12 de May de 2012 00:01

La concejala que frenó la designación del nombre del nuevo aeropuerto de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Elizabeth Cabezas.
Su experiencia. Economista de profesión, tiene un diplomado en  finanzas. Concejala gobiernista.

La concejala de Quito, Elizabeth Cabezas (Alianza País), rebuscó el argumento legal para lograr que la sugerencia de Rafael Correa, sobre el nombre del nuevo aeropuerto, sea considerada en el seno del Concejo.

En la sabatina pasada, el Mandatario pidió públicamente que no se sustituyera el del Mariscal Sucre y hasta incentivó a la gente para que gritara a favor de ese nombre. Luego de ese episodio, la edil reaccionó y anunció que el concurso ciudadano convocado por el alcalde Augusto Barrera tuvo fallas de procedimiento.

“Es un tema que debió ser discutido, primero en la Comisión de Suelo y Ordenamiento Territorial del Municipio y después, en el seno del Concejo”, explicó.

Ella preside la mencionada Comisión y no prendió la alerta el 20 de marzo, cuando el Alcalde hizo público el lanzamiento del concurso y el procedimiento a seguir para escoger el nombre para la nueva terminal. Tampoco se pronunció el 30 de abril cuando se cerraron las votaciones. Solo lo hizo después de que Correa se pronunciara sobre el tema.

El concurso impulsado por el Burgomaestre consistió en habilitar una página web para que la ciudadanía eligiera entre cuatro opciones: Mitad del Mundo, Eugenio Espejo, Carlos Montúfar y Manuela Sáenz. Participaron 24 970 personas, la mayoría (15 991) escogió la primer alternativa. El compromiso fue respetar el pronunciamiento ciudadano.

Cabezas frenó la designación del nombre, al asegurar, el pasado martes, que la Comisión de Suelo y Ordenamiento Territorial es la única que puede levantar los informes para identificar a las calles, plazas y otros espacios.

Desestimó la participación ciudadana en el concurso asegurando que apenas el 1% de la población quiteña votó en la web. “Mi propuesta es que el nuevo aeropuerto se llame Mariscal Sucre y el centro de convenciones que se construirá en el lugar donde hoy funciona la terminal, lleve el nombre de Mitad del Mundo”.

Repitió la propuesta que hiciera el Presidente en la sabatina y tergiversó el propósito del concurso. Sus declaraciones hicieron eco en la bancada de concejales de Alianza País, quienes introdujeron el tema en el orden del día de la sesión del pasado jueves.

Ella, que fue quien planteó la propuesta y tenía que defenderla como presidenta de la Comisión, no asistió a la sesión y sus colegas debatieron en su ausencia.

En un comunicado informó que mientras se trasladaba al Municipio, presentó un quebranto en su salud y fue internada, por emergencias, en la Clínica Pichincha. “Luego de un riguroso chequeo médico, los galenos la recomendaron un reposo de ocho días y la disminución de sobreesfuerzo físico en sus actividades”, se explicó en el documento.

Ya en el debate, la concejala Dénnecy Trujillo (se desafilió de Alianza País) fue la primera en cuestionar la actuación de Cabezas. Ella rechazó que el Concejo se haya dejado imponer una agenda impulsada desde la Presidencia de la República.

“Este Concejo es autónomo, fue electo democráticamente y debe tomar sus propias decisiones. En este caso, la opinión del Presidente debió ser tomada como la de un ciudadano más”, comentó.

Barrera también explicó que en la Ordenanza, que alude a las funciones de la Comisión de Suelo y Territorio, no se estipula como funciones la designación del nombre para el aeropuerto.

Al final de la sesión, el Concejo acordó convocar a otro concurso. Esta vez, la ciudadanía tendrá dos alternativas: Mitad del Mundo y Mariscal Sucre. El pronunciamiento ciudadano será aprobado por los ediles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)