21 de December de 2014 20:32

Policía investiga a banda que usa escopolamina

Agentes de Medicina Legal acudieron al sitio en donde fueron localizadas las víctimas. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Agentes de Medicina Legal acudieron al sitio en donde fueron localizadas las víctimas. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 97
Triste 7
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 9
Diego Bravo

Hay preocupación tras la muerte de un joven que fue drogado con escopolamina en La Mariscal la semana pasada. Agentes de la Policía aseguran que un grupo delictivo se está aprovechando del ajetreo por las fiestas navideñas para sedar a la gente y robarla.

La última víctima tenía entre 25 y 30 años y estaba con tres amigos en la zona de los bares cuando ocurrió el hecho. Ellos recuerdan que dos mujeres se acercaron y les ofrecieron un trago. Luego de eso no recuerdan nada más de lo que pasó...

El caso actualmente es investigado por agentes de la Policía Judicial y hay pistas: se presume que la organización está compuesta por hombres y mujeres extranjeros que operan en la zona de los bares de La Mariscal. Ellas se acercan a las víctimas y se hacen amigos. Luego se aprovechan de los descuidos para ponerles la sustancias en el licor y luego les roban, precisa un uniformado.

Según datos del Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana (OMSC), desde enero hasta octubre de este año se reportaron 336 denuncias de robos a personas con drogas en la capital. El mes en el que hubo mayor cantidad de casos fue julio con 43. En el 2012 hubo 384 casos y en el 2013 se registraron 365.

Para evitar robos o ataques con escopolamina, la Policía recomienda a la gente que salga a divertirse en grupo y que no acepte tragos de personas desconocidas.

También, que tengan precaución cuando otra gente se les acerca. La idea es evitar lo que pasó con el joven fallecido y sus amigos la semana pasada, ya que la escopolamina causa pérdida de memoria y sentidos para manipularla.

Pero este no es el único caso que se reportó en este mes. De hecho, uniformados cuentan que, hace tres semanas, otro joven de 29 años sufrió un robo tras haber sido drogado con escopolamina en la zona de La Mariscal.

Lo encontraron en las calles Diego de Almagro y Mariscal Foch a las 03:00. “Se terminaba el operativo de cierre de los bares y él estaba abandonado. Lo habían asaltado con alguna sustancia, pero no falleció”, contó un uniformado.

Los agentes también recomiendan a las personas que, si salen a sitios concurridos, se fijen bien en la publicidad y panfletos que se entregan en la calle, pues de eso se aprovechan los grupos delictivos para drogar a las víctimas y robar.

Un caso así lo vivió Andrés C., de 25 años, quien salió con un amigo a la zona de los bares en Quito para divertirse. Él solo recuerda que un desconocido le entregó un papel publicitario; luego se despertó en un hospital público con dolor de cabeza y le habían robado.

Tenía un golpe en la nuca producido con arma de fuego. Los médicos le dijeron que había sido víctima de escopolamina.

En las indagaciones de la Policía se ha determinado que las agrupaciones delictivas que roban bajo la modalidad del paquetazo (engañar a las personas que retiran dinero en efectivo) usan sustancias para atracar a sus víctimas.

Por ejemplo, la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD) desarticuló una banda que supuestamente robaba en las inmediaciones de centros comerciales y zonas concurridas. Se trataba de tres hombres que se movilizaban en un automóvil y los uniformados dicen que les hallaron evidencias: dinero, joyas, teléfonos celulares.

En la Policía se indicó que los tres sospechosos usaban escopolamina para someter a las víctimas y conseguir lo que les pedían, incluso que los llevaran a sus viviendas. Uno de los detenidos es extranjero y se estableció que él realizaba dos robos en Ecuador y luego se regresaba a su país. Cuando se les terminaba el dinero, regresaban para seguir atracando.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (1)