21 de diciembre de 2015 10:41

La pitbull Atena, que mató a un infante en febrero,  fue sacrificada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 199
Triste 34
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 99
Valeria Heredia

El caso de la perra Atena, una pitbull que mató a un niño el 28 de febrero de 2015, ya tuvo un desenlace. El animal fue sacrificado. Así lo indicó María Isabel Roldós, secretaria de Salud del Municipio de Quito.

La resolución fue dictada por un juez. "Esa instancia determinó que la perra es de un riesgo público, es decir que su nivel de agresividad era alto y se procedió al sacrificio del animal", indicó.

Además, Roldós comentó que la perra fue evaluada técnicamente. "La trató un etólogo y determinó cuán agresiva es. Posteriormente, el juez evaluó de forma independiente". El proceso se lo habría realizado en octubre pasado. Según la funcionaria se cumplió lo que dijo el juez. "Se la mantuvo con medidas precautelares. Pasó mucho tiempo y la perra sufrió. Ella también tenía derechos".

El caso de Atena despertó interés en la ciudadanía y en organizaciones encargadas de la protección de los animales. Se hicieron varias actividades como seguir el proceso legal para pedir la custodia del animal (rehabilitación). Por eso se le asignó un defensor público. Además se iniciaron campañas en redes sociales para sensibilizar sobre la importancia de los derechos de los animales. Estas actividades las realizó Protección Animal Ecuador, (PAE), organización que abanderó la defensa del animal. Ellos reiteraron que la pitbull habría sufrido el maltrato de sus dueños: encierros en un espacio pequeño, orejas cortadas... La perra en esas condiciones atacó y mató a un niño de 2 años.

Sin embargo, dejaron el caso para evitar que Atena sufra en el encierro en el que vivía. El can estaba en Urbanimal, ubicada en el sector de Carapungo, en el norte de la urbe. Fue puesta en cuarentena, es decir, estaba alejada de otros animales por su agresividad.

Carlos Realpe, coordinador de Bienestar en PAE, lamentó que el caso se haya alargado y terminado de esa manera. "Supimos que no iba a haber una sentencia a favor, es decir, sabíamos que no nos la entregarían para rehabilitarla. Por lo que decidimos separarnos. Lógicamente, el Municipio iba a tomar la decisión de la eutanasia".

Explicó que se le da poca importancia al tema de la rehabilitación de los animales que han sufrido maltrato. "Lo ideal es que las autoridades tomen con seriedad estos casos".

PAE, también, se separó del tratamiento de la Ley de Protección Animal, que se trataba en la Asamblea Nacional. Para Realpe, la normativa fue cambiada, por lo que se tomó esta decisión. "Actualmente, la ley está estancada. Nos retiramos del proceso, porque se tomaron únicamente unos artículos y se los puso en el Código Ambiental. Necesitamos que sea algo serio por el derechos de los animales", puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (7)