6 de junio de 2017 10:08

Un atentado frustrado en Notre Dame devuelve a París la sombra del terrorismo

Aumenta la presencia policial en la catedral Notre-Dame de París tras el ataque a un policía que respondió hiriendo a su agresor con su arma de fuego. Foto: AFP

Las autoridades consideran el suceso como un acto terrorista y la Fiscalía de París, encargada de estos asuntos, ha abierto una investigación. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Al grito de "¡esto es por Siria!", un hombre armado con un martillo agredió hoy, 6 de junio de 2017, a un policía junto a la catedral de Notre Dame de París antes de ser neutralizado por otro agente, en un atentado que devuelve a París la amenaza del terrorismo cinco días antes de las elecciones legislativas.

Sobre las 16:20 hora local (14:20 GMT), el hombre llegó a golpear con el martillo al policía, que fue trasladado a un hospital con heridas que no revisten gravedad, según anunció el ministro francés del Interior, Gérard Collomb.

El agresor, que también resultó herido por los disparos y llevado a un hospital, confesó posteriormente ser un "soldado del califato del Estado Islámico", informó el canal BFMTV, si bien este extremo no fue confirmado oficialmente.

Las autoridades consideran el suceso como un acto terrorista y la Fiscalía de París, encargada de estos asuntos, ha abierto una investigación confiada a la sección antiterrorista de la Brigada Criminal y a la Dirección General de la Seguridad Interior.

Además del martillo, el hombre se hallaba en posesión de "cuchillos de cocina", lo que muestra que los ataques contra las fuerzas de seguridad se llevan a cabo "con instrumentos muy corrientes", dijo el ministro.

"Hemos pasado de un terrorismo sofisticado a otro en el que cualquier herramienta puede ser utilizada como arma", consideró Collomb.

El hombre actuó solo en el momento del ataque, aunque ahora las fuerzas de seguridad investigan si podría tener cómplices.
Alrededor de una hora después del suceso, la Prefectura de Policía anunció que la situación había sido "controlada".

El atentado frustrado golpeó uno de los lugares más visitados por turistas de todo el mundo, en pleno corazón de la capital francesa y que cuenta con plena vigilancia las 24 horas del día.

Francia se encuentra en estado de emergencia, con la presencia de patrullas militares por las calles de París, desde que los atentados del 13 de noviembre de 2015 causasen 130 muertos y cientos de heridos en las calles de la ciudad y en la sala de conciertos Bataclan.

La Policía acordonó la plaza de la catedral y sus alrededores, pero en torno a un millar de turistas y fieles quedaron atrapados durante más de dos horas en el interior del templo.

Una de esas personas fue la española Poly Ricote, que relató a Efe cómo desde dentro se escucharon los disparos, que fueron confundidos con truenos por la tormenta que caía sobre París.

El atentado de hoy presenta varias similitudes con otros ataques recientes en la capital francesa, como el que tuvo lugar el 20 de abril, sólo tres días antes de la celebración de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en la avenida de los Campos Elíseos, otro de los epicentros turísticos de París.

En aquel incidente murió el policía Xavier Jugelé, tiroteado por un yihadista que fue posteriormente abatido por las fuerzas del orden. La catedral de Notre Dame ya fue escenario de otro atentado frustrado el 9 de septiembre del año pasado.

Entonces, la Policía desarticuló un comando compuesto esencialmente por mujeres y dirigido por el Estado Islámico (EI) desde Siria, que intentaron hacer saltar por los aires un coche junto a Notre Dame y luego trató de perpetrar un atentado terrorista contra agentes policiales.

El plan de las yihadistas era provocar una explosión con un coche sin matrícula que abandonaron de madrugada a unos metros de la catedral con seis bombonas de gas y tres botellas con gasóleo en su interior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)