5 de noviembre de 2017 00:00

Cinco familias mantienen su poder local

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 201
Triste 2
Indiferente 10
Sorprendido 4
Contento 4
Jorge González
Redactor (I) [email protected]

Son considerados los herederos políticos de sus familias, en cuatro provincias de la Costa. Ellos son hijos, sobrinos o hermanos menores de dirigentes y dignatarios, que tienen décadas en la política y se volvieron caciques locales.

Esta nueva generación ha capitalizado el caudal político y electoral logrado por sus allegados. Y en sus jurisdicciones sus apellidos tienen peso. Así, se destacan los Falquez y Sánchez, en la provincia de El Oro; los Zambrano, en Manabí; los Troya, en Los Ríos; y los Cisneros, en Santa Elena.

Carlos Falquez Batallas, de 75 años, es exalcalde de Machala en dos períodos, exprefecto de El Oro y exgobernador. Ahora su hijo Carlos, magíster en administración de empresas, de 42 años, le sigue los pasos en la Alcaldía de la capital orense.

Carlos Falquez Aguilar (der.) sucedió a su padre Carlos Falquez Batallas (izq.) en la Alcaldía de Machala, en las elecciones seccionales del 2014. Fotos: Archivo Particular

Carlos Falquez Aguilar (der.) sucedió a su padre Carlos Falquez Batallas (izq.) en la Alcaldía de Machala, en las elecciones seccionales del 2014. Fotos: Archivo Particular


El actualmente legislador del Partido Social Cristiano (PSC) y antes tres veces diputado recordó que el mayor de sus cuatro hijos dio su primer paso en política en los comicios del 2014. Fue luego de que su candidatura fuera descalificada para un tercer período. Sus opositores lo señalaron por supuestamente tener una frecuencia radial.

La impugnación fue presentada por la coalición Alianza País-Movimiento Autonómico Regional (AP-MAR).

“Mi hijo no quiso ser candidato, hablé con él, le dije que sea candidato por Machala. Luego aceptó y su candidatura fue aprobada por el PSC de El Oro y ganamos la Alcaldía. Al oficialismo le salió el tiro por la culata”, recordó. Falquez aceptó que en la elección pasada sí pesó el apellido.

El Alcalde de Machala analiza su reelección en el 2019. De confirmarse esa participación disputará esos comicios con otro heredero político: Montgómery Sánchez Ordóñez, hijo de Montgomery Sánchez Reyes, de 67 años.

Montgómery Sánchez Reyes (izq.) impulsó la candidatura de su hijo Montgómery Sánchez Ordóñez (a su lado) en el 2013, alcanzando una curul por su provincia. Foto: Archivo Particular

Montgómery Sánchez Reyes (izq.) impulsó la candidatura de su hijo Montgómery Sánchez Ordóñez (a su lado) en el 2013, alcanzando una curul por su provincia. Foto: Archivo Particular


Sánchez Reyes es actual legislador y fue prefecto de El Oro entre 1996 y el 2014. En este último año perdió la reelección frente a Esteban Quirola, de la alianza PSC-SUMA.

En las elecciones del 2013, su hijo, ingeniero agrónomo de 35 años, se estrenó en el ejercicio público al lograr una de las cinco curules que disputa la provincia. Ahora el hijo del legislador no ocupa un cargo de elección popular, pero trabaja para terciar por la Alcaldía machaleña en el 2019.

En la provincia de Santa Elena, el prefecto Patricio Cisneros, de 54 años, ayudó a incursionar en la actividad pública a su sobrino Daniel Cisneros, de 35. Este último captó en el 2009 una curul en la Asamblea y desde el 2014 se convirtió en el Alcalde del cantón Salinas.

Él reconoció que el apellido de su tío lo ayudó. Sin embargo, destaca que creó un nombre propio al haber trabajado en lo social y el voluntariado antes de ser una figura pública. Su tío fue alcalde de La Libertad entre 1996 y el 2009. Desde entonces es prefecto peninsular. En las seccionales del 2014 logró la reelección con una votación del 79%.

“Yo crecí con Patricio, es como mi papá. El vínculo que tengo con él es fuerte, así que por su experiencia he aceptado sus recomendaciones y sugerencias en la administración. Mi objetivo es llevar en alto el apellido”, comentó el actual Alcalde.

En Manabí, en cambio, está el prefecto Mariano Zambrano Segovia, de 68 años, quien apoyó a su hijo Mariano Zambrano Vera, licenciado en administración de empresas de 31 años, para los comicios pasados. Él se hizo de un puesto por la tercera jurisdicción más poblada del país.

Mariano Zambrano Segovia (con sombrero) es prefecto desde el 2004. En las pasadas elecciones su hijo  Mariano Zambrano Vera (izq.) ganó un escaño legislativo. Foto: Archivo Particular

Mariano Zambrano Segovia (con sombrero) es prefecto desde el 2004. En las pasadas elecciones su hijo Mariano Zambrano Vera (izq.) ganó un escaño legislativo. Foto: Archivo Particular


El Prefecto manabita tiene una larga trayectoria política en la provincia. Empezó como asambleísta constituyente en 1997 por el PSC. En el 2004, por la misma organización, ganó la Prefectura; fue reelecto en el 2009 con el Movimiento Municipalista y en el 2014 con la coalición AP-Unidad Primero.

Zambrano Vera dijo a este Diario que prefería no pronunciarse al respecto.

En Los Ríos también está Marco Troya, de 48 años, quien fue alcalde de Valencia entre 1996 y el 2009. Es prefecto desde ese entonces. Su hermano menor, Juan Carlos, (46 años) ocupa actualmente la Alcaldía de Valencia. Ganó en los comicios del 2014.

El prefecto de la cuarta provincia más poblada del país, Marcos Troya (der.), junto con sus dos hermanos. Juan Carlos (izq.) es el alcalde del cantón Valencia. Foto: Archivo Particular

El prefecto de la cuarta provincia más poblada del país, Marcos Troya (der.), junto con sus dos hermanos. Juan Carlos (izq.) es el alcalde del cantón Valencia. Foto: Archivo Particular

Juan Carlos Troya señaló que el quehacer político de los dos lo heredaron de su fallecido padre, Jorge Troya, quien lideró en 1995 la cantonización de Valencia, hasta ese entonces parroquia de Quevedo.

“Nosotros tuvimos el legado de mi padre, con él vivimos muchas campañas porque apoyaba desinteresadamente a candidatos a la Presidencia con los que creía que habría desarrollo”, contó.

El Prefecto fluminense recordó que al inicio su padre no quiso que sus hijos participen en política, pero que finalmente los apoyó decididamente. “Realmente gran parte del resultado obtenido por nosotros fue por el aprecio que la ciudadanía le guardaba a él”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (48)