11 de octubre de 2017 22:58

Más policías custodian la comunidad minera de Río Blanco tras los hechos violentos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

Este miércoles 11 de octubre del 2017, la seguridad se redobló en la comunidad minera de Río Blanco, donde ayer, 10 de octubre, se registraron hechos violentos que dejaron dos policías heridos y daños a un patrullero. Más de 13 agentes de los grupos especializados COE, GIR y UMO custodian la zona.

La tensión ronda el pequeño caserío de menos 50 familias, perteneciente a la parroquia cuencana de Molleturo, en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cajas. Un grupo de ellos está apostado en la vivienda de un vecino, ubicada frente al campamento de la empresa Ecuagoldming South.

En ese espacio, desde hace dos meses, vigilan las 24 horas para impedir que la empresa china avance con la construcción de las obras civiles para la extracción de oro y plata. Del otro lado, el campamento está vigilado por guardias privados y agentes de la Policía Nacional. En ese ambiente ocurrió el enfrentamiento a piedras.

Los comuneros denunciaron en la Fiscalía que todo el día son hostigados por los guardias privados armados que les lanzan piedras. Mientras tanto, representantes de la minera hablan de supuestos ataques de los comuneros al campamento que dejaron heridos, por impactos de piedras a los policías Santiago Vásconez y Giovanny Apolinario.

En ese altercado fue detenido Wilson P., de 16 años, uno de los supuestos autores de las agresiones y en la audiencia de formulación de cargos la jueza, Iliana Vallejo, dictó la medida sustitutiva de presentarse cada 15 días en el juzgado. Este miércoles 11 de octubre, una delegación de comuneros llegó a Cuenca.

En la Gobernación fueron recibidos por un representante del Ministerio del Interior a quien le entregaron un documento con cinco pedidos, entre ellos, una investigación transparente de los hechos violentos, que la minera retire de la zona a los guardias privados y la moratoria a la actividad minera hasta que el pueblo se pronuncie en la consulta popular sobre la minería en fuentes de agua.

El gobernador, Xavier Enderica, dijo que están tomando las acciones necesarias para que estos hechos no se vuelvan a repetir. “La Policía está para resguardar a la comunidad y al campamento, y favorecer el orden público”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)