28 de December de 2010 00:00

El 30-S inspirará la quema de años viejos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

La insubordinación policial del 30 de septiembre será el tema de mayor inspiración para la quema de monigotes, este viernes 31.

Las caretas de los principales personajes de esa jornada: el presidente Rafael Correa y los policías son las más apetecidas, lo que anticipa que estas figuras serán las más quemadas durante la noche de año viejo. Esta tradición tiene un fuerte componente político entre los ciudadanos.

A estas máscaras se suma la alusiva al ex presidente Lucio Gutiérrez, a quien Correa acusa de ser uno de los conspiradores, del 30-S.

Paúl Álava se acercó a uno de los locales de caretas ubicado en la avenida América, en el centro norte de Quito. Estuvo con su hijo de 8 años.

Si bien, en un inicio querían algún personaje más bien cómico, terminaron inclinándose por los políticos. Álava aseguró “quemaré a Lucio el 31, porque a él ya se le acabó su participación en la política de este país”.

Ayer, en un debate realizado por Ecuadoradio, tres expertos en sondeos y encuestas hicieron un balance de cómo cierra el año el país político y económico. En ese sentido, la firma Santiago Pérez no dejó de recordar lo importante que es para el imaginario de la ciudadanía escoger al muñeco de su preferencia para quemarlo.

Según sus sondeos, el 16% de los encuestados quiere hacer un monigote de los policías del 30-S. El segundo lugar sería para Gutiérrez con el 15% y el tercero para cualquier político sin especificar.

Quienes quieren quemar al Primer Mandatario componen el 11% de la encuesta.Las cifras de Pérez difieren de lo que se palpa en las calles, pues hasta el momento, el personaje más buscado en los locales de años viejos es el presidente Correa.

El dueño del Palacio de la Careta, Vicente Paredes, dice que la clientela recuerda más “los momentos nefastos que tuvo que vivir el país el 30 -S ”.

En otro local, una cuadra hacia el norte, los clientes se acercaban curiosos a las caretas de Correa usando la máscara antigás mal colocada en su rostro. Sin duda, esa fue de las imágenes más impactantes del Presidente, durante la insubordinación policial en el Regimiento Quito.

Se trató de un momento duro para la institucionalidad ecuatoriana que, tanto para Pérez, como para Paulina Recalde (Perfiles de Opinión) y Carlos Córdova (Cedatos), fortaleció la popularidad del Presidente.

“La lectura que hizo la población (de ese día) fue que él no necesita de intermediarios para gobernar y que enfrenta a todo tipo de poder”, agregó Recalde durante el debate en Ecuadoradio.

Según su firma, Correa cierra el año con un 76% de aprobación de su gestión presidencial, mientras que Santiago Pérez dice que la aceptación bordea el 71%.

Elizabeth Espín se acercó al local del Palacio de la Careta buscando disfraces para sus hijos. Si bien dijo que “aún no sabe a quién quemar, pero un buen candidato sería el Presidente para ver si mejora su modo de gobernar”.

Esta opinión de la ciudadanía coincide con los datos entregados por la encuestadora Cedatos. Según Córdova, la aprobación de la gestión de Correa no es tan alta como lo aseguran sus colegas. Para esta firma, el 2010 el Mandatario finaliza con 56 puntos a favor.

El Jefe de Estado, Gutiérrez y los policías no son los únicos en la lista de los personajes a quemar en Quito. Los jugadores de fútbol también atraen. Paredes, del Palacio de la Careta, afirmó que “los jugadores del Barcelona y de la Liga de Quito son los terceros y cuartos más solicitados”.

Diego Suárez quiere un monigote del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. “Simplemente porque es un derechista”. Paulina Recalde dio cifras positivas de la imagen de este político. Su credibilidad en Guayaquil es del 75% y en Quito del 21% . Otro actor es Carlos Vera, quien alcanza el 15% de aceptación en Quito y el 42% en Guayaquil, pero su careta aún no está en los locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)