30 de junio de 2016 15:35

La Policía maneja dos hipótesis sobre el crimen del agente de la CTE

AvenidaTanca Marengo y pasaje 37A. En los exteriores de la Delegación Urbana #5 fue asesinato un vigilante de la CTE. Él ascendió a capitán hace tres meses. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

AvenidaTanca Marengo y pasaje 37A. En los exteriores de la Delegación Urbana #5 fue asesinato un vigilante de la CTE. Él ascendió a capitán hace tres meses. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Stives Reyes

El capitán de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) había solicitado el pase en su trabajo desde su natal Palestina (Guayas) a Guayaquil para estar cerca de su mujer quien estaba embarazada.

Jairon Aníbal Prado Vélez, recibió cuatro impactos bala en los exteriores de la delegación No5, en el norte de la ciudad, la tarde del miércoles 29 de junio. Su padre dijo que el capitán estaba feliz por la llegada de su segundo hijo. El familiar relató que ese día, salió cerca de las 12:30 desde su domicilio en Palestina para asumir su guardia en esa delegación e inmediatamente tomó su camioneta para llegar a Guayaquil.

Un testigo dijo que el vigilante llegó alrededor de las 13:30, a los exteriores de la Delegación, ubicada en la avenida Juan Tanca Marengo, en el norte de Guayaquil, se parqueó y se bajó del vehículo cuando fue interceptado por dos hombres, a bordo de una motocicleta roja. “El que iba en la parte de atrás de la moto se bajó se acercó al capitán y realizó varios disparos”.

Los disparos impactaron al vigilante y otro fue dirigido a un señor que manejaba un montacargas por el sector, el cual luego fue identificado por sus familiares como Cruz S., de 57 años, quien se habría bajado de su vehículo para presuntamente obstaculizar la huída del hombre que realizó los disparos, pero luego fue herido en el pecho.

Extraoficialmente se conoce que en el vehículo particular del vigilante se encontraron USD 1 600. Y se manejan dos hipótesis sobre su muerte presuntamente vinculadas a deudas y microtráfico de drogas.

Francisco Hernández, jefe de la Unidad de Muertes Violentas, informó que aparentemente, los delincuentes utilizaron silenciadores para cometer el crimen, pues nadie se percató del hecho, solo una vendedora de artículos para carros que se encontraba en la esquina fue quien dio la voz de alarma. Se investiga un delito de asesinato y hasta el momento no hay detenidos.

Prado llevaba 15 años en la institución y tenía asignada la camioneta 561 de la CTE, que patrullaba las vías a la Costa y la vía Perimetral en Guayaquil.

Según el nuevo comandante de la Policía en la Zona 8, Edison Barrera, los delitos que se comenten en motocicletas han aumentado en Guayaquil. Aunque no dio cifras del incremento, la mañana de este jueves 30 de junio. Anunció que se incrementarán los operativos de control a estos vehículos en el Puerto Principal.

“En la mañana conversamos con personal de la CTE y por la tarde nos reuniéremos con personal de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para reforzar los controles a las motocicletas”, indicó Barrera

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (8)