20 de octubre de 2017 18:49

Polémica en Loja y Ambato por el funcionamiento de los fotorradares y el cobro de multas

Un fotorradar mide la velocidad de los ­vehículos que circulan por el sector de El ­Socavón-La Victoria, Ambato. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

Un fotorradar mide la velocidad de los ­vehículos que circulan por el sector de El ­Socavón-La Victoria, Ambato. Foto: Archivo Raúl Díaz para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la capital lojana, el tema de las fotomultas genera polémica y rechazo ciudadano. No hay datos oficiales desde el Municipio sobre el número de multas impuestas por la empresa Safety en los tres años de vigencia del proyecto a los conductores que infringen la ley por exceso de velocidad.

Pero la delegación provincial de la Contraloría General del Estado realizó un examen especial al proceso precontratactual y contractual para la gestión y control del tránsito en la ciudad, a través del sistema de fotomultas. Para esto se examinó el período comprendido entre enero del 2013 y diciembre del 2016.

Ese documento señala que en el 2015 se emitieron 5 763 boletas de citación que generó una recaudación de USD 1,2 millones y al año siguiente fueron 20 506 con un recaudo de USD 3,2 millones. El contrato establece que el Municipio de Loja recibe el 55% de los ingresos de las fotomultas y Safety se queda con el 45% restante.

Sin embargo, por todos los altibajos que ha tenido el proyecto también se han registrado 11 242 multas que fueron dadas de baja por las mismas autoridades municipales o jueces penales. Estas cifras representaron USD 1,6 millones en multas, que en algunos casos habían sido canceladas y el Municipio devolvió mediante títulos de crédito.

Según el concejal del Municipio de Loja, Darwin Avendaño, las multas dadas de bajas ocurrieron porque hubo contradicciones en los rangos de velocidad, los radares fijos no fueron ubicados con la respectiva señalización y los móviles en busetas de vidrios ahumados, y tampoco hubo campaña previa de concienciación ciudadana.

Según el informe de la Contraloría, el 6 de abril del 2017 Safety informó que entre el 2015 y 2016 generaron 150 844 infracciones, de las cuales 22 037 fueron confirmadas, 10 937 rechazadas y 97 059 se registraron como pendientes hasta que se legalicen los rangos de velocidad y prescriben en cinco años.

Con las multas pendientes –dice Avendaño- el Municipio tendría una recaudación superior a los USD 25 millones. Por todos los cuestionamientos el alcalde Bolívar Castillo analiza la posibilidad de terminar de forma unilateral el contrato con la firma adjudicataria.

En tanto, en Ambato  el control al exceso de velocidad es riguroso a través de ocho fotorradares fijos. En el perímetro urbano no se puede circular a más de 50 kilómetros y la multa se cobra así se haya excedido en un kilómetro.

Los dispositivos funcionan desde el 2015 y ya generaron ingresos por USD 28 666 000 por multas de acuerdo al informe enviado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). El asambleísta de Tungurahua, Luis Fernando Torres, explicó que espera que el Municipio certifique el monto que recibirá la concesionaria, pero de antemano adelantó que será el 60% de lo recaudado.

Dijo que el monto sorprende cuando en Ibarra la recaudación por los fotorradares asciende a USD 4 600 000 y en Loja el monto es inferior. “Nos preguntamos si en Ambato hay más infractores que en Ibarra o Loja?”.

Torres explicó que algunos de los fotosensores fueron ubicados en sitios ilegales que no cumplen el Reglamento de la Ley de Tránsito. “Si los dispositivos fueron instalados en bajadas, pendientes o en curvas los cobros podrían ser ilegales, pero para eso deberán ser declarados ilegales judicialmente, mientras eso no ocurra la cancelación procede. Hay que evaluar por qué los fotorradares fueron ubicados en estos lugares y no en otros”.

Mencionó que hay un informe del Procurador General del Estado que establece que el contrato es nulo. Además, detalló que en el informe del Contralor del Estado se solicitó al Cabildo que revisara el contrato. “Presenté hace 10 meses a la Asamblea un proyecto para modificar los valores de las multas, pero no sería una solución porque seguiría recaudando altos valores por multas”.

El director de Tránsito y Movilidad del Municipio de Ambato, Paco Urrutia, dijo que los resultados por el funcionamiento de los fotorradares están a la vista, puesto que se logró bajar los índices de accidentabilidad en un 31%, en lo que va del año, y en relación con eal 2016.

Indicó que la recaudación en Ambato llega a USD 28 millones porque en Ambato funcionan ocho. Además, el número de habitantes y de vehículos es más grande.

Para la directora Financiera del Municipio de Ambato, Silvia Toaza, es verdad que la ANT entregó los datos de los montos por las infracciones de tránsito, sin embargo, no todos los recursos llegaron al Municipio porque hay conductores que cancelan las multas en uno o dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)