23 de octubre de 2016 11:25

Policía que disparó contra un sospechoso en Quito quedó en libertad

El policía que disparó a un sospechoso de robo, en el sur de Quito durante una persecución policial, fue liberado. Foto: Armando Lara para EL COMERCIO

El policía que disparó a un sospechoso de robo, en el sur de Quito durante una persecución policial, fue liberado. Foto: Armando Lara para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 279
Gabriela Pilataxi
(I)

Una audiencia se desarrolló para analizar la actuación del policía que disparó y mató a un sospechoso de robo a mano armada, que trataba de huir en una moto de una persecución que se registró en el sur de Quito.

En la audiencia, que se desarrolló ayer, sábado 22 de octubre, a las 15:30, la Fiscalía indicó que, según los reportes, el uniformado disparó para precautelar la vida de un compañero suyo que ya había sido arrollado por la motocicleta. También refirió que el policía, luego de usar su arma y ver al sospechoso en el piso, llamó inmediatamente a una ambulancia.

El occiso fue trasladado a la morgue de Quito; hasta la tarde de ayer aún se desconocía su identidad pero se presume que tenía 25 años.

La persecución policial se desarrolló la noche del viernes 21 de octubre del 2016. Ocurrió en el sur de Quito. Según denuncias, tres hombres en dos motocicletas estaban amedrentando a moradores con armas de fuego para quitarles sus pertenecias. Se armó un operativo policial para detenerlos.

En la avenida Maldonado, a la altura de la entrada a La Ecuatoriana, dos policías vieron a los motociclistas sospechosos. Al intentar detenerlos, un motociclista arrolló a uno de los policías, fracturándole la pierna. Ahí fue que su compañero sacó su arma y disparó.

Los otros dos sospechosos intentaron huir girando en U con destino al sur. Quien iba de pasajero en la moto cayó e intentó huir corriendo pero fue interceptado por otros dos agentes policiales que alcanzaron a llegar a tiempo al lugar de los hechos.
El sospechoso que fue hacia el sur logró escapar en la moto, que luego dejaría abandonada.

El agente que disparó y el sospechoso que intentó huir corriendo fueron trasladados a la Unidad de Flagrancias, en la av. Patria para esperar las respectivas audiencias, mientras que el policía herido fue llevado al Hospital de la institución.

Además, durante la audiencia se presentó la denuncia de las víctimas. Una de ellas señaló que el ahora fallecido fue quien le apuntó con un arma y le robó una mochila rosada en la que tenía un celular, una libreta bancaria, documentos personales y dinero.

Debido a los documentos presentados, la Fiscalía indicó que no existía razón para formular cargos contra el policía pero pidió que se realizara una investigación previa. La defensa expresó el acuerdo y pidió la libertad para el policía detenido. Finalmente, la jueza a cargo liberó al gendarme manifestando que él usó su arma mientras salvaguardaba el orden y la paz social.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (199)
No (9)