16 de mayo de 2017 00:00

San Francisco tendrá tres meses de cierres vehiculares

El Instituto de Patrimonio pidió a la empresa Metro de Quito que realice una propuesta para preservar los hallazgos de San Francisco. Foto: Archivo Vcente Costales/ EL COMERCIO

En San Francisco está planificado reubicar las instalaciones de ciertos servicios básicos. Luego se construirán los pilotes alrededor del perímetro de la estación para dar forma a las paredes y posteriormente se hará la losa de superficie .Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Quito

Desde la noche de ayer, 15 de mayo de 2017, un nuevo cierre se sumó a los seis que existen en Quito por trabajos para la construcción del Metro de Quito. Los trabajos para la construcción de la estación San Francisco cambiarán la movilidad por tres meses.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), los trabajos que se iniciaron en la Plaza de San Francisco se harán en dos frentes: uno en la calle Bolívar y otro en la Sucre. Esto ocurrirá en el tramo comprendido entre las calles Benalcázar y Cuenca.

Fausto Miranda, director de la AMT, señaló que por estos trabajos es necesaria una restricción vehicular en la calle Bolívar. ¿Cómo se altera la movilidad? Quienes circulaban por la calle Bolívar deben llegar hasta la Imbabura, luego girar a la izquierda hasta llegar a la calle Mideros y desde ahí retomar la Cuenca. Finalmente pueden bajar por las calles Mejía o Manabí.

Ese cierre provocó que los vehículos que circulaban por la Benalcázar, en sentido sur norte, hacia la Sucre y después a la Cuenca, tampoco puedan hacerlo por lo que la Sucre también luce sin vehículos.

Sandra Díaz suele cruzar por el centro histórico, hacia el sur, para llegar al sector de la 5 de Junio. Des hoy, ella planea salir más temprano. “Cada vez que hay un cierre en el centro es una locura. Menos mal me enteré a tiempo para tomar una ruta alterna”, comentó.

Según Mauricio Anderson, gerente de Metro de Quito, en San Francisco está planificado reubicar las instalaciones de ciertos servicios básicos. Luego se construirán los pilotes alrededor del perímetro de la estación para dar forma a las paredes y posteriormente se hará la losa de superficie.

La movilidad para los vehículos no es lo único que se altera. Los negocios que se ubican en los alrededores de la Plaza de San Francisco también se verán afectados por el cierre.

Solo en la cuadra de la calla Sucre, entre Benalcázar y Cuenca, hay al menos 18 locales comerciales. La mañana de ayer se reunieron con personal de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito para evitar una afectación mayor a las ventas que, dicen, ya decayeron con el inicio de la obra.

Jaime Cajilema es dueño de un local de ropa. Él mencionó que dese la semana pasada organizaron la reunión que se realizó ayer. Hasta uno de los locales en la calle Sucre llegaron quienes se consideran afectados. Allí pidieron que no se cierre la acera norte de esa calle porque los afectaría.

Cajilema contó que los funcionarios del Metro los escucharon y manifestaron que esa solicitud sería trasladada a las autoridades. Por ello, los comerciantes están a la expectativa de lo que pase.

El avance de la obra del Metro cambió la cotidianidad en varios puntos de la ciudad. A parte del nuevo cierre en San Francisco hay otras seis restricciones a las que los quiteños deben acostumbrarse.

Desde el norte hacia el sur de la ciudad, el primer cierre es en el sector de La Pradera. Allí está cerrado el carril derecho de la Eloy Alfaro, en sentido occidente- oriente, en el tramo entre la 9 de Octubre y Berlín. Según la información de la AMT, este cierre durará hasta mediados de junio próximo.

Más hacia el sur, otro cierre se registra en La Alameda. Está cerrada la av. Gran Colombia desde la calle Sodiro hasta la Miguel Espinoza. Allí está habilitado un carril para el transporte público y está previsto que los trabajos se extiendan hasta diciembre próximo.

En este punto concurrido del centro norte de Quito, los peatones se sienten afectados. “Antes en 15 minutos llegaba a la Universidad, ahora me demoro hasta 45 minutos y tengo que quedarme un poco lejos y caminar más de cinco cuadras. Además el tráfico en la calle Iquique se conflictúa mucho”, comentó Camila Quinteros, estudiante de Medicina de la Universidad Central.

En el Centro Histórico hay dos cierres. Uno es el de San Francisco que empezó ayer y otro en el Bulevar 24 de Mayo. En este último hay restricción entre la calles Benalcázar y Cuenca por 12 meses.

En el sur, La Magdalena es otro punto que tiene cierre por trabajos del Metro. El primero en la Rodrigo de Chávez, a la altura de la Chasqui y el segundo en la Chasqui, desde la Francisco Barba hasta la Galte. Ambos cierres se extenderán hasta finales de agosto de 2017.

Finalmente hay un cierre en el sector de la Morán Valverde. Allí también hay dos cierres. El primero en la Rumichaca, entre Morán Valverde y Pontón que se extenderá hasta fines de este mes. Otro cierre se efectúa en la intersección de la Rumichaca y Mororo. Este último se alargará por tres meses más ya que ahí se construye un pozo de ventilación como parte de la estación del Metro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)