11 de November de 2012 00:01

Alfredo Negrete: Correa a lo mejor se reelige, pero quizás no tenga mayoría legislativa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoja de vida

Alfredo Negrete Talenti
¿Quién es? Decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de las Américas. Colaboró con Jaime Roldós, Osvaldo Hurtado y Gustavo Noboa. Fue subdirector de Diario EL COMERCIO.
Su punto de vista.  Advierte que la próxima Asamblea estará integrada por un grupo de asambleístas con más notoriedad política.  

¿Usted es de los que cree que estas elecciones serán un mero trámite para el oficialismo porque ya tiene el triunfo garantizado?

Lo que se está construyendo es un modelo político totalizador, que trata de no dejar resquicios del poder fuera de su control. Si vemos los últimos movimientos en la Corte Constitucional y para conformar el Consejo de la Judicatura podemos concluir que solo les falta retener la Presidencia de la República y lograr una mayoría en la Asamblea. Frente a esta realidad tan abrumadora la pregunta que yo hago a quienes no son gobierno es: ¿qué han hecho, qué hacen y qué van hacer?

¿La Presidencia será esquiva para los no gobiernistas?

Tenemos una fuerza política que administra excelentemente el poder, que se sobregira. Y frente a ella hay una fragmentación. Los no gobiernistas han caído en el error gravísimo de confundir lo político con lo ideológico.

¿A qué se refiere?

No se han dado cuenta que esto no se trata de un modelo económico o de un modelo social. El gran problema del Ecuador, y de otros países, es saber si sobrevive su democracia o si al menos se respetarán las reglas del juego. Eso es lo vital, caso contrario se terminan discutiendo los temas entre la izquierda, la derecha y el centro, creándose una extrema barbaridad que Venezuela ha intentado superar luego de 10 años.

Pero perdió el candidato Enrique Capriles...

A pesar de ello, el Ecuador está a años luz de lo que fue ese proceso de candidatura única.

¿Los exponentes que hoy tiene la oposición ecuatoriana estaban en posibilidad de liderar la unidad política? ¿Usted se imagina a la Ruptura hablando con Lucio Gutiérrez o a Alberto Acosta con Álvaro Noboa?

Lo que sucede es que por ociosidad se olvidaron de estudiar los gravísimos pasos con los que fallaron y debilitaron a la democracia ecuatoriana. ¡Cómo fue posible que los no correístas hayan permitido que la Constitución de 1998 fuera avasallada por el Tibunal Supremo Electoral! Nunca reaccionaron ante la violación al Parlamento, al Tribunal Constitucional, ante la convocatoria a una constituyente vía decreto. Para mí, lo que se hizo en el 2007 con la democracia ecuatoriana fue peor que lo que pasó en Honduras con Manuel Zelaya.

Pero si la gente apoyó ese proceso constituyente, algo muy distinto a lo que pasó con los ‘forajidos’ del 2005.

Normalmente, los pueblos no reaccionan sino que son conducidos. Y para eso están los líderes: desde el cura del pueblo o los tenientes políticos; así funciona la sociedad. Los ‘forajidos’ fueron alentados por una radio porque el gobierno de entonces había cometido una situación contra Quito que fue terrible, como el caso de la Pichicorte. Ese fue un fenómeno muy particular que no se compara, por ejemplo, con el último cacerolazo en Argentina. Lo del 2005 fue rencor quiteño.

¿O un error quiteño?

Yo no lo llamaría error. Lo que pasa es que en este país nos acostumbramos a hacer de la democracia una referencia y no una vivencia. Hoy nos cierran todo, hasta el fútbol (a través de las exclusividad para transmitirlos por los canales estatales), ¿y qué pasa? Si lo único que falta es que centralicen los concursos de belleza.

¿Para que los organice el Consejo de Participación...?

Por supuesto y con las candidatas del oficialismo. Pero pese a todo esto, la oposición sigue pensando desde la ideología. Este no es un problema de derecha o izquierda. Este es un problema de democracia o de dictadura.

¿Sus palabras son dardos contra Alberto Acosta?

Contra todos. ¿Qué más esperamos que nos pase?

[[OBJECT]]

¿No encuentra responsabilidad política en Acosta por el hecho de que él aupó el modelo político vigente?

Su apoyo fue parte de un proceso político y cuando él creyó que debía separarse lo hizo.

Pero dio su voto para la reelección inmediata del Presidente, con la ventaja de tener el control del Estado para la campaña electoral.

No solo fue el voto de Acosta sino de muchos asambleístas que, más allá de este tema, dieron paso a algo que para mí fue terrible.

¿Qué cosa?

Haber creado el Consejo de Participación Ciudadana que es el mayor cráter contra la democracia. Es increíble ver cómo se despojó al Parlamento de todas sus atribuciones nominativas, para darlas a un organismo que no es elegido por el pueblo. Esa barbaridad es una responsabilidad de correístas y de anticorreístas. ¡Pero si la oposición ha dejado pasar el escándalo de las firmas falsas que no reclame después los resultados que no le guste!

¿Siete candidatos u ocho, si es que el PRE pone un presidencial, son demasiados para el momento político que está viviendo el país?

La consulta popular del 2011 demostró que somos una sociedad polarizada. Por tanto, se suponía que los candidatos debían ser muy pocos. Estas siete candidaturas demuestran una falacia y su falta de experiencia política.

¿Por qué Sociedad Patriótica y el Prian no lograron sellar una alianza política que resultaba lógica o que Ruptura no plegara hacia Acosta? ¿Puro egoísmo?

Al egoísmo yo le sumaría ceguera política. Ni siquiera se dan cuenta lo que significa el control de los partidos de fútbol.

¿Qué significa aquello?

La toma de absolutamente todo. ¿La oposición está consciente de que el SRI, con el nuevo proyecto tributario, podrá entrar en las cuentas de todos los ciudadanos del país? No entienden para nada lo que está pasando...

¿Les falta talento?

No lo sé. En política lo que cuenta es la experiencia, la percepción y la adecuada medición de las necesidades de un pueblo.

¿Ese talento solo lo tiene el presidente Correa?

Hasta este momento, como están las cosas, no sé si lo de él es un supertalento o si lo notorio son las falencias del resto que no ha tenido la menos sindérisis para organizarse. Hasta ahora ningún candidato ha tocado el lado más flaco que se supone tiene este Gobierno: la presunta corrupción. Los políticos son los que tienen que investigar estos casos.

¿Correa sigue siendo buen candidato 6 años después?

En este momento sí... Y como dijo el ex presidente de Bolivia, Carlos Mesa, nunca en la historia de América Latina ha habido una economía internacional tan favorable. Y nunca ha sido tan aprovechada por los gobiernos populistas. Yo creo eso, porque siempre en Ecuador los populismos fueron pobres. Ahora no.

¿Correa sigue despertando ilusión en el electorado?

Más que esperanzas, el Presidente aprovecha muy bien el presente. Es un gran administrador sobre un petróleo de USD 100 y tiene otras ventajas como la percepción colectiva que sobre él despierta la obra pública que es innegable e importante. El fenómeno actual de Correa se parece al de la reciente reelección de Cristina Fernández; la gente en los supermercados decía sentirse bien... y ahora han regresado los cacerolazos.

¿Los segundos períodos son siempre peores?

Eso dependerá del precio del petróleo. Pero más allá del factor económico está el político y al presidente Correa lo que le urge es tener una mayoría legislativa.

¿Se le hará fácil lograrlo?

Cuidado se le revierte el método D’Hondt (de asignación de escaños en la Asamblea).

¿Por qué?

Porque este método, con una buena primera candidatura, arrastra a las demás de su lista y deja de lado a las minorías. Habrá provincias como Guayas, que ahora están divididas en varios distritos, donde la gente que está acostumbrada a votar 20 años por el PSC lo hará en las nuevas circunscripciones con listas más cortas. Eso permite al partido más votado llevarse más escaños.

¿Y el PSC tendrá buenos candidatos en esta elección?

Yo creo que sí.

¿Fueron decisiones inteligentes las de Guillermo Lasso, de no haber puesto asambleístas en Guayas para apoyar al PSC, y del prefecto Jimmy Jairala de haber hecho lo propio para apoyar a Correa?

La decisión de Lasso de haber pactado con Jaime Nebot fue inteligente y ha sido lo mejor, hasta ahora, de su campaña, porque logra captar las adhesiones de la zona de influencia del PSC en El Oro, en Los Ríos, en Manabí, etc.

¿ Esto quiere decir que más allá de que Lasso gane o pierda las presidenciales, se hará de un nutrido bloque en la Asamblea Nacional?

Si se mantiene esta alianza, el grupo Creo puede ser el nuevo sucesor del socialcristianismo. Pero más allá de ello, me parece que la oposición es la que va a tener un nutrido número de legisladores, cuyos nombres son destacables: Lenín Hurtado, César Montúfar, Santiago Guarderas, Martha Roldós, Fausto Cobo...

¿Será una Asamblea Nacional con mejores cuadros que los que hoy tiene?

Así lo creo. Montúfar, Cobo y Pinoargote ya no estarán tan solos como les ha tocado esta vez.

¿Qué espacio le ve a Sociedad Patriótica? Tiene hoy el segundo bloque legislativo, pero su liderazgo como oposición ha sido un desastre.

Tendrán una buena presencia parlamentaria nuevamente.

¿A pesar de que las tres provincias más pobladas estarán distritalizadas?

Esta será la primera experiencia. Yo creería que los resultados podrían sorprendernos, porque a lo mejor en Pichincha y Guayas, el triunfo es de la oposición.

El Gobierno dice que Guayaquil es su nuevo bastión.

Ese es su objetivo. Acordémonos que el Gobierno quiere controlarlo todo y para eso es importante la Alcaldía de Nebot.

¿En qué provincias va a radicar la fuerza de A. País?

La fuerza va a ser muy variada y muy repartida. Pero su problema grave es el electorado indígena de la Sierra centro, donde el Presidente no se ha recuperado. Tiene problemas en el Oriente y si la campaña del PSC en la Costa es inteligente habrá una sorpresa.

¿Cuál es su diagnóstico?

Que a lo mejor Correa se reelige, y hasta en primera vuelta, pero quizás no tenga mayoría legislativa. Por eso es que el Presidente repite todos los sábados: “tenemos que ganar la asamblea”.

Y si no la gana, ¿Correa llamaría a muerte cruzada?

No lo creo si los resultados legislativos le son esquivos. Además, cabe aclarar que si pudiera existir una nutrida presencia de la oposición en la Asamblea, esto no es una garantía de que lograrán articular un bloque sólido que imponga una agenda de reformas que permitan, al menos, fortalecer al papel de la Legislatura.

Nadie tendrá la mayoría.

Seguramente. Pero por eso es importante que los legisladores, como individuos, sean talentosos y valientes para que afronten las presiones negociadoras en una Asamblea fragmentada.

¿Alianza País arrastrará en esta campaña el desgaste legislativo de sus cuadros?

No. Eso solo se ha movido en el escenario de la prensa. Son otros los temas que desgastan más: narcovalija, avionetas desviadas, el caso Duzac. Y cuando la gente perciba que su privacidad ha sido invadida con la reforma tributaria que pretende elevar el Bono de Desarrollo Humano, el desgaste puede crecer. Lo curioso es que los candidatos aún no se han metido en estos temas muy poderosos y que se deben debatir.

Pero los presidenciales, salvo su adhesión generalizada a que suba el bono, no hablan de esos temas. La agenda que pretende impulsar Acosta tampoco ha sido efectiva.

El problema de esta izquierda es que tiene una falta de estrategia más que de recursos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)