10 de agosto de 2016 21:35

47 000 policías trabajarán en la seguridad este feriado

El Municipio, la Policía Nacional y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) realizarán operativos de control durante el feriado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Municipio, la Policía Nacional y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) realizarán operativos de control durante el feriado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Sara Ortiz

El operativo de seguridad para el feriado del 10 de Agosto se inicia desde las 12:00 de mañana jueves y se extenderá hasta las 20:00 del domingo 14 de agosto.

A partir del jueves se desplegarán en todo el país 47 000 policías, quienes estarán a cargo de la seguridad vial, la prevención de delitos y la seguridad en los puntos turísticos.

Ramiro Mantilla, comandante General de Operaciones, asegura que la Policía todavía cuenta con el 83% del control vial del país, sobre todo en las carreteras interestatales, intercantonales y en la mayoría de los municipios medianos y pequeños. Justamente, en las vías estatales como la Alóag-Santo Domingo, la Pifo-Baeza o la carretera hacia Lago Agrio son las más problemáticas, pues allí se presentan graves accidentes de tránsito.

“En los puntos más conflictivos, que ya los hemos identificado, como la llamada curva de la muerte (en la vía Pifo-Baeza), se instalarán conos para que los conductores reduzcan la velocidad. Además cada 50 kilómetros habrá un patrullero controlando la vía”.

A este dispositivo de vigilancia se suman los fotorradares que estarán operativos a escala nacional. “Todo este esfuerzo es para evitar accidentes, pero la gente debe ser consciente que no debe exponerse de forma innecesaria cando maneja en estado etílico o a altas velocidades”, recomienda Mantilla.

En el ámbito de la seguridad, el operativo está diseñado para que exista presencia policial en los centros turísticos como los balnearios y las playas. Pero también un grupo de agentes se quedará en las ciudades más grandes como Quito y Guayaquil. Mantilla asegura que en estos sitios se presentan, sobre todo, riñas originadas por el consumo de licor, robos de celulares y de domicilios.

En cambio, en las playas, los robos a celulares, hurtos y delitos sexuales son las infracciones más frecuentes. “Para mantener la buena convivencia, la Policía no permitirá que nadie ingiera licor en la vía pública o en las playas”, agrega. Según Mantilla, en lo que va del año, 150 personas han muerto solo en riñas callejeras relacionadas a consumo de licor.

La Policía también contará con el servicio de encargo a domicilio para las personas que salgan de la cuidad y quieran dejar su casa al cuidado de una UPC. Pero si no lo desean, el oficial también recomienda encargar la vivienda a algún familiar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)