4 de octubre de 2016 18:52

La Policía detuvo a una banda dedicada al robo de vehículos

Los agentes de inteligencia siguieron la pista de la organización delictiva durante dos meses, aproximadamente.

Los agentes de inteligencia siguieron la pista de la organización delictiva durante dos meses, aproximadamente. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 42
Unidad de Noticias

Una banda, que supuestamente se dedicaban al robo de vehículos en el Valle de los Chilllos, Sangolquí y Quito, fue capturada la madrugada de hoy, 4 de octubre del 2016, en un operativo ejecutado por la Policía Judicial de la subzona Pichincha.

La acción de la Policía permitió, además, recuperar a cuatro automotores que habían sido reportados como robados, entre ellos un camión, dos automóviles y una camioneta. Uno de estos vehículos está en investigaciones, debido al uso que le dio la banda en presuntos actos ilícitos.

Los agentes de inteligencia siguieron la pista de la organización delictiva durante dos meses, aproximadamente. Los sospechosos fueron aprehendidos mientras intentaban violentar las seguridades de un automóvil. Dos de los detenidos, presentan antecedentes penales y uno es de nacionalidad extranjera.

Según el capitán Carlos Molina, jefe del Grupo Operativo de la Policía Judicial subzona Pìchincha, esta banda usaba armas blancas para amenazar a sus víctimas, para luego someterlas y llevarlas hacia las periferias del Valle de los Chillos, donde las abandonaban maniatadas y se llevaban los vehículos.

Los automotores reportados como robados eran alterados y sus placas eran cambiadas,

Los automotores reportados como robados eran alterados y sus placas eran cambiadas. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO


Esta organización también operaba en los parqueaderos de los lugares con una importante afluencia de personas. Según la Policía, violentaba las seguridades de los vehículos estacionados y en pocos segundos, ingresaba al automotor y se lo llevaba.

Uno de los perjudicados que se encontraba en la Policía Judicial esta tarde, contó que su auto fue robado a las 07:10 del pasado sábado 1 de octubre, en la entrada a Sangolquí, mientras él desarrollaba su rutina de ejercicios. A las 08:30 se percató que su vehículo ya no estaba e inmediatamente puso la denuncia en la Policía. “Gracias a Dios pude recuperar mi vehículo”, comentó.

Los automotores reportados como robados eran alterados y sus placas eran cambiadas, para presuntamente ser comercializados en diversos cantones e incluso en otros países.

Para el jefe del distrito Rumiñahui-Mejía, Jimmy Viteri, la captura de esta banda permitirá mejorar el programa ‘Vigilante Seguro’, con el cual se busca registrar a quienes se dedican al cuidado de los automotores en zonas estratégicas de Sangolquí y el cantón Mejía, para evitar los robos. Hasta el momento, la Policía trabaja con 74 vigilantes de una asociación, en esta iniciativa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (4)