40% del gasto electoral irá a publicidad en medios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Estrella G. Redactor politica@elcomercio.com

La oficina de Promoción Electoral no luce como la más coqueta del Consejo Nacional Electoral. No es grande ni pequeña, pero el movimiento de las 12 personas que trabajan allí, el timbre incesante de los teléfonos, las respuestas casi inaudibles de los funcionarios -"no, eso no tiene que pedir en esta oficina sino en…"; "usted tiene que entregar también el RUC…"-, los sobres manila y documentos apilados, los técnicos que resuelven los embrollos del sistema informático, hacen que el espacio se vea diminuto.

No menos sencillo se ve el despacho que ocupa la directora nacional de Promoción Electoral, Angelina Veloz. Una mampara la separa del lugar de sus subordinados, pero se puede mantener la intimidad de las conversaciones.

El espacio apenas alcanza para una pequeña mesa de reuniones para cuatro personas. El único "lujo" es una pantalla gigante empotrada en la pared color ocre, con la página web del CNE abierta.

En ese espacio se maneja y se controlan los USD 19,5 millones que serán distribuidos entre los 27 895 candidatos que disputarán las 5 652 dignidades en juego para las elecciones seccionales del 23 de febrero.

Ese dinero deberá destinarse únicamente para la promoción electoral a través de medios de comunicación y vallas. Y corresponde al 40% del monto total de gasto electoral que un candidato podrá gastar en esta campaña. El 60% restante proviene de los aportes que cada aspirante reúna por su cuenta.

Desde el martes pasado, los responsables del manejo económico de las distintas organizaciones políticas deberán dosificar el destino de estos recursos durante los 45 días.

Por ejemplo, cada candidato a prefecto de Pichincha podrá gastar hasta USD 317 660. De este monto, solo USD 127 064 se podrán invertir en los medios de comunicación registrados en el CNE. Con este valor, al candidato le alcanza para aproximadamente 13 páginas a full color en un medio impreso nacional o 1 628 segundos en el 'prime time' de la televisión nacional, de 19:00 y las 19:30, conocido como AAA.

Una realidad distinta tiene la lista de cuatro candidatos a concejales urbanos de San Pedro de Huaca, en Carchi. En conjunto, ellos no podrán gastar más de USD 421 en toda la campaña, y en medios solo USD 168. En radios locales de esa provincia, el segundo cuesta USD 0,25, por lo que la lista podrá acceder a 672 segundos.

"Nosotros hacemos un monitoreo de cómo se va pautando. Y en lugares como San Pedro por lo general pautan en radios locales, cuyas tarifas son menores a las fijadas por los medios nacionales", explica Veloz, quien aclara que, "aunque no lo crea", ya hay candidatos que se han gastado todo.

También, los medios fueron controlados para que no se disparen con las tarifas aprovechando que enero, usualmente un mes de poco pautaje, tendrá un gran insumo publicitario. El CNE estableció que los precios de cada minuto, en caso de radios y televisión, y espacio en las vallas y medios impresos, sean los mismos que han regido en el trimestre anterior a la convocatoria a elecciones, el 17 octubre del año pasado.

El CNE es el encargado de destinar y controlar los fondos para la promoción electoral a través de un usuario y una contraseña que se entrega desde Promoción Electoral. Con ella, se puede contratar libremente en cualquier medio, sin que supere los 60 segundos (radio y televisión), no contener mensajes discriminatorios ni incluir a niños, salvo con permiso de sus apoderados.

Según el Reglamento de Promoción Electoral, el contenido de la publicidad no se controla a priori. Del monitoreo que se haga de ellas, se pudiera elevar una denuncia ante el Tribunal Contencioso Electoral.

Y cuando "ya no haya plata" no se podrá pautar con el permiso del ente electoral, que debe constar en cada publicidad. Si un medio acepta un anuncio fuera de esa disposición, además de multas, cabe "una sanción que podría acarrear hasta el cierre del medio", dice José Cisneros, director de Fiscalización y Gasto Electoral.

El teléfono de la oficina de Veloz no deja de sonar. Sale corriendo a una reunión. Las elecciones están en su recta final y en esa oficina se lo siente así.

No olvide

  • El gasto electoral  es el monto máximo que una organización política puede usar para promocionar sus candidatos, como concentraciones, movilizaciones.
  • El aporte de  financiamiento puede ser de miembros del partido, rentas de sus bienes, actividades promocionales, menos de la banca u organismos estatales.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)