30 de April de 2012 00:02

Chucky Seven lleva ocho meses en indagación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Entre la fecha en la que Emilio Palacio redactó la columna que motivó la querella penal del presidente Rafael Correa con diario El Universo (febrero del 2011), y la millonaria condena al rotativo, por parte del juez Juan Paredes (julio del 2011), pasaron cinco meses.

La rapidez judicial con la que avanzó este caso (en febrero del 2012 el juicio sorteó la instancia de casación y el Mandatario aplicó el perdón al proceso) difiere de cómo la Fiscalía del Guayas ha actuado en la investigación del presunto escándalo de corrupción que derivó de este caso: ¿quién es el rostro detrás de Chucky Seven?

Hoy se cumplen ocho meses del inicio de la indagación previa contra Paredes. La defensa de El Universo acusó al juez temporal de presunto delito de falsedad ideológica. La razón: haber fijado la millonaria condena y la orden de prisión de tres años contra Palacio, El Universo y sus tres directivos sobre la base de una sentencia que, aparentemente, no fue elaborada por él sino por una tercera persona, en un computador ajeno al Juzgado XV de lo Penal del Guayas. Una de las hipótesis que maneja el rotativo es que Gutemberg Vera, abogado de Correa, redactó la sentencia.

Estos ocho meses se cumplen, precisamente, cuando finaliza el encargo que Paúl Ponce tiene como fiscal distrital del Guayas.

Hoy, el fiscal titular Antonio Gagliardo debería retornar a su despacho. Sin embargo, una fuente cercana dijo que solicitará la extensión de su permiso médico.

Gagliardo tiene licencia desde el 9 de marzo, tras sufrir un esguince. Hasta el viernes pasado, no había solicitado por escrito la ampliación de su licencia.

En estas seis semanas, Ponce no ha despachado ninguna diligencia dentro del proceso. El 20 de marzo, por ejemplo, se negó a tomar la versión del perito informático Enrique Ferruzola, quien analizó el disco duro del Juzgado XV Penal del Guayas. Ponce argumentó que no conocía de la investigación porque la había recibido apenas el día anterior.

Sin embargo, dictó dos providencias. La primera, cuando dispuso que se organizara el expediente judicial. Y la segunda, que fue notificada el jueves pasado, cuando convocó a dos personas más a que rindieran su declaración juramentada (ver puntuales). “Si sigo al frente de la Fiscalía provincial me corresponde a mí llevar las diligencias”, señaló.

Según Joffre Campaña, procurador judicial de diario El Universo, “si ahora (Ponce) ha llamado a la ex jueza Mónica Encalada (quien deja entrever que Paredes no redactó la sentencia) es por el peso de la opinión pública. Es indudable que hay un silencio, una pasividad, una parsimonia impresionantes en la Fiscalía”.

El viernes 20 de abril, la defensa de Encalada entregó un video de 50 minutos y la transcripción de este a la Fiscalía. Ese mismo día, la ex jueza lo hizo público ante los medios de comunicación. La filmación recoge un supuesto encuentro entre ella y Paredes el 30 de enero del 2012.

Según la transcripción, impresa en 28 páginas, Paredes presuntamente acepta que Gutemberg Vera le entregó un ‘pen drive’ con la sentencia contra El Universo, en un archivo en formato Word.

El jueves pasado, Ponce convocó a una rueda de prensa para anunciar su nueva providencia. Al ser interrogado sobre la validez jurídica de ese video, el Fiscal (e) dijo que primero debía escuchar la versión de Encalada.

Campaña y el asambleísta de oposición César Montúfar consideran que ese video es un indicio a ser tomado en cuenta. Pero Paredes y Vera sostienen que la filmación no tiene validez jurídica.

El martes pasado, Vera anunció que iniciará acciones penales y civiles en contra de Encalada. Tres días después emitió un boletín de prensa en el cual calificaba de “saludable para la moral pública” que Ponce haya convocado a la ex jueza a rendir su versión.

El abogado del Presidente dijo que el día en que declare Encalada “quedará al descubierto una vez más, la mentira y grosera manipulación de la que fue objeto ella y el pseudo video, así como de quien estuvo detrás de todo este ardid”. Además afirmó que si Ponce “procede conforme a la Ley, en ese mismo momento debería disponer la detención de Mónica Encalada”.

La ex jueza respondió que estaba dispuesta a declarar en la Fiscalía pese a que no posee las garantías suficientes para precautelar su vida. Considera que el fiscal Ponce es “muy servil al Gobierno” y “superamigo” del fiscal general, Galo Chiriboga.

Ponce aclaró que su relación con Chiriboga es la de compañeros de trabajo. Y en su última providencia, se negó a ordenar el inicio de la instrucción fiscal y también el archivo de la indagación, como solicitaron las partes.

Además, pidió que se agregaran al expediente nuevos escritos. Entre esos consta la declaración juramentada que rindió el ex técnico de la Judicatura, Jaime Martínez, el 4 de abril. En ese documento, relata la supuesta conversación que tuvo con el abogado Vera.

Martínez pidió que se lo convocara a declarar y se lo incluyera en el programa de protección de testigos. Pero Ponce no atendió a ninguna de estas dos solicitudes.

Próximas versiones

Mónica Encalada  fue convocada a rendir su versión el miércoles 2 de mayo a las 09:30. La ex Jueza manejó la demanda del presidente Rafael Correa contra  diario El Universo.

El viernes  pasado entregó un video de una supuesta reunión que tuvo con su ex colega Juan  Paredes.

Enrique Ferruzola  fue llamado a declarar el jueves 3 de mayo a las 09:30. El perito informático realizó un análisis al disco duro del Juzgado XV Penal del Guayas, donde estuvo la demanda del presidente Rafael Correa en primera instancia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)