17 de February de 2012 00:01

A los jueces les bastó 6 días para leer el juicio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El primer fallo penal se produjo a 20 días de que los jueces de la nueva Corte Nacional de Justicia se posesionaran en sus cargos.

Los protagonistas son Jorge Blum, Wilson Merino y Paúl Íñiguez. La madrugada de ayer, los tres magistrados ratificaron la sentencia en el juicio que el presidente Rafael Correa instauró contra diario El Universo.

[[OBJECT]]Esta causa llegó a manos de los tres jueces el jueves 9. Ese día, en la Corte se sortearon 1 869 juicios penales de 2 610 que dejó pendiente el anterior alto Tribunal, entre ellos el de El Universo.

Aquello ocurrió, pese a que un día antes el organismo había difundido un comunicado en el que anunciaba la suspensión de todas las audiencias fijadas por la Corte saliente, incluida la del rotativo. La presidenta de la única Sala Penal, Ximena Vintimilla, dijo que el cambio de opinión ocurrió para evitar especulaciones de que se quieren dilatar procesos de interés público.

No obstante, horas antes, el presidente Rafael Correa pidió a los nuevos magistrados que no dilataran el trámite. Por eso, Joffre Campaña, procurador judicial de El Universo, dijo que la rapidez con la que los jueces resolvieron fijar la audiencia obedece a la declaración del Jefe de Estado.

El sorteo de los expedientes fue público, pero no la conformación del tribunal con los tres funcionarios que fallaron ayer.

¿Una semana fue suficiente para conocer el caso? El ex juez Luis Quiroz, quien también conoció el caso de El Universo en los últimos días de la anterior Corte, señala que para fallar en un recurso de casación, los magistrados sí están facultados legalmente para revisar solo la sentencia de un juez inferior. “Si se dedicaron a leer las 18 páginas que tiene la sentencia de segunda instancia el tiempo es más que suficiente”.

¿Qué ocurre con otros expedientes penales? Aún están por resolverse y entre ellos se encuentran los juicios de los ex presidentes de la República Jamil Mahuad y Abdalá Bucaram, acusados de presunto peculado.

También está la causa relacionada con los hermanos Roberto y William Isaías por el supuesto mal uso de fondos públicos para el salvataje de Filanbanco.

El juicio del ex ministro de Deportes Raúl Carrión tampoco avanza. La tarde de ayer se suspendió la audiencia en la única sala penal de la Corte Nacional y se conoció que aquello ocurrió por pedido del abogado de uno de los investigados

El presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, Ramiro Viteri, señala que todos los casos deberían analizarse con la misma agilidad. “Pero es responsabilidad de la Corte cómo lo hace”.

El tema del rotativo guayaquileño no se pudo tratar desde la anterior Corte, pues la defensa del periódico interpuso recursos que impidieron actuar a los entonces jueces de la Segunda Sala Penal, a la que pertenecía Quiroz.

“Lamentablemente los señores abogados de diario El Universo creyeron que a lo mejor por ser funcionarios de salida íbamos a tomar una decisión incorrecta. Confiaron en la nueva Corte y la justicia es así”, sostuvo el ex juez.

En la asamblea de Montecristi, Paúl Íñiguez, uno de los tres magistrados que falló en la madrugado, fue asesor de la legisladora de País, Linda Machuca, con un sueldo de USD 3 200 al mes.

Hasta antes de las audiencias públicas, que se desarrollaron en el octavo piso de la Corte, Íñiguez estaba en el puesto 41 de entre los 64 finalistas y tenía 67,43 puntos. En la fase definitiva, el Consejo de la Judicatura le otorgó 9,9 puntos y subió al puesto 20, como mejor puntuado (ver puntuales).

Hechos como este fueron cuestionados por el legislador Andrés Páez, quien incluso presentó acciones legales para que la Judicatura aclare cómo se produjo la calificación de los postulantes.

Incluso el ex juez español Baltasar Garzón, quien lidera el grupo de veedores internacionales a la reforma de justicia, aseguró que analizaría estas denuncias.

Él llegó al país un día antes de que sean posesionados los nuevos jueces de la Corte, hecho que fue criticado especialmente por sectores de la oposición.

En medio de estos hechos, ayer en la Corte el principal comentario era el fallo contra el diario guayaquileño. Hasta el mediodía, los jueces Blum, Merino e Íñiguez no estuvieron en sus oficinas. Sus colaboradores solo dijeron que ellos realizaban otros trámites.

Maximiliano Blum
Juez de la Sala Penal
Lugar de nacimiento: Guayas. 27/04/1956.    
Títulos:   Doctor en Jurisprudencia y  magíster en Ciencias Penales y Criminológicas de la Universidad de Guayaquil.
Experiencia:   el magistrado se desempeñó como agente fiscal  de Guayas y Galápagos, ministro fiscal distrital del Guayas y Galápagos,  asesor de la Corte Suprema de Justicia y  conjuez permanente de la Tercera Sala de lo Penal de la Corte Provincial del  Guayas.

Wilson Merino
Juez de la Sala Penal
Lugar de nacimiento:
El Oro. 21/09/1971.    
Títulos:    Doctor en Jurisprudencia de la Universidad Católica de Cuenca; diploma de Medicina Legal y  Ciencias Forenses por la Universidad Ricardo Palma y magíster en Derecho Penal y Criminología por la Universidad Autónoma de los Andes.
Experiencia:   el ahora juez  nacional penal ejerció como fiscal de El Oro, abogado en libre ejercicio y docente en la Universidad  de Machala.

Paúl Íñiguez
Juez de la Sala Penal
 Lugar de nacimiento: Azuay. 22/11/1965.    
Título:   Doctor en Jurisprudencia por la Universidad de Cuenca y especialista en Derecho Procesal por la Universidad del Azuay.
Experiencia:    se desempeñó como Juez IX Suplente de lo Civil  y  VIII de lo Civil del Azuay. El ahora magistrado fue asesor de la asambleísta Linda Machuca de Alianza País y colaborador del  Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Reacciones

Fernando Casares/ Ex Magistrado
‘Se ha terminado la libertad de expresión’
 La sentencia  ha destruido el derecho a la libre expresión.  Se trata de un fallo  improcedente desde lo  jurídico, porque  la Corte   parece que no ha tenido  tiempo de leer  todos  el   expediente. La seguridad jurídica  ha resultado terminada.

Iván Salcedo  /   Docente  U.   Central
‘Fue un bautizo de fuego;   los  jueces se quemaron’
Que pena que esta Corte Nacional de Justicia se bautice de esta manera.   Las sentencias tienen que ser oportunas, prudentes  y analizadas. Sobre todo hay que manejarse  con prudencia. Este fue un bautizo de fuego y los  jueces se quemaron.

Gustavo Medina/ Jurista
‘Fue la crónica de una  sentencia anunciada’
Fue una suerte de crónica de una sentencia  anunciada, desde que se vio el apresuramiento de los jueces en tramitar este asunto. Las consecuencias y los efectos de esto han  sido  algo sumamente serio y los daños han empezado a sentirse.

Otto Sonnenholzner/  AER-Guayas
‘Es un antecedente negativo para la prensa’
Habrá autocensura. Es un antecedente negativo para el ejercicio de la actividad comunicacional. Está bien que existan parámetros de responsabilidad ulterior, pero   estos deben ir de acuerdo con la realidad y los tratados internacionales.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)