13 de noviembre de 2015 00:00

Polémica en Ambato por cambios en el desfile

Las bastoneras de la U. E. Bolívar de Ambato acataron las normas en el alto de sus faldas. Fotos: Glenda Giacometti/El Comercio

Las bastoneras de la U. E. Bolívar de Ambato acataron las normas en el alto de sus faldas. Fotos: Glenda Giacometti/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 163
Triste 3
Indiferente 5
Sorprendido 5
Contento 24
Modesto Moreta

El desfile por los 195 años de independencia de Ambato ayer (12 de noviembre) tuvo una connotación distinta. Una prohibición emitida por la Dirección Zonal del Ministerio de Educación de Tungurahua obligó a los estudiantes a no lucir atuendos con adornos ni entonar ritmos marciales.

Las marchas fueron reemplazadas con música nacional. Además, se habría ordenado que las bastoneras de las unidades educativas no lucieran faldas muy cortas. Sus blusas ya no contaron con adornos de cuerdas cruzadas y botones dorados en las pecheras.

Se eliminaron el kepi o gorro militar, las charreteras, mientras que los tacones de las botas o botines se redujeron de 10 a 8 centímetros de alto.

Todas estas disposiciones tuvieron que ser acatadas por Dayana I., estudiante de una unidad educativa tradicional de Ambato, pese a que no estaba de acuerdo. La joven pidió que le confeccionaran otro traje para así participar en el desfile. Su madre Rocío S., de 45 años, también mostró su enojo. Con voz fuerte dijo que no entendía por qué se decidió bajar el tamaño de las faldas hasta cerca de la rodilla.

“Es una actitud machista la adoptada por las autoridades, porque la integridad debe darse como educación en el hogar y en conferencias en los centros educativos. La integridad debe cuidarla uno mismo como mujer y no estoy de acuerdo con los cambios realizados”, aseguró Rocío.

María ha participado por cuatro años consecutivos como bastonera, por lo que cree que los cambios de este año a su uniforme le quitaron la elegancia que lo caracterizaba. “Sabemos cuidarnos solas y tenemos nuestros valores y principios inculcados desde el hogar”.

Esas nuevas disposiciones también molestaron a Andrés Pachano, intelectual ambateño. No está de acuerdo con “un cambio radical” en el desfile por los 195 años de emancipación política. “Eso opacó el fervor cívico y no enaltece esta festividad importante”.

Estudiantes de la U. E. CEBI también adaptaron las faldas e incluyeron un short al uniforme.

Estudiantes de la U. E. CEBI también adaptaron las faldas e incluyeron un short al uniforme.

Pachano dijo llamarle la atención el criterio de las autoridades del Ministerio de Educación de prohibir que las jóvenes bastoneras llevaran sus atuendos tradicionales y se rigieran otros parámetros. “Esa es una medida hipócrita al decir que se les quiere proteger su integridad. Es un criterio medio peregrino”.

Para Pachano también es injustificable que las bandas de paz de los centros educativos hayan reemplazado las marchas marciales y castrenses por música popular. Eso le quita solemnidad. “Todas estas medidas hacen que pierda importancia esta fecha”.

Maribel Guerrero, directora Zonal de Educación, dijo que los cambios dispuestos a los uniformes fueron mínimos, puesto que el desfile no tiene carácter militar, sino estudiantil. Además, las bandas de paz cambiaron las marchas militares por rítmicas.
“No hubo la disposición de bajar las faldas, fue una mala interpretación de un medio de comunicación. Lo que se dijo es que las faldas no sean demasiado altas, pero no hubo una disposición que se bajen las faldas”, aseguró Guerrero.

Johanna R., bastonera de una unidad educativa, también se opuso a los cambios. Para ella la eliminación de los adornos de los trajes convirtió a la vestimenta en simple. En ese criterio también concuerda Marco Núñez, maestro de la Unidad Educativa Atenas.

Él manifestó que para participar en el evento cívico por la independencia tuvieron que cumplir a cabalidad las disposiciones del Distrito de Educación. Eliminaron el kepi y la charretera del uniforme. “En las dos audiciones en las que participamos la observación fue en los ritmos y a los adornos del traje. También, en la falda de las bastoneras se bajó”.

La mañana fresca ayudó a los alumnos de las 36 unidades educativas a desfilar por 12 cuadras de la avenida Cevallos hasta la calle Francisco Flor, principales vías de la ciudad.

Los miles de jóvenes y familiares que asistieron al desfile aplaudieron a todas las instituciones educativas. Les alentaron con aplausos, arengas, serpentinas, papel picado y con el flamear de banderas de las instituciones educativas.

Las bandas de paz entonaron ritmos como ‘Ambato tierra de flores’, ‘Cuchara de palo’, ‘Altivo ambateño’, ‘Ambateñita primorosa’ y otras melodías tradicionales que alegraron a los asistentes. El desfile se inició a las 09:00 y finalizó a las 13:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (10)