30 de abril de 2015 09:31

La Plaza Grande es restaurada tras los daños que dejó la feria del 19M

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) dispuso la restauración del espacio patrimonial. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) dispuso la restauración del espacio patrimonial. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 76
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 9
Betty Beltrán

Los daños causados por la feria artesanal, efectuada el 19 de marzo del 2015 en la Plaza Grande, son remediados. El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) dispuso la restauración del espacio patrimonial. Este Diario constató la noche del 29 de abril del 2015 esas tareas.

 las 18:00 del miércoles 29 de abril del 2015, dos cuadrillas de obreros, contratados por el IMP, se empleaban a fondo. Arturo Toapanta colocaba resina en las planchas de granito en el centenario monumento a la Independencia, ubicado en la mitad de la Plaza Grande, en el Centro Histórico.

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) dispuso la restauración del espacio patrimonial. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

Esa tarea solo se puede hacer durante la noche, pues hay que lijar y el polvo que levanta puede molestar a los transeúntes que, durante el día, abundan en el lugar, decía Toapanta. "El trabajo es demoroso, ya voy cuatro noches, entre las 18:00 y 21:00, colocando resina en las planchas de granito".

En la Catedral Metropolitana, al costado sur de la Plaza Mayor, también se trabajaba intensamente. Allí estaba Nancy Román, especialista en trabajos en piedra. Ella y cuatro obreros más se esmeraban por restaurar las dos columnas del atrio de la iglesia, colocando pedazos de piedra faltantes, las cuales fueron sacadas durante la feria que se realizó en el lugar.

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) dispuso la restauración del espacio patrimonial. Foto: Betty Beltrán/ EL COMERCIO.

Los daños fueron constatados por las autoridades municipales a primera hora del día siguiente de esa feria. La mañana del viernes 20 de marzo parecía que un mercado había pasado por la Plaza de la Independencia de Quito. Restos de comida, cartones, tarrinas y basura estaban desperdigados sobre las piedras y jardineras (destruidas) del espacio patrimonial. El portal del Palacio Arzobispal había sido convertido en urinario.

Pero lo que más preocupó a Dora Arízaga, directora del IMP, fue el daño patrimonial; entre ellos, las fisuras en las piedras del piso de la plaza y en el granito del monumento a la Independencia; y los clavos en las piedras del atrio de la Catedral, para ubicar pancartas de la feria en las que se leía qué instituciones la habían organizado: Ministerio de Agricultura, Instituto de Economía Popular y Solidaria, etc.

Durante esa feria del 19 de marzo, se instalaron carpas con puestos de artesanías y comida -con cocinas y tanques de gas- sin permiso del Municipio de Quito. La medida coincidió con la marcha que la tarde de aquel 19M protagonizaran trabajadores, estudiantes y ciudadanos, en protesta contra el Régimen. Esta última manifestación también causó daños en la Plaza de San Francisco.

Según un documento de 30 páginas, elaborado por el IMP, la reparación de los daños de la Plaza Grande suma USD 4 000 y, la de San Francisco -incluidas las fachadas de la calle Guayaquil-, USD 4 500.

Este martes 28 de abril, contó Román, los restauradores intervinieron en la banca que da a la calle García Moreno, en la Plaza Grande. "Fue un trabajo arduo, desde las 18:00 hasta las 24:00", dijo. Se tuvo que desmontar toda la banca de tres metros de largo, y luego volverla a armar tras un tratamiento con resina especial.

En cambio, el lunes, agregó Román, se colocaron 32 rejillas nuevas sobre el piso del emblemático espacio de Quito. Las piedras fueron traídas de la Unidad de Patrimonio, en Quitumbe. Los trabajos de restauración continuarán en el transcurso de esta semana, a partir de las 18:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)