seccionales (de la mano de las presidenciales de ese año), el oficialismo se convirtió en la primera fuerza nacional al obtener el 32,5% de las alcaldías y el 39% de las prefecturas. El PRE y Pachakutik le siguieron.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)