23 de febrero de 2018 13:38

Policía continúa con operativos en Guayaquil mientras se aplican actividades de inteligencia para detectar amenazas con artefactos explosivos

En tanto, sobre las acciones de control se informó la detención de una banda delincuencial de nueve personas entre quienes estaban un policía y un marino, ambos en servicio activo y un juez de paz de la Corte de Justicia Indígena.

Detenidos del operativo denominado Impacto 75. Foto: Miguel Párraga / EL COMERCIO 

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un telegrama de la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional enviado el jueves, 22 de febrero del 2018, demandó que se alerten posibles amenazas con artefactos explosivos en unidades similares al comando policial del distrito San Lorenzo (Esmeraldas), que sufrió un ataque con un coche bomba la madrugada del 27 de enero.

La comunicación estipula que los oficiales superiores deben informar a los comandantes de zonas y subzonas sobre esta situación particular. En el caso de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) las actividades policiales continúan con normalidad este viernes. Hoy se efectuó una rueda de prensa en el Cuartel Modelo en el norte del Puerto Principal en la que se difundió detalles de operativos realizados en las últimas horas.

Al ser consultadas sobre el comunicado, las autoridades no explicaron sobre estrategias de prevención al respecto. Pero reconocieron la veracidad del documento. “Son temas propios, nuestros”, dijo Marcelo Tobar, comandante de Policía de la zona 8 aclarando que son acciones de Inteligencia. Telmo Erazo, jefe zonal de la Policía Judicial, indicó que sobre ese tema únicamente se van a referir los altos mandos policiales.

Comunicado amenaza explosivos


En tanto, sobre las acciones de control se informó la detención de una banda delincuencial de nueve personas entre quienes estaban un policía y un marino, ambos en servicio activo y un juez de paz de la Corte de Justicia Indígena. Los sospechosos presuntamente se dedicaban al robo a domicilios, a locales comerciales, a clientes de bancos y tenencia ilegal de armas.

“El policía, quien trabajaba en el ECU 911, facilitaba información sobre dónde estaban haciendo los operativos de seguridad e inclusive hay evidencias de que también actuaba cuando estaba en sus tiempos libres en los actos delictivos”, dijo Erazo. Con esas advertencias los sospechosos operaban sin peligro.

En el caso del juez, a través de su cargo supuestamente influenciaba en la Justicia para que las sentencias fueran menos drásticas contra los otros miembros de la banda en caso de que fueran detenidos.

Se realizó 11 allanamientos en la vía a la Costa, en el norte de Guayaquil y se detuvo a las nueve personas. El marino fue identificado por las autoridades como el líder de la organización. Entre las evidencias halladas están dos alimentadoras, seis municiones, nueve celulares, tres vehículos, USD 1 340 y documentos y prendas vinculantes.

En otro operativo denominado Impacto 75 se capturó a cinco personas en allanamientos a tres inmuebles de la vía a la Costa y del centro de la urbe, quienes supuestamente realizaban estafas a ciudadanos a través de las redes sociales.

Ofrecían a las víctimas incrementar en el doble un capital inicial de USD 1 400. Luego, cuando era el momento de recibir el pago, los sospechosos no respondían los llamados. El perjuicio total es de aproximadamente USD 150 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)