8 de January de 2011 00:00

Cely busca acuerdos con importadores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Gobierno y el sector empresarial ecuatoriano mantienen reuniones frecuentes para buscar soluciones sobre el abultado déficit comercial del país, el cual llegó a USD 1 213 millones hasta octubre del año pasado, el mayor de la década.

Desde el lado oficial, la ministra Coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, se ha encargado de consensuar con los importadores una reducción en el volumen de las importaciones.

El jueves pasado se realizó una reunión entre Cely y algunos representantes de los principales sectores importadores, entre ellos Eduardo Peña, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio; Andy Wright, por el grupo de grandes importadores, y Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano.

La reunión se realizó un día después de que el presidente de la República, Rafael Correa, anunciara en Guayaquil que se estudia un aumento de impuestos para financiar el presupuesto del sector salud.

En la reunión con los empresarios, Cely ratificó que los acuerdos que se consigan para reducir las importaciones serán voluntarios y se realizarán sector por sector, dependiendo de su incidencia en la balanza comercial, señaló Aspiazu en una carta enviada a los miembros del Comité Empresarial Ecuatoriano.

En el diagnóstico sobre los sectores que más inciden en el crecimiento de las importaciones ecuatorianas, se mencionó que los sectores de transporte y electrónico eran particularmente críticos. De ahí que las primeras decisiones para reducir el déficit comercial apuntaron al sector automotor, donde se incrementaron los aranceles a partir de este año para los autos importados.

Con el sector automotor se busca un compromiso para redu-cir las importaciones en un 20% respecto del 2010, un año que registró un récord de ventas de vehículos, con alrededor de 125 000 unidades vendidas.

En la lista también está el sector farmacéutico, donde se busca discriminar entre las importaciones esenciales, las cuales no tendrían ningún tipo de restricciones, y las no esenciales, en donde entran rubros como las vitaminas, que son más utilizadas por personas de mayores ingresos.

Con las medidas restrictivas, más los acuerdos que se logren con los importadores, el Gobierno prevé manejar un déficit comercial menor de USD 1 000 millones en el presente año, aunque en la programación presupuestaria manejó cifras diferentes.

En la programación cuatrianual del Ministerio de Finanzas, las autoridades proyectaron un déficit comercial de USD 658 millones para este año, el cual estaba lejos de cumplirse si se mantenía el ritmo de actual crecimiento de las importaciones .

Sin embargo, Cely reconoció, según la carta del Comité Empresarial, que el elevado precio del crudo, así como cierta recuperación de los niveles de producción hacia el segundo semestre del año, es una señal alentadora que permitirá revisar las medidas restrictivas.

De ahí que se prevé realizar evaluaciones trimestrales de las medidas, conforme vaya evolucionando la economía nacional.

Asimismo, las medidas de restricción serían de aplicación general, con el fin de no tener un trato diferenciado para los países con los que Ecuador tiene acuerdos comerciales.

En los planes del Régimen no está volver a un mecanismo de salvaguardia general.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)