14 de agosto de 2015 00:00

Protesta dejó detenidos y 16 policías heridos

A las 18:00, en El Chasqui hubo fuertes protestas. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

A las 18:00, en El Chasqui hubo fuertes protestas. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 116
Triste 11
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 44
Redacción Seguridad
y Regionales.  (I)

Una lluvia de bombas inundó todo de gas. La Panamericana Sur, a la altura de El Chasqui, entre Cotopaxi y Pichincha, fue escenario de una protesta violenta. La Policía y militares usaron la fuerza para abrir el paso vehicular que un grupo de indígenas lo había bloqueado desde la madrugada de ayer, al colocar sobre la vía llantas, piedras y troncos.

Tras el disparo de los gases, los manifestantes, entre estos niños, mujeres y hombres, corrieron metros más abajo, hacia una segunda barricada hecha con troncos y ramas de árboles talados. Otros intentaron refugiarse en las montañas.

Allí, los policías detuvieron a un joven que portaba la bandera arcoíris, que caracteriza al movimiento indígena. Al menos 10 personas fueron detenidas y hubo personas heridas, entre civiles y policías.

Este no fue el único punto conflictivo en la jornada de protestas que se desarrolló ayer en todo el país, pero sobre todo en Quito. En la capital, los manifestantes protagonizaron violentos enfrentamientos en el Centro Histórico. Se reportaron heridos y 20 detenidos.

Lo mismo ocurrió en el malecón de Guayaquil, en donde los manifestantes prendieron fuego a cartones. No hubo heridos.
La situación fue distinta en el sector de Santa Marianita, vía Cuenca-Girón-Pasaje. Allí los uniformados arremetieron contra los manifestantes, quienes colocaron un tanque metálico gigante para bloquear la vía que une Azuay con El Oro.

Cinco policías quedaron lesionados. Uno presentaba una herida abierta en el brazo y los demás, golpes y hematomas en el cuerpo. Así lo informó, por la tarde, Leonardo Berrezueta, gobernador de esa provincia.

La cuenta de Twitter del Ministerio del Interior exhibió a un policía herido “en situación crítica” que fue trasladado en un helicóptero de Aeropolicial.

Hasta la noche se contabilizaron al menos 16 agentes heridos. A las 19:20, la Cruz Roja informó que atendió a otras 12 personas, 10 en Quito y el resto en Machachi, a unos 45 km. al sur de la capital.

La organización Indymedia (colectivo de medios independientes) reportó que una mujer sufrió un trauma en la cabeza en Quito. En la foto que subió a su Twitter se mira a la joven con sangre en el rostro, pero estaba consciente.

En El Chasqui, en cambio, los manifestantes respondieron a la Policía lanzándoles piedras, quemaron llantas y ramas.
En este sitiohubo dos momentos de mayor convulsión. El primero fue en la mañana, cuando José Serrano, ministro del Interior, arribó al lugar en un helicóptero. Minutos después tuvo que retirarse en la misma aeronave y en medio de un fuerte resguardo policial, pues sobre sus cabezas volaban piedras y palos.

“Desalojen las vías porque están atentando contra la seguridad del Estado y este Gobierno les ha dado todo”, les dijo Serrano a los manifestantes.

Estas palabras provocaron rechazo de los indígenas. Gritaron arengas contra el presidente Rafael Correa y pidieron que el Ministro se fuera.

En ese lugar se registraron dos policías heridos. Aparentemente, uno habría recibido un golpe cerca de la ceja y el segundo una lesión en la pierna. Pasadas las 15:00, la llegada de tres buses de militares armados con escopetas truflay, gas y escudos causó de nuevo un cruce de palabras con los manifestantes, que terminó en el lanzamiento de piedras y gases.

La presencia de Serrano, quien de nuevo volvió al sitio en la tarde, también generó descontento entre los huelguistas. Después de las 16:00 detonó la violencia. Los agentes intentaron desalojarlos y emplearon gases lacrimógenos. La idea fue habilitar la Panamericana, pero hasta las 19:00 esto no fue posible.

Fotógrafo detenido

En medio de las protestas, la Policía también detuvo al fotógrafo de EL COMERCIO, José Mafla, quien hasta el cierre de esta edición seguía arrestado.

El hecho ocurrió cuando Mafla cubría las marchas mientras los agentes intentaban desalojar a los manifestantes que bloqueaban la Panamericana, en el sector de Ilumán, Otavalo.

Cuando Mafla se habría acercado para hacer tomas fotográcias, los policías supuestamente forcejearon con él y con otras personas. Mafla fue llevado en una moto. Lo acusaron de obstaculizar la vía pública e impedir el trabajo policial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)