22 de noviembre de 2014 10:14

Un policía muerto y tres desaparecidos en un ataque en Colombia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA
Bogotá

Un policía muerto, cuatro heridos y tres desaparecidos dejó un ataque cometido hoy (22 de noviembre del 2014) presuntamente por la guerrilla de las FARC en una isla del Pacífico colombiano, reportaron las autoridades.

Informes procedentes de la isla Gorgona, ubicada a 35 kilómetros de la costa del departamento de Cauca (suroeste), indican que en el ataque murió el teniente John Suárez, comandante de la estación policial en esa zona del país.

Asimismo, cuatro policías resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital de Cauca, en tanto que se desconoce el paradero de tres agentes. Tropas del Ejército y la Armada fueron enviadas a Gorgona para establecer si los uniformados fueron secuestrados por integrantes del frente 29 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según el coronel Iván Pérez, comandante de la Policía en Cauca, el frente de las FARC fue el autor del ataque, pues se trata de la principal estructura armada ilegal que actúa en esa zona.

El teniente coronel de la Policía Juan Carlos Ramírez dijo que los 16 uniformados destacados en esa comisaría fueron atacados por guerrilleros que llegaron en lanchas y les lanzaron granadas y explosivos de fabricación artesanal.

Un miembro del Ejército Nacional de Colombia el miércoles 19 de noviembre del 2014, en Quibdó (Colombia), antes de desplazarse a la zona donde fue secuestrado el general Rubén Darío Alzate a manos de las FARC el pasado domingo en el departamento del Chocó

Un miembro del Ejército Nacional de Colombia el miércoles 19 de noviembre del 2014, en Quibdó (Colombia), antes de desplazarse a la zona donde fue secuestrado el general Rubén Darío Alzate a manos de las FARC el pasado domingo en el departamento del Chocó, noroeste de Colombia. Foto: EFE

La desaparición de los tres policías se presenta en momentos en que está en marcha una operación para que las FARC entreguen a una comisión humanitaria a cuatro militares y una abogada, cuya liberación es exigida por el gobierno para reanudar el proceso de paz entre las partes, que se cumple desde hace dos años en Cuba.

El presidente Juan Manuel Santos suspendió las negociaciones el domingo pasado a raíz del secuestro del general del Ejército Rubén Darío Alzate, por parte del frente 34 de las FARC. Alzate fue secuestrado junto con un cabo y una abogada de su unidad militar cuando se encontraba ese día visitando un caserío próximo a Quibdó, la capital del departamento de Chocó, también sobre la costa del Pacífico.

Santos advirtió que autorizará el regreso de los negociadores del gobierno a La Habana cuando las FARC liberen a los tres secuestrados en Chocó y a dos soldados que fueron retenidos la semana pasada en medio de un combate en el departamento de Arauca (noreste).

Las FARC accedieron y el viernes se puso en marcha una operación para la entrega de los secuestrados al Comité Internacional de la Crus Roja (CICR), con la colaboración de los gobiernos de Cuba y Noruega, que fungen de garantes del proceso de paz.

El gobernador de Cauca, Temístocles Ortega, dijo que no es coherente que mientras la cúpula de las FARC accede a las condiciones del gobierno y acepta liberar a los secuestrados un frente del mismo grupo guerrillero haya posiblemente tomado como rehenes a otros tres policías.

"Mientras esa circunstancia se mantenga no hay lugar a seguir dialogando porque nadie entendería que hay disposición real (de las FARC) de hablar para llegar a acuerdos", dijo el gobernador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)