18 de July de 2010 00:00

‘Si nos critican es por que les importamos’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Estefanía Montalvo

El crítico Omar Rincón dice que el poder ya no gobierna porque su prioridad es ser mediático.

¿En qué se ha convertido el periodismo en la actualidad?El periodismo y el periodista es considerado como una vedette crítica. Es una cosa muy rara porque todo mundo nos critica, pero todos quieren ser periodistas. Es raro porque si nos critican por qué quieren ser como nosotros. Los presidentes quieren ser periodistas, los políticos quieren ser periodistas, los empresarios, quieren ser periodistas, los ciudadanos quieren ser periodistas. No es que seamos tan malos. Hay una disyuntiva y está claro que el periodismo es un oficio que tiene mucho encanto social.

¿Qué es lo que seduce del periodismo?

Porque consiste en traer noticias, historias de la realidad para poner a conversar a una sociedad, contar historias a todos nos interesa. Las historias son las que se convierten en la conversación de la vida cotidiana. Es la forma de vivir la vida a través de las historias. El periodismo tiene esa fascinación que somos como los productores de historias. Es una profesión maravillosa y nos están golpeando por tantos lados es porque sí somos interesantes.

¿Pero estamos cometiendo errores o no?

Estamos cometiendo errores, si. Nos estamos metiendo en el campo de las ideologías, tratando de luchar contra catecisismos ideológicos cuando nuestro campo es el del Quijote, el de contar historias. Estamos queriendo pasar al mundo de la política cuando nuestro mundo es quedarnos en el mundo de la gemte y desde ahí controlar al poder, ser antipoder, seguir al poder desesperadamente para que le cumpla a la gente Nos hemos creído el cuento de pasarnos al poder y eso nos lo están cobrando muy caro.

¿Qué consecuencias puede traer?

El problema es que no estamos contando bien esas historias, no es lo que siempre dicen que no estamos diciendo la verdad. Si vamos a decir la verdad, los Gobiernos también dicen muchas mentiras, usan muchas palabras que no significan lo que significan. Si tuviéramos que hacer control de verdad a las palabras del presidente cada vez que dice un adjetivo. No pasaría el año.

Dicen que los periodistas son un mal necesario.

No. Eso sería asumir que somos un mal. Somos un bien necesario. Sin él, el Presidente no tiene con quien pelear. El Presidente para ser exitoso, depende de nosotros. El presidente Correa, Uribe, Evo, Chávez, Lula, todos se han convertido en contadores de historias para que las contemos en el medio de de comunicación. Sin nosotros, nadie los conocería . Si los ignoráramos dejarían de ser importantes aunque digan que decimos ficciones. Son nuestras ficciones las que les vuelven importantes a ellos.

¿Como hacer que el poder valore al periodismo de esta manera?

Desaparezcamos. A ver qué pasa. Les tocaría gobernar. Por ahora están más pendiente s de los medios que de Gobernar. Se pasan pensando en nosotros en vez de pensar en la sociedad. Los Gobiernos se han vuelvo demasiado profesionales en comunicar. Se han vuelto periodistas, casi podemos decir que estamos en un tiempo de gobiernos periodísticos, mediáticos, donde la estrategia, el centro, la ideología es la comunicación.

¿Qué debemos hacer ante ello?

Debemos seguir asumiendo una posición muy crítica y tendríamos que ser menos sumisos a que cada vez que el presidente hable lo saquemos en nuestros medios. Decidir que como cualquier sujeto social que se lo saca cuando diga dice con sentido y de alto impacto en la realidad.

En el país tendemos a defendernos de los ataques del Régimen. ¿Esa es la manera de reivindicar la profesión?

La primera cosa es que los Gobiernos han devenido periodistas y somos un bien necesario. Pero la segunda es que el Gobierno además de periodismo tiene una estrategia de comunicación basada en la confrontación y provocación. No hacen publicidad para decir hicimos esta ley, con estos principios. Lo que hacen es provocar para generar conflicto y así decir q están luchando contra un enemigo. Nosotros nos estamos volviendo enemigos de ellos porque ellos nos construyen. A través de la propaganda política construye al enemigo. Pero la sociedad democrática no está hecha de amigos ni de enemigos, está hecha en la diversidad de voces. Los medios no somos los enemigos ni los amigos de nadie. Somos parte de la democracia para controlar el poder.

¿Como reiventar el periodismo en esta coyuntura?

Lo primero es salir de la confrontación con el Gobierno, es clarísimo. Vamos a informar. Lo segundo es comenzar a oír y escuchar a la sociedad para saber qué temáticas qué historias, qué sensibilidades son las más aplicables a la sociedad.

Mejorar nuestra forma de investigar, de narrar, de diversificar fuentes, de ofrecer contextos. La cuarta es que lo que hagamos e informemos sea útil para la vida diaria. Que le sirva para pensar el país, para iimaginar futuros. Que demos a la gente más herramientas simbólicas para que puedan sentirse más productivos en la vida cotidiana. ¿Cómo nos conectamos más?. La conexión con la sociedad es básicamente que hablemos de los temas que le interesan

¿En las calles, los periodistas de a pie son criticados, qué hacer ante ello?.

Tenemos que volver a escuchar a la ciudadanía.. Vamos a la realidad a escuchar, a sentirla. El Presidente ha construido que somos los enemigos de la patria. Debemos ver la forma de acercarnos, ser más sensibles, observas más y escuchar la realidad.

Es más juego de cercanías que de lejanías. Hay oficios que son odiados por la sociedad como son el maestros, periodistas, policías, curas. Ahora Corres es el periodista, el político, el cura y el maestro. Nos usurpó el lugar. Y debemos recuperar nuestro espacio.

Es un oficio difícil

Si. Nacimos para ser odiados. La clave está en actuar siempre de buena onda y no de mala leche. Ese es el principio básico. No decir voy a joderme a alguien. Hay alguien que dice que la mayor ganancia de un periodista es que cada noche se pueda acostar tranquilo con su conciencia. Significa que fue fiel a la verdad, fiel a lo que me dijeron y que fui fiel con mi audiencia. En conclusión, hacer buen periodismo es darle tema de conversación a la gente, aumentar su calidad de vida, tener mejor conversación pública. Creo que en mi caso es ofrecerle esperanza a la gente. El periodismo es una profesión crítica que siempre ofrece esperanza a la sociedad.

Quién es Omar Rincón

Es periodista de la Universidad Javeriana, Magíster en educación del Cinde en Bogotá. Ha realizado estudios especializados en televisión en la Universidad Católica de Lima. También posee un Master on Arts at State University of New York at Albany, USA, y estudios especializados en dirección de cine en New York University, USA.

Desde el 2001 es columnista de El Tiempo. Es periodista colaborador de Don Juan, Revista Semana y Terra Magazine. Es el director del Centro de Competencia en Comunicación C3 para América Latina de la Fundación alemana Friedrich Ebert

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)