22 de December de 2009 00:00

Los plazos y las cuentas de los bancos cerrados no cuadran

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

A 10 días de que se cumpla el plazo dado por el Presidente para cerrar 33 entidades financieras, aún no termina la conciliación de cuentas entre instituciones.

Solo 25 tienen listas las minutas de transferencia de  sus activos al Banco Central (BCE), el cual hasta ayer no tenía la resolución del  Directorio que avale el traspaso.
 
Hasta el 15 de noviembre  pasado se debía concretar el monto de pérdidas de cada banco para que  el liquidador  tome  a cargo los bienes de los ex accionistas.
 
En esta fecha también debía entregarse   la lista de administradores y empleados que hubieren causado perjuicio a las entidades.
 
De estos dos últimos trámites, la Veeduría Ciudadana no tiene “ninguna evidencia”, como tampoco de la información definitiva del proceso liquidatorio, señaló su presidente Gastón Bolaños.
 
No obstante, la Veeduría pidió a la Secretaría de los Pueblos que solicite a la Contraloría exámenes especiales a   la gestión de   liquidadores y administradores  que han participado  en estos 10 años.  
 
Lo que la Veeduría pudo constatar  hasta ayer es que persisten problemas, como  diferencias entre activos y pasivos, falta de registros contables y  bienes con prohibición de enajenación.
  
En el caso del Banco del Progreso, el déficit patrimonial bordearía  los USD 1 000  millones, según la liquidadora. Este monto pudiera  compensarse  con el remate de activos incautados al ex accionista, Fernando Aspiazu,  entre ellos la ex Categ,  con lo cual este rubro se reduciría un 50%.

A decir de Bolaños, el  ex accionista viene  insistiendo en que se concilien las cuentas entre lo que adeuda y el cobro a través de los bienes incautados, para conocer las cifras
definitivas. Pero no  existe tal conciliación entre   la liquidadora, la Superintendencia de Bancos (SBS)  y la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD).

Asimismo,  el 23 de junio pasado,  la AGD inició la acción legal en el Juzgado 23 de lo Civil de Guayaquil por USD 1 000 millones,  a fin de cobrar una  indemnización por daños y perjuicios derivados del delito de peculado al ex accionista. La Corporación Financiera Nacional (CFN) también  debe pronunciarse  sobre la cuantificación de sus  acreencias en este  banco. Otro inconveniente es que la Policía ocupa  un edificio de la entidad, pero desde hace seis años  adeuda USD 300 000, por lo que faltan coordinar acciones entre el Ministerio de Gobierno y la Policía. El Progreso  arrastra, además, 6 500 juicios.
 
Respecto a Filanbanco,  la liquidadora y la SBS no determinan la deuda real de los accionistas, pese a los continuos requerimientos de la Veeduría. Este banco tiene pendientes de pago 55 145 depósitos garantizados por USD 28,4 millones; otros 10 866 depósitos no garantizados que suman USD 285 millones.

Los gastos  anuales de saneamiento y liquidación  alcanzan los USD 37,6 millones en 10 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)